Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MIÉRCOLES 7 s 3 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero Ricardo Ortega: tres años sin respuesta Sentido de la vida y del sufrimiento Según las propias declaraciones de Inmaculada Echeverría, la enferma de distrofia muscular que ha pedido que se la desconecte del respirador que la mantiene con vida, lo que le hace sufrir más no es el dolor físico sino la soledad, el vacío y la opresión de no encontrar ningún sentido a su situación. Creo que ello explica la diferente actitud ante la vida de esta mujer y otros muchos enfermos en situación similar a la suya que luchan por seguir viviendo. Actualmente los cuidados paliativos consiguen eliminar prácticamente todos los sufrimientos físicos, pero no los morales y psicológicos. Estos requieren de otras personas- -familiares y amigos principalmente- -que ayuden al enfermo a sentirse acompañado, querido y útil para los demás. Pero sobre todo, a encontrar sentido a su dolor y a su vida. Cosa difícil por otro lado sin un mínimo de visión trascendente. Por supuesto que, ni yo ni cualquier otro, puede juzgar la actitud de Inmaculada dados sus condicionamientos, pero sí lamento que no haya encontrado a nadie que la haya ayudado a descubrir que, a pesar de su situación, vale la pena vivir. Lo malo es que una vez desconectada ya será imposible que lo descubra, y que su muerte puede contribuir a que otros enfermos tampoco lo descubran nunca. Marga Isern García. Barcelona CAÍN AMENAZA LA PROSPERIDAD ay quienes temen que el pudridero político termine por afectar gravemente a la convivencia y a la prosperidad. En Buenos Aires, La Nación describe una situación política de rara violencia permanente: La tensión crece nuevos peldaños En Burdeos, Sud Ouest continúa: El caso Juana Chaos toma el giro más delicado para España Por vez primera, el PP convoca manifestaciones en Madrid y las capitales de provincias y describe una situación ensombrecida por la violencia urbana. Uno de los más severos análisis de fondo sobre la crisis precipitada por la política antiterrorista de Rodríguez Zapatero lo firma Leo Wieland en la primera página de Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) que parte de una constatación atroz: destruido, pisoteado, envenenado el difunto espíritu de la transición, un aliento glacial ha desenterrado los más negros fantasmas de nuestra historia contemporánea, las dos Españas de la guerra civil El corresponsal de FAZ compara la concordia de la transición con una gran coalición de las grandes fuerzas democráticas. Hecho añicos aquel momento histórico, FAZ teme que España sea víctima de fuerzas centrífugas de la naturaleza política más endemoniada. En primer lugar, FAZ recuerda los meandros políticos que terminaron por desenterrar los más lúgubres y viejos fantasmas de los tiempos de la Dictadura franquista, con unas consecuencias pavorosas: guerras de esquelas y de tumbas, cuando no han dejado de crecer las diferencias más atroces en materia antiterrorista. FAZ subraya una y otra vez palabras como héroes y mártires en un contexto dominado por la marea negra terrorista, con sus múltiples frentes de tensión envenenada. El matutino alemán de referencia recuerda que el consenso de la transición echó los fundamentos del milagro económico y la reinserción de España en la escena internacional. Leo Wieland termina preguntándose si, en definitiva, la continua erosión y enfrentamientos políticos no pudieran terminar por amenazar esos fundamentos de la prosperidad nacional. H El 7 de marzo de 2004 a nuestro amigo y compañero Ricardo Ortega le arrebataron la vida en Puerto Príncipe (Haití) Tres años después, las circunstancias de su muerte continúan sin aclararse. Se dijo que pereció por los disparos de un grupo de partidarios del derrocado presidente Aristide. Sin embargo, algunos testigos aseguran que los disparos procedían de un vehículo del ejército estadounidense. Aquel 7 de marzo, Ricardo cubría para Antena 3 TV una manifestación que terminó en disturbios. La noticia de un periodista herido le condujo hasta un callejón en el que se refugiaban otros reporteros. Pidieron ayuda a la embajada de EE. UU. Casi una hora más tarde, el sonido de los vehículos pesados les alertó de que la ayuda había llegado. Ricardo salió a comprobarlo y, en ese mismo momento, mientras gritaba están aquí un disparo le hirió de muerte. Su propia cámara de vídeo recogió la trayectoria de la bala. A pesar de los esfuerzos de la familia de Ricardo Ortega por aclarar lo ocurrido, la investigación sigue estancada. Solamente saben que se ha tomado declaración a algunos testigos que afirman haber visto disparar a los soldados norteamericanos y que el juez que lleva el caso aún no ha tenido acceso al certificado de defunción ni a los informes policiales. Varios ministros del Gobierno actual se comprometieron con la familia de Ricardo en hacer todo lo posible por aclarar el asunto, pero pasan los años y apenas se avanza. No queremos que esta muerte, al igual que las de tantos otros periodistas, quede impune. Por el bien de la información, por los padres, hermanos y amigos de Ricardo Ortega, y por su memoria. Compañeros de Ricardo Ortega Antena 3 TV realidad. No resulta creíble que una mayoría tan amplia responda únicamente a la base social del partido de la oposición que, por otra parte, es presentado desde el PSOE como un partido de la derecha más extrema, en cuyo seno surgen tendencias golpistas y antidemocráticas. La realidad es que nunca en la historia de nuestra democracia, un gobernante había tomado una decisión sometiéndose a un chantaje de los terroristas. Zapatero lo ha hecho, por encima del criterio y de la voluntad de la inmensa mayoría. Son él y su Gobierno, no la oposición, los que tienen que dar una respuesta. La sociedad ya la está dando espontáneamente desde que conoció la noticia de la excarcelación del terrorista, y a buen seguro la seguirá dando masivamente en la manifestación del próximo sábado. Teresa Rodrigo Contreras Madrid asesinados por el etarra De Juana ante la concesión repulsiva y cobarde del Gobierno, por muchas razones que ponga, de ceder al chantaje y coacción de este asesino, quien debería pagar hasta el último día lo que ha hecho. Nunca debieron rebajar su pena y, mucho menos, demostrar ahora esta debilidad. La mayoría de los españoles estamos dolidos e indignados ante esto. Las víctimas no se merecen este trato. Ojalá pudieran seguir viviendo. Señores del Gobierno, un respeto, al menos, hacia ellos. Maite López de Hierro Madrid Mi gran pregunta ¿Cómo explico a mis hijos que este asesino, De Juana Chaos, está viviendo en la gloria, comiendo, disfrutando de su novia, amigos y familiares, y brindando por las muertes que ha cometido? ¿Cómo explicarles que ha sido el propio Gobierno el que así lo ha decidido y que además, ha dicho que no pretende que los ciudadanos lo entendamos? No tengo argumentos legales, morales o de otra índole para explicar a mis hijos esto que acabamos de vivir. Sólo ante esta situación me caben los insultos y el explicarles que jamás voten a gobiernos que les traten de idiotas o que se justifiquen diciendo que otros también lo hicieron, porque esos gobiernos no saben por dónde se andan, son débiles ante los injustos, injustos con los justos; pero sobre todo, no son españoles. Señor Zapatero, si usted quiere hacer una república de España lo podía haber dicho en su programa electoral. Yo hoy, si cabe, soy un poco más radical, más extremista y más española que nunca, y eso se lo debo a usted. Luisa M Muñoz González Toledo ¿Respeto a la vida? No es por miedo ni por debilidad; es por el valor supremo de la vida ha dicho estos días Zapatero con su campanudo estilo para las ocasiones comprometidas. Las razones humanitarias para excarcelar a De Juana suenan a cuento chino cuando vemos que el sanguinario pistolero retozaba en el hospital con su pareja y sale después por su propio pie. Si fuera verdad que Zapatero respeta la vida, ¿estará dispuesto a sacar presos terroristas cada vez que secuestren y amenacen con matar a un ciudadano? ¿Piensa modificar la actual ley del aborto que ha asesinado a 91.000 criaturas en el año 2006? Además, ¿piensa Zapatero cambiar la ley de reproducción humana asistida que permite acabar con miles de embriones? Que nadie piense pedir coherencia a este presidente del Gobierno. María L. Aparicio Valencia Quisiera unirme con estas líneas, una vez más, a las familias de los veinticinco mártires ¿Hay justicia en España? La respuesta de la sociedad La manifestación que ha convocado el Partido Popular para el próximo sábado, bajo el lema España por la libertad; no más cesiones a ETA no quiere ser una manifestación partidista. Su objetivo es compartido por la gran mayoría de la sociedad española, incluyendo a muchos votantes del Partido Socialista. Este fin de semana hemos podido leer en la prensa que dos de cada tres españoles se oponen a la decisión política tomada por el Gobierno. Harían bien los dirigentes socialistas en tomar nota y no volver la espalda a la