Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6- -3- -2007 La cantante Kylie Minogue ha inspirado la nueva colección de baño de H M 93 Carlos de Inglaterra podría declarar en el juicio de Diana LONDRES. La juez que instruye el proceso por la muerte de Diana de Gales y Dodi Al Fayed, Elizabeth Butler- Sloss, aseguró ayer que no ha recibido ni la más mínima prueba que avale la existencia de una posible conspiración para matar a la pareja. La juez hizo esas afirmaciones tras la presentación de los argumentos legales en la segunda vista preliminar sobre el caso, que comenzó ayer en el Tribunal Superior de Londres, informa Efe. El millonario egipcio Mohamed al Fayed, padre de Dodi, siempre ha sospechado que los poderes del Estado británico estuvieron implicados en el suceso. A la petición de la juez de alguna prueba que apoye esas alegaciones, el abogado del millonario egipcio, Michael Mansfield, respondió que esas pruebas existen y ya están en su poder. En la audiencia de ayer, durante la que inicialmente se iba a decidir el alcance de la investigación y determinar qué testigos serían convocados, se discutió sobre todo cuándo debía comenzar y dónde debía celebrarse la instrucción del caso, teniendo en cuenta la cantidad de periodistas, abogados y ciudadanos que podía congregar. Al Fayed quiere que presten declaración tanto el Príncipe Carlos, ex marido de Diana, y el marido de la Reina Isabel II, el príncipe Felipe de Edimburgo, convencido de que fue éste último quien orquestó un complot para acabar con la vida de la princesa de Gales y de su hijo. La investigación judicial contará con un jurado, tras el fallo de la semana pasada del Tribunal Superior de Londres. La corte dictaminó que la juez instructora no podrá presidir el proceso en solitario y además sin jurado, como había reclamado Al Fayed. EN SU PUNTO Beatriz Cortázar A ORTEGA CANO LE QUIEREN AMARGAR Un cartel colgado en el Tribunal Supremo pide justicia y verdad AP Penélope Cruz, Almodóvar y Guillermo del Toro, premios Fotogramas MADRID. Penélope Cruz recogió anoche en Madrid el Fotogramas de Plata 2006 a la mejor actriz de cine por Volver Los galardones, con sus 57 años de historia, están considerados entre los más importantes por los actores, ya que parten de una votación de los lectores de la publicación y de los críticos. Estos últimos votaron ex aequo a El Laberinto de Fauno y a Volver como mejor filme. José Luis López Vázquez obtuvo el especial homenaje. Penélope tuvo a dos finalistas importantes en la terna: Maribel Verdú El laberinto del fauno y Carmen Maura, también por la película de Almodóvar. El resto quedó como sigue: Actor: Juan Diego Vete de mí actriz de TV: Chiqui Fernández Mujeres actor, Arturo Valls Camera café actriz de teatro, Marisa Paredes Hamlet y actor, Eduard Fernández Hamlet ambos dirigidos por Lluís Pascual. Los padres, en Santander el día que anunciaron el embarazo EFE Luis Alfonso de Borbón, padre de una niña que se llamará Eugenia ABC MADRID. Los duques de Anjou, Luis Alfonso de Borbón y Margarita de Vargas Santaella, han sido padres de una niña, su primogénita, que recibirá el nombre de Eugenia. El nacimiento tuvo lugar en una clínica del Estado norteamericano de Florida, según informó anoche el propio duque a la agencia Efe. La pequeña nació a las seis de la tarde de Florida (medianoche en España) pesó 3,700 kg y y midió 52 centímetros. El alumbramiento se realizó mediante cesárea y tanto la madre como la hija se encuentran en perfecto estado, dijo Luis Alfonso de Borbón a la agencia. El hijo del fallecido duque de Cádiz- -primo del Rey- -y de Carmen Martínez Bordiú- -nieta del general Franco- -contrajo matrimonio con Margarita de Vargas el 6 de noviembre de 2004. Penélope Cruz, anoche A. DE ANTONIO en Madrid ue la víspera de su vuelta a los ruedos, pero fue también una casualidad que José Ortega Cano se enterara del último numerito que había montado en los platós un ex empleado que tuvo en su finca la Yerbabuena durante los meses que estuvo en Houston volcado en el cuidado de su mujer, Rocío Jurado. Mientras el diestro se disponía a vestirse su traje de luces en negro y azabache, alguien que estaba cerca comentó lo inoportuno de esas declaraciones, que únicamente querían amargar la vuelta del torero a su espacio natural, la plaza de toros. Se daba por sentado que Ortega estaba al corriente, sin imaginar que el diestro a lo que estaba era a su regreso, a su entrenamiento y concentración, y con toda la ilusión del mundo, dispuesto a retomar una carrera que nunca dejó del todo, por lo menos, en lo que a sentimiento toca. Pero a Ortega nadie la amarga la Fiesta y mucho menos con la eterna cantinela que el mayoral ya había comentado meses atrás y que ahora recupera. Cuando se lo dijeron no se extrañó puesto que ya sabía de quién hablaban e hizo lo que se recomienda en estos casos, que para algo tenía cerca a su abogado, Marcos García Montes- -uno de los pocos afortunados en acompañarle durante esa ceremonia que precede a su salida a la plaza- y es encargarle que tome las medidas legales necesarias. De ahí que García Montes ya prepare la querella criminal que presentará en cuestión de días ante los juzgados y que va acompañada de una petición de medidas cautelares para evitar más capítulos de esta historia. Pero insisto que a Ortega nadie le amargó su vuelta. En el altar que improvisó en su habitación del hotel Heredero en lugar de honor puso la foto de Rocío Jurado junto a la de sus hijos y sus padres. Acompañado de sus seres queridos se encomendó a Dios y salió feliz. F