Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL MARTES 6 s 3 s 2007 ABC Las encuestas electorales no prevén cambios en el mapa político del Ulster Todo apunta a que los unionistas del DUP y los republicanos del Sinn Fein seguirán siendo las fuerzas mayoritarias EMILI J. BLASCO ENVIADO ESPECIAL BELFAST. Las elecciones de mañana en Irlanda del Norte no modificarán el mapa político, según predicen las encuestas. Aunque éstas no son muy fiables en el Ulster, todo indica que los unionistas del DUP y los republicanos del Sinn Fein seguirán siendo las fuerzas mayoritarias entre protestantes y católicos, respectivamente, repitiendo la posición alcanzada en los comicios de 2003, cuando ambos desbancaron a los moderados UUP y SDLP. Se descarta que el Sinn Fein gane los comicios, pero los dos grandes partidos católicos sumados podrían superar por primera vez a las dos principales formaciones protestantes, lo que no tendría consecuencias institucionales, dada la requerida colaboración entre las fuerzas mayoritarias de ambas comunidades. El resultado de hace más de tres años puso frente a frente al DUP del reverendo Ian Paisley y al brazo político del IRA y abocó el Ulster a un callejón sin salida del que, curiosamente, una repetición del resultado debería aportar la solución. El escepticismo de la población sobre la exigida colaboración de los dos partidos para formar Gobierno y la extendida sensación de que se trata de unos comicios en realidad innecesarios hacen prever una alta abstención. De acuerdo con la última encuesta realizada, publicada este fin de semana por el Belfast Telegraph el Partido Democrático Unionista (DUP) puede obtener el 25 por ciento de los votos, y el Sinn Fein el 22 por ciento, lo que supone un mínimo descenso de las posiciones alcanzadas en 2003 (25,6 y 23,5 por ciento, respectivamente) Se registra una recuperación del católico Partido Social Demócrata y Laborista (SDLP) que podría subir del 17 al 20 por ciento, y un nuevo decenso del Partido Unionista del Ulster (UUP) que en 2003 ya perdió la primera posición al caer al 22,7 por ciento y ahora podría quedar como cuarta fuerza con el 16 por ciento. Si estos pronósticos se cumplen, los dos partidos católicos reunirían un 42 por ciento de los votos, frente al 41 por ciento que sumarían los dos protestantes, si bien también existen otras formaciones menores unionistas. Todo parece indicar que el desmoronamiento del UUP, en su día liderado por David Trimble, que presidió la Asamblea de Irlanda del Norte desde su creación en 1998 hasta que fue disuelta en 2002, puede alimentar tanto los votos del DUP (a su vez Paisley puede perder hacia el aún más radical UKUP de nueva aparición) como de la Alianza. Precisamente se cuenta con un aumento de partidos como la Alianza y los Verdes, a los que la encuesta otorga un 9 y un 3 por ciento. Por otra parte, el sondeo indica que dos tercios de la población dudan de que Ian Paisley y el número dos del Sinn Fein, Martin McGuinness, escogidos por sus partidos para encabezar el Gobierno, puedan ponerse de acuerdo para compartir el mando como presidente y vicepresidente. posiciones, las elecciones en realidad no serán más que un trámite que dará paso al verdadero examen: el 13 de marzo deberían producirse las nominaciones de Paisley y McGuinness para encabezar el nuevo Gobierno y éste tendría que estar constituido el 26 de marzo, lo que daría lugar a la restauración de la autonomía. La cuestión es si el imposible compromiso entre ambos partidos antes de las elecciones será posible tras los comicios de mañana, cuando sólo habría mediado una repetición de los resultados. El DUP podría presentar un triunfo como el aval necesario para dar ese paso, pero también como una renovada responsabilidad ante su electorado para realizar mayores exigencias. Escisiones más radicales A medida que los dos partidos extremos del espectro político norirlandés, el DUP entre los protestantes y el Sinn Fein entre los católicos, han ido avanzando hacia un compromiso, las posiciones más radicales las han tomado sendas escisiones testimoniales. El ex dirigente del DUP Robert McCartney ha creado el UKUP y se presenta personalmente en seis circunscripciones, algo cuestionado legalmente, para denunciar la traición que está a punto de ejecutar el reverendo Paisley mediante un posible pacto con el Sinn Fein. Por su parte, el brazo político del IRA Auténtico, el Sinn Fein Republicano, presenta seis candidatos para captar el voto de quienes rechazan el último paso dado por la formación de Adams de reconocer la Policía. Es improbable que alguno de los dos partidos obtenga escaño. Autonomía Los ciudadanos se dividen al 50 por ciento sobre la posibilidad de que las elecciones den paso a la restauración de la autonomía. Si como todo parece, el DUP y el Sinn Fein repiten sus Incertidumbre Manifestantes y policías permanecieron ayer viendo el derribo de la polémica Casa de la Juventud de Copenhague REUTERS El derribo de la casa okupa de Estocolmo liberó amianto tóxico CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. Cuando parecía que las peleas y los salvajes enfrentamientos entre la policía danesa y los jóvenes okupas de la Ungdomshuset o Casa de los Jóvenes de Copenhague habían terminado, el edificio ha vuelto a saltar a la más oscura actualidad cuando, al comenzar a derribarlo, su estructura ha comenzado a liberar una venenosa nube de amianto. Tras cuatro días de batallas campales, el Ayuntamiento de la Villa decidió derribar el inmueble. A las ocho en punto de la mañana las excavadoras comenzaban su labor, pero tan solo un cuarto de hora más tarde, un representante sindical, papeles en mano, paró las obras porque el derribo no era jurídicamente aceptable pues el polvo de los escombros era muy peligroso Se trataba de amianto, un elemento altamente nocivo y cancerígeno. Durante dos horas se pararon las obras hasta que Freddy Ryder Haugen, experto del Ayuntamiento de Copenhague, ordenó finalizar el derribo, bajo la responsabilidad del consistorio. Se llevaron grandes mangueras que vertieron agua sobre el derribo durante todo el proceso para evitar el traspaso del amianto al aire. mientras más de dos centenares de descontentos vigilaban con aire amenazante el cordón policial mientras insultando a los obreros que derribaban el centro. Los agentes, armados con cascos y escudos, estaban preparados para todo. Algunos jóvenes, cansados luchar y sin dormir durante los últimos cuatro días colocaron flores alrededor del círculo policial. ABC. es Galería de imágenes en: www. abc. es internacional