Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MARTES 6 s 3 s 2007 ABC Florentino Portero Ocho muertos en un choque entre una avioneta y un helicóptero en Austria A. S. S. CORRESPONSAL VIENA. Un accidente aéreo entre un helicóptero y una avioneta de recreo causó ayer la muerte a ocho personas cerca de la estación alpina de Zell am See, en la ciudad austriaca de Salzburgo. El choque, del que aún no se han aclarado las causas, se produjo sobre las once de la mañana y provocó el incendio y la caída de las dos aeronaves. Tanto el helicóptero, un Super Puma perteneciente a una empresa suiza, como la avioneta de marca Katana quedaron totalmente destrozados. Los fallecidos son cinco suizos, un francés, un alemán y un austriaco. Según la radio austriaca ORF, las condiciones meteorológicas en la zona eran buenas. La avioneta había despegado desde el aeropuerto de Zell am See y el helicóptero provenía de la cercana localidad de Kaprún. Poco antes del choque, el piloto del Super Puma había anunciado su intención de cruzar el espacio aéreo de la región en dirección norte. LA OFENSIVA TALIBÁN ada hay más instructivo que un fracaso. Tras una derrota militar resulta inevitable reflexionar sobre lo ocurrido y extraer nuevas lecciones. Los talibanes murieron de éxito tras derrotar a la Unión Soviética en sus momentos finales, gracias a una estrategia clásica de guerra de guerrillas. Cegados por el éxito y por el fanatismo religioso no supieron valorar las amenazas norteamericanas y sufrieron una derrota tan fulminante como humillante. Tras años de tranquila reflexión en las montaña están demostrando su capacidad de adaptación a un nuevo entorno y, definitivamente, han tomado la iniciativa. La opción asumida es una combinación de la empleada contra la Unión Soviética- -guerrilla y emboscada- -con la terrorista, desarrollada en Palestina y Líbano y exportada con éxito a Irak. Las fuerzas allí presentes saben que se exponen a un ataque mientras patrullan con sus vehículos por cualquiera de las carreteras del país y también que en los centros urbanos y acuartelamientos coches bomba o suicidas tratarán de provocar el mayor daño posible. Las acciones urbanas tienen siempre a los civiles como rehenes. Si el enemigo está dentro hay que entrar a buscarlo o renunciar a ello con todas sus consecuencias. Si se dispone de una inteligencia de calidad y capacidad para actuar con celeridad, caso de Israel, se puede intervenir limitando el número de bajas inocentes. Cuando no se dan estas condiciones, caso de Afganistán, el riesgo de confundir civiles con talibanes es altísimo, lo mismo que el número de bajas inocentes. Los talibanes saben que el campo de batalla real es el mediático. En Occidente la gente no tolera ver imágenes de muertos inocentes por fuego de la OTAN y, más tarde o más temprano, le retirará su apoyo. Ya han descontado su triunfo en Irak. La fruta está madura. Ahora toca Afganistán. Afrontan la nueva campaña con optimismo. Las fallidas reuniones de la OTAN, la falta de solidaridad y la limitada operatividad del destacamento les anima a seguir adelante. Saben que pueden ganar. N Sarkozy visitó ayer Marsella, donde pronunció un discurso sobre el control de la inmigración REUTERS Fuego político cruzado en Francia por la crisis de Airbus Los candidatos a la presidencia proponen sus alternativas para salvar a la emblemática compañía aeronáutica JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARIS. La crisis de fondo del grupo Airbus, el histórico bastión de la aeronáutica europea, víctima de las disputas políticas franco- alemanas, se ha convertido en un envenenado motivo de campaña presidencial, dejando al descubierto enfrentamientos y concepciones que multiplican los motivos de incertidumbre. La dirección empresarial del grupo insiste, desde hace semanas, en los vicios de las intromisiones políticas en la gestión de un grupo que, durante varias décadas, fue el símbolo más llamativo de los antiguos triunfos de la cooperación industrial europea. El agravamiento aparente de la crisis del grupo, con el anuncio del despido de 10.000 trabajadores en varios países europeos se ha transformado en arma política arrojadiza, de imprevisible alcance. Ségolène Royal discutirá hoy el problema con la canciller de Alemania, Angela Merkel. La candidata socialista avanzó hace días la proposición más espectacular y problemática: la entrada de ocho regiones francesas en el capital y posible gestión de los Länder alemanes. Proposición que pone los pelos de punta a unos gestores empresariales que ya tienen muchos problemas con intentar poner de acuerdo a sus primeros accionistas, Francia y Alemania. Nicolas Sarkozy oscila entre la prudencia y el voluntarismo, sin atreverse a tomar posiciones muy radicales. En el terreno de los principios, el candidato conservador estima que ni los Estados ni los gobiernos suelen ser los mejores gestores. Alusión que pudiera sugerir una visión liberal de la crisis de Airbus, favorable, quizá, a una gestión puramente empresarial. Sin embargo, Sarkozy añade que Francia no debe dejar caer la empresa, sugiriendo nuevas aportaciones de fondos estatales, a través de un gran pacto entre accionistas (estatales) François Bayrou, candidato centrista, denuncia como totalmente irrealista la proposición socialista de una incorporación de ocho regiones francesas en el capital de Airbus. Y defiende la postura de un Estado responsable Púdica fórmula para sugerir nuevas aportaciones de capital, con nuevo reparto de influencias entre Francia y Alemania. Por su parte, Dominique de Villepin, primer ministro en funciones, hasta mediados de mayo, afirma que el Estado francés está dispuesto a nuevas ampliaciones de capital. ¿Qué peso tiene esta proposición cuando Francia cambiará de presidente. Promesas inciertas Triunfo de la coalición de Gobierno en Estonia y avance ultranacionalista RAFAEL M. MAÑUECO MOSCÚ. Las dos formaciones gobernantes en Estonia, el Partido de las Reformas (centro- derecha) y el Partido del Centro (centro- izquierda) coaligadas desde hace dos años, han obtenido en las legislativas del domingo el 27,8 y el 26,1 por ciento de los votos respectivamente. Tal resultado entra dentro de los pronósticos, pero no el espectacular ascenso del ultraconservador bloque nacionalista Pro Patria- Res Publica (17,9 por ciento) Tanto es así, que la actual coalición de Gobierno podría irse al garete. El primer ministro estonio, Andrus Ansip, líder del vencedor Partido de las Reformas (31 escaños) declaró que podría romper su alianza con el Partido del Centro (29 escaños) y formar una nueva con Pro Patria- Res Publica (19 escaños) y la Unión del Pueblo (6 escaños) Si así fuera, las relaciones con Rusia podrían empeorar todavía más. Las negociaciones para formar un nuevo Gabinete durarán un mes. Ségolène Royal propone la entrada de ocho regiones francesas en el capital y la gestión de la empresa Mientras tanto, los sindicatos anuncian posibles manifestaciones de protesta contra los 10.000 despidos anunciados. Jacques Chirac y Angela Merkel negociaron en su día un reparto equitativo del costo social de la reforma Por su parte, la dirección de Airbus está obligada a no precipitarse, a la espera de unas elecciones presidenciales que pudieran modificar la parte política y diplomática del problema. De entrada, los sindicatos contemplan con reserva el aventurerismo regional de Ségolène y se dicen tranquilizados por las proposiciones, en suspenso, de los candidatos centrista y conservador. Sin embargo, a estas alturas de la campaña, la politización extrema de la crisis de Airbus confirma la incertidumbre. En un terreno industrial tan complejo, es fácil hacer promesas, que será difícil cumplir, cuando la gestión del grupo Airbus reclama decisiones rápidas, que ningún candidato podrá confirmar inmediatamente.