Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MARTES 6 s 3 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero El fraude penitenciario del Gobierno Iniciativa popular Han pasado más de veinte años desde que una bomba asesina, activada por miembros de la banda criminal ETA, segara la vida de doce guardias civiles en la madrileña plaza de la República Dominicana. Vivo cerca de ese lugar y ni una sola vez que paso por allí dejo de recordar a esos jóvenes héroes, mártires de la democracia, que en la flor de la vida perecieron víctimas de una brutal y despiadada acción terrorista. Uno de los autores de sus muertes, el etarra Juan Ignacio de Juana Chaos, está ahora tratado con guante de seda por el Gobierno del señor Rodríguez Zapatero. Resulta, por ello, doloroso que en más de dos décadas, en las que tristemente el fenómeno nauseabundo del terrorismo no ha dejado de golpearnos reavivando siempre los recuerdos más tristes, ninguna autoridad o estamento, ni el Ayuntamiento de Madrid, ni la Comunidad, ni el Ministerio del Interior ni el propio Gobierno de la nación, hayan tenido iniciativa alguna destinada a recordar el martirologio ocurrido en esa plaza, ni siquiera hay una placa. Ha tenido que ser la espontaneidad popular la que, en una soleada mañana de domingo de marzo, inundara el lugar de ramos de flores evocando los nombres de los mártires y perfumando su gloria. Es desalentador que mientras tanto el Gobierno ande tan preocupado por la salud del, asesino del que todos conocemos, por desgracia, el nombre ¿Cómo se llamaban aquellos doce guardias civiles asesinados? Paulino Baena Díaz. Madrid EL CRISPADOR Y SU CORTE adie sabe hacia dónde vamos, pero nadie duda de que la política antiterrorista gubernamental crispa la política y divide a la sociedad. Periódicos tan distintos y alejados, geográficamente, como El Mercurio, en Chile, y Der Standard, en Austria, resumen la situación española con el mismo titular: Los españoles rechazan la decisión de Zapatero El Standard insiste en la instrumentalización gubernamental de una decisión política que precipita enfrentamientos políticos y sociales de tamaña gravedad. En México, el Excelsior pone el dedo en la llaga deun presidente del Gobierno que se escuda en su vicepresidenta y su ministro del Interior. En París, International Herald Tribune se limita a acumular datos estadísticos de la misma cuestión de fondo: la muy alta hostilidad popular contra las concesiones gubernamentales a ETA. En Alemania, Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) publica una crónica titulada: Furia contra Zapatero. La liberación de etarras encoleriza a los españoles FAZ describe la situación española con matices que ponen los pelos de punta para un alemán medio: un jefe de Gobierno (Zapatero) tratado de fascista y terrorista por manifestantes encolerizados, cuando el periódico pone muchas comillas para tratar a De Juana Chaos de héroe cuya victoria empeña la credibilidad gubernamental. En Marruecos, Al Bayane, prefiere avanzar un punto que considera positivo de las relaciones hispano- marroquíes: Marruecos y España tienen que hacer frente común y coordinar sus esfuerzos contra el terrorismo En Argelia, sin embargo, L Expression advierte que España corre el riesgo de dar otro paso en falso A juicio de L Expression, la venta de blindados españoles a Marruecos, con el pretexto de apoyar la autonomía saharahui corre el riesgo de provocar nuevos y ensangrentados problemas. En Bélgica, RTL destaca un sondeo que sitúa a España muy a la cola europea en materia de natalidad, cuando uno de los grandísimos problemas continentales es un envejecimiento que pudiera costar caro a las sociedades que no crecen demográficamente. N Como funcionario de prisiones ya jubilado, circunstancia que me reconforta por no tener que presenciar en activo el más espantoso agravio comparativo que jamás pude imaginar como funcionario durante tantos años de servicio, he visto condenas absolutamente desproporcionadas en los presos comunes por hurto e incluso por robos con intimidación. Todo es pecado venial comparado con la monstruosidad de asesinar a 25 personas con premeditación, alevosía y manifiesta satisfacción. El Gobierno no ha dudado en mancillar el prestigio de la Institución Penitenciaria, ni a sus funcionarios, que tendrán que seguir denegando a los internos cualquier petición que no se ajuste al reglamento penitenciario. El Gobierno lo ha hecho con un flagrante fraude de ley del artículo 100.2, como publicó este diario. La huelga de hambre es una falta grave que no merece premio, sino sanción. El artículo 100.2 se aplica a los penados cuando de manera inequívoca se encuentran en estado terminal, claramente inapropiado para la práctica del sexo. J. M. G. Reinoso Madrid Y yo me pregunto... He oído decir a la señora vicepresidenta, con esa voz cariacontecida que usa cuando sabe que sus argumentos tienen poco peso, que para el Gobierno la vida está por encima de la muerte. Y yo me pregunto, ¿qué pasa con la ley del aborto, con los que no nacen porque se les mata en el seno materno? ¿O con los que deciden que se les dé muerte porque no soportan la vida que llevan? ¿Esas vidas no le importan al Gobierno? Pues vaya credibilidad la suya, vaya coherencia, vaya unidad de criterio. También le he oído decir que es una obscenidad por parte de la oposición convocar una manifestación ciudadana para protestar por una decisión del Gobierno, ¿qué pasa? ¿Sólo cuando la oposición la ejerce el PSOE se pueden convocar manifestaciones sin caer en obscenidades? Pues vaya credibilidad la suya, vaya coherencia, vaya unidad de criterio. También ha dicho, como si de una niña del colegio se trata- ra, toda ufana y con la voz henchida, que el líder de la oposición es el menos valorado. ¿Sí? Pues entonces, ¿por qué le escuece tanto que convoque manifestaciones? ¿Por qué el líder menos valorado es el que más gente saca a la calle? Pues sí que es usted poco consecuente y poco coherente con los valores democráticos. Cristina Baillo Calvo Madrid Mamá, que soy niño Resucita el bueno de Miguel Gila cuando escucho la noticia de una norteamericana que, debido a sus problemas de obesidad, no se ha enterado de que estaba embarazada. Gila contaba que tenía que haber nacido en diciembre, pero le venía mal a sus padres y se esperó a agosto, con todo el calor; nació solo y no estaba su madre en casa, por lo que le tuvo que dar de merendar la vecina... sonaba exagerado en los tiempos que yo escuchaba estos monólogos míticos. La estancia de este niño nor- Los ciudadanos de a pie, la buena gente de cualquier signo, somos de natural acomodaticio, y nos cuesta abandonar la molicie para echarnos a la calle a manifestarnos. El señor Zapatero, con sus continuos y calculados intentos de dividir a los españoles, está logrando lo que ni el más optimista pudiera pensar: que los españoles recordemos que somos españoles y que tenemos un himno y una bandera que nos aglutina, a pesar de las diferencias políticas que podamos tener, y que salgamos a la calle a manifestarnos. Y no caiga en el recurso fácil, que tanto utiliza, de echar la culpa al PP, pues es usted, señor presidente, quien está consiguiendo que triunfen estas convocatorias, ya que es usted y no el PP o la AVT quien, con su desconcertante proceder, nos está empujando a salir a la calle a manifestarnos, cosa, por otra parte, totalmente legal y democrática, como dice la señora vicepresidenta De la Vega al referirse a la redención de De Juana Chaos. José L. García Palencia Enhorabuena, señor Zapatero teamericano en el vientre de su madre fue confundido por ésta con un dolor de tripa. Más que romper aguas, esta mujer rompió el sentido común. No deja de sorprender hasta qué punto puede llegar el despiste, la dejadez o todo eso unido para no percibir que una mujer está embarazada. Carezco de experiencias en las transformaciones que sufre una mujer embarazada, pero entre lo de esta madre y la del Reino Unido que tiene a un niño bien hermoso esto de la maternidad va a tener que ser con examen psicológico previo. Como decía Gila: que sea la última vez que naces solo. Ignacio Caballero Botica Madrid La situación empeora No recuerdo quién dijo que era mucho peor para un país una elección sin representación que una representación sin elección. Creo que el Gobierno de España no representa a la mayoría de sus habitantes. Las últimas declaraciones de el ex presidente del Gobierno Felipe González parecen responder a un desesperado esfuerzo por aparecer unidos ante la opinión pública y ante sus desorientados votantes, un último cartucho para intentar legitimar una situación que hace aguas y reventará por las bases, un intento de agarrarse al poder a toda costa, aun en contra de los ciudadanos. Lo que está claro es que la situación se les ha ido de las manos. Por higiene democrática y por la gobernabilidad del país, creo que deberían convocarse elecciones y dejar expresarse al pueblo, y acatar todos su decisión. Juan A. del Cerro León