Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 5 s 3 s 2007 Copa América de vela s Faltan 42 días DEPORTES 97 Chicos para todo en la cubierta del Desafío Español David Vera y Enrique Cameselle, comodines del palo, topo y grinder POR PEDRO SARDINA FOTO NICO MARTÍNEZ VALENCIA. Son los chicos para todo de la cubierta del barco del Desafío Español. Ambos son reconocidos regatistas de nuestro país y su puesto les exige apoyar a los tripulantes que están ubicados por delante del táctico. David ejerce de palo, un puesto en relación directa con el proa y el piano, sobre todo a la hora de izar las velas. Su misión principal son las drizas, en rumbos abiertos con spinakker y trabaja con el equipo de proa. Este canario comenzó a navegar en Las Palmas, en la playa de Las Canteras, a los ocho años. La misión principal de Enrique son las drizas en rumbos de ceñida. Es ingeniero técnico en topografía. Tiene experiencia en sistemas hidráulicos, acastillaje, cabullería, velería y jarcia. Este gallego comenzó a navegar en 1977 y fue miembro de la tripulación del Bravo España en la Copa Louis Vuitton de 2000. Ambos ven al equipo muy bien. Estamos preparados para todo. Hemos trabajado muy bien durante el invierno porque hemos tenido la suerte de que ha hecho muy buen tiempo. Tenemos muchas ganas de que empiece esto David descubre que su puesto en un Copa América es muy distinto al de un crucero. Esto ha cambiado mucho. En estos barcos los que nos dedicamos a mis funciones ya no tenemos una imagen de hombres robustos. Ahora somos menos mecánicos y nuestra ayuda a los proas es necesaria Enrique piensa que para hacer nuestro trabajo hay que estas en gran forma física porque nuestros movimientos en el barco son extremos. Hacemos de grinder de segundos proas, de topos y, por supuesto de palos Los dos coinciden en una cosa: El rival de España son todos. No hacemos excepciones con ninguno. Tan rival es Nueva Zelanda como Francia o China. Hasta el final no se sabe qué va a pasar Cameselle piensa que estamos en el pelotón y no quiero pensar si estamos cuartos o terceros. Hay que pelear hasta el final. Confío en llegar más allá de las semifinales y que nuestro rival sea el Luna Rossa Vera coincide. Veo a los americanos y a los neozelandeses un poco más fuertes, quizá por su trayectoria, pero no son mejores ni peores que nosotros. Todos son accesibles Ambos están sorprendidos gratamente del gran nivel que tiene el equipo español. El canario piensa que después de ver los tres Desafíos españoles, cómo llegaron de tarde y con los pocos medios que contaron, esto que tenemos es una maravilla. No nos falta de nada y estamos entre los grandes El gallego también lo ve así. Lo fundamental ha sido el tiempo. Nunca lo habíamos tenido como este año. Desde un principio se ha podido trabajar a gusto, sin tener la presión de la falta de dinero. Ha habido tiempo y medios En este equipo todos son amigos y no hay envidias ni rencillas, pero también se echa de menos a alguien. Me produce un gran vacío la ausencia de mis compañeros de otras ediciones. Me hubiera gustado mucho que vivieran una Copa Enrique Cameselle, a la izquierda, y su compañero David Vera América con medios y tiempo. Que hubieran visto el otro lado, el lado de un equipo que trabaja tranquilo y con la ilusión de ver claramente que está entre los grandes comenta Enrique. Para David hay regatistas que son un referente de todos, como Toño Píris o Pachi Rivero, pero por diferentes circunstancias no pueden estar con nosotros. Los que estamos aquí tenemos calidad. Nadie se ha ganado el puesto en los despachos, pero sí hay personas que es inevitable pensar en ellas Los dos están muy contentos con la llegada de Paul Cayard al equipo técnico- deportivo. Está ayudando mucho. estos días estamos haciendo unas regatas de entrenamiento a un nivel que hasta ahora no habíamos hecho. Realmente estamos llegando a situaciones que nos vamos a encontrar a la hora de la verdad. Mucho contacto, muy cerca los dos barcos... nos está preparando para todo opina Enrique. David va mucho más allá. Es una pena no haberle tenido antes aquí. Nos ha ayudado mucho a todos y nos ha dado más pilas de las que teníamos. Su experiencia nos va a venir muy bien Al preguntarles por la estructura de popa, los dos tripulantes del equipo se ríen. Son conscientes de que ha sido la zona del barco más criticada, pero le quitan hierro. Ahora mismo, a estas alturas del proyecto es lo mejor que tenemos y lo que tenemos que tener. Está muy claro que Jablonski es el que más preparado está para llevar la caña. Estamos y estaremos con él a muerte y nadie pone en entredicho su liderazgo. Tiene mucha visión de match race y es muy bueno en la presalida Cuando pase la Copa América de 2007 sus destinos son distintos. David no continuará. En principio me marcho. Nunca se sabe, pero tengo mi negocio en Lanzarote y estoy aquí porque se lo pedí como favor a mi familia. Esto no quiere decir que si me llaman, vuelva Enrique quiere quedarse. Si me quieren, seguiré. No quiero pensar en eso hasta que no acabemos, pero lo lógico es que sigamos David Vera Paul Cayard nos ha puesto aún más las pilas, nos ha ayudado a todos, y su experiencia va a ser determinante Enrique Cameselle La ausencia de compañeros me produce vacío. Me hubiera gustado que vivieran esto con medios y tiempo Los rivales son todos VIRANDO POR ESTRIBOR Pedro Sardina LA MADRINA DOÑA M LUISA, H ay muchas personas de las que componen el Consejo de Administración del Desafío Español que no conocieron a Martín Wizner, pero hay otras, las menos aunque las que más peso específico tienen, que regatearon con él y contra él durante muchos años. Para los que no lo saben, Martín murió el 26 de enero de 1999 en la cubierta del barco español de Copa América Rioja de España después de recibir un impacto en la tráquea de una de las poleas que sujetaban las drizas de la embarcación. Dejó su vida, sin apenas ruido, en el campo de regatas de Valencia entrenándose con el equipo español y en los brazos de su hermano Laureano. No ha habido ni homenajes ni recuerdos ni ninguna parafernalia, pero los regatistas españoles siguen con su imagen viva y recuerdan su profesionalidad, su compañe- rismo y su humanidad. Ahora tenemos la oportunidad de arrancar la sonrisa de Martín desde el cielo. No estaría mal que Ignacio Sánchez Galán, presidente del Consejo del Desafío Español, valorase la posibilidad de que la madrina del España 97 fuera la madre de Martín, que ha tenido un comportamiento ejemplar durante estos ocho años que han pasado viviendo en silencio el dolor que produce perder a un hijo en el mar. Doña María Luisa Perales Romero sería una madrina de consenso y corazón de la gran familia de la vela española y no de compromiso, como suelen ser las habituales.