Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 5 s 3 s 2007 CIENCIAyFUTURO 81 DESARROLLO FÍSICO EN LA PUBERTAD La glándula pituitaria y el hipotálamo en el cerebro (glándulas endocrinas) comienzan a enviar nuevas hormonas que marcan el inicio de la maduración sexual Glándula 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 pituitaria Glándula tiroides y paratiroides Páncreas Ovarios Glándula suprarrenal Testículos Crecimiento de las mamas Aparece el vello púbico Punto máximo de crecimiento Cambio en la forma corporal Vello de las axilas Primera menstruación Tamaño final de las mamas Niñas Niños 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 Crecimiento del escroto y testículos Punto máximo de crecimiento Crecimiento del pene Aumento del vello púbico Crecimiento del vello de las axilas Cambio del timbre de la voz Aparece el vello facial Período entre edades Promedio de edad del cambio El sobrepeso infantil adelanta la pubertad de las niñas a los 9 años Tener obesidad o exceso de peso a los tres años predice el desarrollo precoz, asegura una investigación estadounidense N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. La infancia se acorta en los países occidentales. Cada vez más niños y niñas alcanzan la pubertad antes de tiempo, entre los 7 y los 9 años, por razones que aún no están demasiado claras. Por qué se acorta cada vez más la infancia es un enigma por resolver, aunque existen numerosas teorías para explicar esta nueva tendencia. La más consolidada es la reciente explosión de obesidad infantil. Hoy en la revista Pediatrics investigadores de la Universidad de Michigan (EE. UU. publican un estudio que respalda esta hipótesis, al menos, en niñas. Los investigadores revelan que el peso en la infancia puede ser un factor predictivo de la pubertad precoz o adelantada. Una niña que a los tres años tenga un índice de masa corporal superior (cálculo que mide el peso en relación a la estatura) tiene más posibilidades de sufrir un adelanto de la pubertad, definida como desarrollo mamario. Para llegar a esta conclusión contaron en su investigación con 354 niñas de diferentes niveles socioecónomicos en diez regiones de Estados Unidos. Registraron su índice de masa corporal de niñas entre tres y doce años, varios indicadores de pubertad, incluyendo el desarrollo mamario y el comienzo de los periodos menstruales. Las puntuaciones más altas en todas las edades estaban asociadas con un indicio más temprano de la pubertad femenina, definida como el aumento del pecho. A los 9 años de edad, casi la mitad de las niñas del estudio habían alcanzado la pubertad y cerca de dos docenas tuvieron su primera menstruación durante el cuarto curso de primaria, entre los 9 y los 10 años. OtroEste trabajo de investigación es único porque, por primera vez, se incluyen niños de menos de cinco años de edad para comprobar la relación entre el peso y el comienzo del desarrollo puberal. El fin de la infancia La liberación precoz de hormonas sexuales desde la hipófisis desencadena la cascada de transformaciones. La pubertad precoz debe consultarse al médico. Detrás de un porcentaje pequeño de casos puede estar relacionado con una enfermedad grave. Lo normal es que estos cambios lleguen en torno a los 10- 12 años en el sexo femenino y los 12- 13 del masculino. El niño desarrolla vello axilar, facial y púbico. Su pene y sus testículos se agrandan y la apariencia es más masculina. En las niñas aumentan las mamas y el vello púbico y axilar. En ambos sexos aparece acné y el cabello se vuelve más graso. Pegan un estirón antes de tiempo. La madurez afecta psicológicamente a los niños. Sus cuerpos se parecen al de los acdultos y se ven diferentes al resto. Nuestro trabajo proporciona una evidencia más para demostrar que el incremento de la obesidad conduce a la maduración precoz de nuestros niños explica Joyce Lee, autor principal del estudio. Otros expertos en Endocrinología ya habían apuntado que la sobrealimentación y la ganancia rápida de peso en los recién nacidos puede acortar la infancia. O que la maduración se acelera en niñas adoptadas de países en desarrollo cuando cambian sus hábitos de nutrición y viven en países más ricos. La herencia, la edad en la que la madre tuvo su primera menstruación, también es decisiva para pronosticar el desarrollo de las niñas. Aunque los expertos tienen en cuenta otros aspectos, como la mayor presencia de compuestos hormonales en el medio ambiente o el efecto de fenómenos de estrés o situaciones traumáticas. Factores psicológicos Desarrollo mamario Burguess Shale revela una nueva forma de vida fósil de hace 500 millones de años ABC Una espectacular y extraña criatura de largas espinas curvadas y que pobló los océanos hace más de 500 millones de años es la nueva especie que los científicos han conseguido descubrir estudiando los fósiles de Burguess Shale, el yacimiento más importante del mundo para ilustrar la explosión de vida del Cámbrico cuando, poco después de la aparición de las primeras células eucariotas, la Naturaleza experimentó con una enorme variedad de formas, entre ellas las que viven en la actualidad Orthrozanclus reburrus