Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional LUNES 5- -3- -2007 ABC Un grupo de afganos traslada el cadáver de un civil muerto, presuntamente, por las fuerzas norteamericanas tras el ataque cerca de Jalalabad AP Tropas de EE. UU. matan a 16 civiles al responder a un ataque terrorista talibán La acción de un suicida contra un convoy produjo un episodio de fuego a discreción s Airada reacción de la población de Nangarhar Dos nuevas bajas ABC KABUL. Un terrorista suicida detonó ayer su furgoneta bomba en el sur de Afganistán y las tropas norteamericanas respondieron presuntamente con fuego indiscriminado contra los civiles afganos y milicianos insurgentes. En total murieron dieciséis personas y otros 22 resultaron heridos, aunque no está claro cuántos fueron víctima del ataque terrorista y cuántos de los disparos estadounidenses. Tras el incidente, centenares de manifestantes cortaron la principal carretera de la región y se enfrentaron a la Policía lanzándoles piedras. Los afganos gritaban consignas como ¡Muerte a América! y ¡Muerte a Karzai! en referencia al presidente del país, Hamid Karzai. El terrorista suicida detonó los explosivos de su furgoneta al paso de un convoy estadounidense, explicó el gobernador de la provincia de Nangarhar, Noor Agha Zawok. Los soldados estadounidenses respondieron con disparos inmediatamente después del ataque y mataron e hirieron a algunos afganos, provocando la ira de la población de la región, situada a cincuenta kilómetros de la frontera con Pakistán. El Ejército estadounidense, sin embargo, asegura que el ataque suicida fue una emboscada compleja con milicianos disparando contra los soldados desde tres puntos distintos, por lo que los civiles afganos podrían haber sido heridos por fuego de los rebeldes. Creemos que es posible que el fuego de los emboscados fuera total o parcialmente responsable de las bajas civiles aseguró el mayor William Mitchell. La coalición asegura que el incidente está siendo investigado. Sin embargo, tropas norteamericanas borraron las fotografías y el vídeo grabado por un equipo de fotógrafos y cámaras de Associated Press (AP) a pesar de que no habían sido testigos directos de los enfrentamientos. Los soldados implicados en el choque formaban parte de la coalición liderada por Estados Unidos, y no de la misión de la ONU, la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad en Afganistán (ISAF) El portavoz de la Policía provincial, Ghafoor Jan, confirmó la muerte de al menos ocho personas por disparos de armas de fuego, pero no pudo concretar si fueron víctimas de disparos de estadounidenses o de milicianos. El director del hospital de Jalalabad, el doctor Ajmel Pardus, informó de que cuatro muertos fueron trasladados al centro y que otras veintidós fueron ingresadas con heridas de diversa consideración. Por su parte, un supuesto portavoz del grupo Herzb e Islami, una guerrilla vinculada a los talibanes, reivindicó el ataque en una llamada telefónica a AP El suicida es un afgano lla. británicas en la provincia de Helmand Disparaban a todas partes EFE LONDRES. Dos soldados británicos murieron el sábado en un ataque registrado en la provincia de Helmand, en el sur de Afganistán, confirmó ayer el Ministerio de Defensa del Reino Unido. Los dos militares pertenecían al Comando 29 del Regimiento de la Artillería Real y formaban parte de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) Con la muerte de estos dos soldados, el número de militares británicos que han perdido la vida en Afganistán desde 2001 asciende a cincuenta. Este ataque se produce días después de que el ministro británico de Defensa, Des Browne, anunciara el envío de otros 1.400 militares a Afganistán para afrontar un previsible recrudecimiento de los combates con los insurgentes. mado Haji Ihsanullah, según estas fuentes. Qari Sajjad, el presunto portavoz de los insurgentes, aseguró que la explosión destruyó dos vehículos y mató o hirió a varios soldados estadounidenses Media docena de heridos en el incidente de Nangarhar afirmaron por su parte que los militares estadounidenses dispararon indiscriminadamente contra los civiles que viajaban en coche o a pie a lo largo de un tramo de cinco kilómetros de una de las autopistas con más tráfico del este de Afganistán. Disparaban a todas partes, e incluso abrieron fuego sobre catorce o quince vehículos que pasaban por la autopista aseguró Tur Gul, un afgano de 38 años que estaba al borde de la carretera, cerca de una gasolinera, cuando recibió dos disparos en su mano derecha. Otros ingresados en el hospital de Jalalabad aseguraron que los estadounidenses dispararon desde sus vehículos y muchos coches se apartaron de la carretera conforme los veían llegar, pero los estadounidenses les atacaron igualmente. Tras el ataque suicida, dijeron, los estadounidenses actuaron como si todos fueran atacantes.