Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA Un proyecto social de Doña Sofía LUNES 5 s 3 s 2007 ABC Ejemplo de colaboración El Ayuntamiento de Madrid cedió un solar de 18.500 metros cuadrados en Vallecas al Centro Alzheimer. La construcción, que ha costado 18 millones de euros, ha sido sufragada por la Fundación Reina Sofía, a través de las donaciones de instituciones, empresas y particulares. Los arquitectos (dirigidos por Carlos Lamela) ingenieros, constructores y asesores cedieron sus honorarios. El Ministerio de Sanidad gestionará, a través de la Fundación Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas, la Unidad de Investigación del Centro Alzheimer. La Comunidad de Madrid, que se hizo cargo del equipamiento, gestionará la residencia (156 plazas) el centro de día (40 plazas) y el centro de formación. El Centro Alzheimer de Vallecas, cuyo proyecto ha sido dirigido por Carlos Lamela, será inaugurado el jueves por los Reyes JULIAN DE DOMINGO Los Reyes inaugurarán un centro puntero en asistencia e investigación El complejo Alzheimer de Vallecas es fruto del empeño personal de Doña Sofía, que ha logrado el apoyo de las distintas Administraciones y de la sociedad civil EFE MADRID. Sus Majestades los Reyes inaugurarán el próximo jueves el Centro Alzheimer que la Fundación Reina Sofía ha construido en Madrid, un centro pionero que quiere situarse a la vanguardia en el tratamiento y la investigación de una enfermedad que es ya la tercera patología en los países industrializados. Concebido para atender de manera integral a enfermos y familiares, este complejo sociosanitario, ejemplo de colaboración entre administraciones públicas y sociedad civil, es un empeño personal de la Reina quien, a través de su Fundación, ha trabajado con entusiasmo para hacer realidad lo que en el año 2002 era apenas un proyecto. Ante la gran incidencia sanitaria, económica y social de esta enfermedad- -afirmaba Doña Sofía en septiembre pasado- -todos estamos obligados a contribuir al esfuerzo continuado y colectivo de afrontar, con garantías de éxito, su tratamiento, asistencia e investigación El Centro Alzheimer ocupa una parcela de 18.500 metros cuadrados que el Ayuntamiento de Madrid cedió a la Fundación en el PAU de Vallecas, sobre los cuales, con criterios sostenibles, se ha construido un conjunto de edificios en el que enfermos e investigadores comparten espacio: más de 12.700 metros cuadrados. Nueve módulos o unidades de convivencia, con habitaciones dobles e individuales dotadas con la más sofisticada tecnología, albergan una residencia en régimen de internado para 156 enfermos. En otro edificio anexo estará un centro de día ambulatorio para otros cuarenta. Nada se ha dejado a la improvisación, pues ya antes de que la Reina colocara la primera piedra en octubre de 2004 expertos del Ministerio de Sanidad, del Inserso, de la Comunidad de Madrid y de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (AFAL) asistentes sociales y hasta paisajistas, se habían reunido con los arquitectos que, dirigidos por Carlos Lamela, han ejecutado el proyecto. Según Lamela, los edificios están al servicio del fin: el tratamiento e investigación sobre el alzheimer, desde una concepción arquitectónica sencilla y luminosa, en la que habitabilidad e interiorismo- -color y texturas tienen un destacado protagonismo- -contribuyen a mejorar la calidad de vida de los enfermos y a crear un ambiente familiar. Orientados al sur, para aprovechar mejor la luz y el calor naturales, los edificios están dotados con paneles solares y cubiertas verdes, y depósitos enterrados para almacenar el agua de la lluvia que luego servirá para regar los jardines. El resultado es un complejo funcional y familiar, humano y luminoso, pionero en España, modular y flexible para favorecer su adaptación a otros lugares de España. Por un acuerdo entre la Fundación Reina Sofía y el Ministerio de Sanidad, será el Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas (CIEN) dependiente del Instituto Carlos III, el responsable de la investigación, el otro gran pilar del complejo sociosanitario. La dotación inicial y la puesta en marcha de la Unidad de Investigación- -un edificio de 1.150 metros cuadrados- -costará casi un millón de euros, más otros 600.000 aportados por la Fundación para los proyectos de investigación del primer año. Un comité científico propondrá las líneas y programas de investigación, abordándose esta patología neurodegenerativa, la más importante por su frecuencia y naturaleza, desde los puntos de vista médico y social. El Centro formará a personal sanitario, a voluntarios y a familiares de enfermos, en quienes recae el cuidado y la asistencia en el 95 por ciento de los casos, según datos de la Confe- Calidad de vida Sofisticada tecnología Es un complejo familiar, humano y luminoso, pionero en España y flexible para adaptarlo a otros sitios 200.000 casos sin diagnosticar deración Española de Familiares de Enfermos de Alzheimer (CEAFA) Emilio Marmaneu, su presidente, estimaba hace poco que en 20 años los afectados serán 1,6 millones. Actualmente se calcula que hay 600.000 casos, más otros 200.000 sin diagnosticar. Según la ministra de Sanidad, Elena Salgado, un enfermo de alzheimer en fase avanzada ocasiona unos costes directos sanitarios y asistenciales que pueden llegar a los 25.000 euros anuales. La Comunidad de Madrid, que ha asumido el equipamiento, integrará el complejo en la red pública de centros y servicios de atención a personas mayores. El mantenimiento supondrá a la Consejería de Familia y Asuntos Sociales una inversión anual superior a los tres millones de euros. La obra, presupuestada inicialmente en 18 millones de euros- -cuatro de ellos para equipamiento- -y que ha sufrido retrasos, ha sido financiada íntegramente por la Fundación Reina Sofía, que ha contado con el apoyo de empresas e instituciones públicas y privadas y de particulares. Los Reyes inaugurarán un proyecto integrador, solidario y fraternal como lo definía Don Juan Carlos el 17 de diciembre de 2002, cuando acompañó a Doña Sofía en la primera presentación pública del proyecto. Una idea que por sencilla no deja de tener- -dijo ese día el Rey- -una fuerte carga emocional y de reconocido agradecimiento a nuestros mayores