Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4- -3- -2007 GENTE www. abc. es gente 113 Pe hinca el diente al Oscar en San Remo Después de la vorágine previa a los Oscar, Penélope Cruz vuelve a gozar de una cierta normalidad. Tras pasar por el Festival de San Remo, se la espera en la apertura del Festival de Cine de Málaga POR JOSÉ EDUARDO ARENAS MADRID. No se trata de que Penélope Cruz esté merendándose al increíble hombre menguante, ni es un arrebato de nigromancia para extirpar la cabeza de una amiga -contrincante a premio con la consabida muñeca de cera. Pe no cae en esa zafiedad. Lo que hace es comerse la cabeza de un tío Oscar de chocolate. Nuestra actriz con nominación por derecho propio, reina de la alfombra roja del Kodak de Hollywood, ha saltado a nuestro continente para acudir al Festival de San Remo- -ay, aquella Gigliola Cinquetti y su Non ho l étà donde el presentador Pippo Baudo, con una peluca tan cara como el postizo de Manolo Escobar, le entregó una reproducción en chocolate del Oscar delante de la showgirl Michelle Hunziker, dueña de una delantera resuelta y ágil, justo lo que solicitaba la de Pe que buscaba una salida natural por encima del escote. Nuestra actriz se mostró bella y elegante, sentada en el escenario bajo un enorme neón azul que coronaba un foro estrellado. Ahí, fina y marcando maneras, tomó el Oscar con las dos manos y antes de pegarle un viaje y arrancarle la cabeza, lo olisqueó morbosilla- -por aquello de no dejarse la dentadura en el empeño- -y, como se puede apreciar en la fotografía que acompaña este comentario, el resultado no pudo ser mejor: ni en la época de Jamón, jamón se mostraba tan sensual, hasta el punto de que hizo subir la audiencia de la retransmisión del añejo certamen. Y hablando de la película de Bigas, de la se cumplen 15 años, por lo que el Festival de Cine de Málaga le dedica una retrospectiva y la edición de un estupendo libro al director, se da por hecho que en el coloquio que recordará aquel rodaje estarán presentes Pe Javier Bardem y Jordi Mollá. Si no se raja alguno, claro. Penélope saboreó por fin, el Oscar en Italia, porque ella lo vale EPA Alejandra de Dinamarca deja de ser princesa tras casarse con un plebeyo CARMEN VILLAR MIL CORRESPONSAL ESTOCOLMO. La hasta ahora princesa Alejandra, divorciada de Joaquín de Dinamarca, benjamín de Margarita II y madre de sus dos hijos, dio ayer un tembloroso sí, quiero a Martin Jörgensen, un técnico de televisión danés 15 años menor que ella, de quien se enamoró perdidamente hace cuatro años. Con ese sí la bella china, dejó de pertenecer a la Familia Real danesa, perdió su título de princesa y de Alteza Real para convertirse en seño- ra de Jörgensen, condesa de Fredriksborg. A las cuatro de la tarde apareció Alejandra, con un traje color champán, acompañada por sus hijos, Nicolás y Félix, en la iglesia de la pequeña localidad danesa de Öster Egede. Allí la esperaban los 122 invitados vestidos de gala que, tras la ceremonia, se dirigieron a la finca Jomfruens Egede donde disfrutaron de una cena. A pesar de la amistad que al parecer une al príncipe Joaquín con Jörgensen, ningún miembro de la Familia Real asistió al enlace y la prensa, que siempre mostró debilidad por Alejandra, la ha convertido en el centro de sus críticas. Se ha calificado la boda de histórica por ser la primera vez que una burguesa, tras esposar a un hijo de Reyes, renuncia a sus prerrogativas por amor. La modelo Liz Hurley y su ya marido, Arun Nayar EPA La doble boda de Liz Hurley LONDRES. Elizabeth Hurley y el empresario indio Arun Nayar se casaron ayer en el condado de Gloucestershire, al suroeste de Inglaterra. El oficio religioso se celebró en la capilla del castillo Sudeley, una fortaleza del siglo XV La modelo y actriz británica lució un diseño de Donatella Versace, la misma que ha creado el sari con el que se casará en la ceremonia de la India, a donde viajarán hoy mismo. Sin embargo, el Daily Mirror publicó ayer que la pareja se habría casado en secreto en este mismo lugar la tarde del viernes. Alejandra y Martin Jörgensen se besan tras su boda AP