Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 ECONOMÍAyNEGOCIOS Empresa DOMINGO 4 s 3 s 2007 ABC Ikea está obligada a vender más barato debido al altísimo precio de la vivienda El gigante sueco celebra su décimo aniversario en España, donde prevé tener 35 centros en un plazo de 8 años LAURA SÁNCHEZ MADRID. ¿Quién no conoce la estantería BILLY La evolución del precio de uno de los productos icono de Ikea durante los últimos diez años es un buen ejemplo para ilustrar la política de abaratamiento de costes de la cadena sueca: si en el catálogo de 1997 BILLY costaba 12.950 pesetas (80 euros) el mismo módulo ha pasado a costar 33 euros en el catálogo 2007. El mayor volumen de Ikea y la relación a largo plazo con sus proveedores le ha permitido rebajar más de un 50 %lo s precios de sus productos más demandados y conseguir una reducción media de un 27 en el resto de su oferta. Es la obsesión de André de Wit, director general de Ikea en España: Reducir, reducir y seguir reduciendo precios. Y abrir más tiendas- -añade- Nuestro objetivo es que en 2015 cualquier ciudadano de este país tenga un centro Ikea a menos de una hora en coche Inmersa en un ambicioso plan de expansión, Ikea pasará de las 9 tiendas actuales a contar con 35 en un plazo de ocho años; de emplear a 5.600 personas a tener una plantilla que rondará los 20.000 trabajadores en 2015, por cierto una de las más motivadas de nuestra geografía gracias a una impecable política de Recursos Humanos. Nuestro país se ha convertido en la perita en dulce del imperio de Ingvar Kamprad. El incremento de las ventas de Ikea Ibérica ha sido superior al de la compañía a nivel mundial, un 36 frente a un 17 La importancia estratégica de nuestro país para la firma se Acomodar al Bernabéu Desde 1996, Ikea ha vendido más de 32 millones de perchas Bumerang, así que 2 de cada 3 españoles tienen una de ellas en su armario y más de 700.000 unidades de la famosa librería BILLY en las que se podrían almacenar más de 50 millones de libros. En estos diez años han vendido más de 15 millones de perritos calientes y cerca de 2 millones de kilos de albóndigas suecas. En los sofás Ektorp que Ikea vende en un año se podría acomodar a todos los espectadores de un partido de fútbol en el Santiago Bernabéu (74.634 plazas) El catálogo de Ikea es la publicación con mayor tirada del mundo. Este año se distribuirán 175.000.000 millones de ejemplares en 35 países y en 27 idiomas diferentes. de la vivienda se ha disparado. Ahora es un 160 más cara de lo que era en 1997. Eso nos obliga a vender más barato. A medida que las hipotecas crecen, nosotros tenemos que ser más asequibles. Alguien debería buscar una solución al precio de la vivienda en este país En Ikea saben algo de eso. De la mano de la constructora Skanska, el concepto Boklok casas y pisos de bajo coste amueblados por Ikea, triunfa en Suecia y comienza a ser testado en Reino Unido, donde hay buenas perspectivas. De momento, no hay planes para España. El mercado inmobiliario puede estar tranquilo bromea De Wit. André de Wit, director general de la empresa Ikea en España, liderará una plantilla de 20.000 personas en el año 2015 ha ido traduciendo en un mayor peso específico en compras y proveedores. Así que De Wit se muestra especialmente exultante, y más en estos días en los que la firma sopla diez velas desde que desembarcó en España. Hemos dejado de ser aquellos tipos fríos de Suecia que vendían muebles de diseño- -afirma- Formamos parte de la sociedad española. En las áreas de influencia de nuestros centros nos conoce el 99 de la población, un 82 valora positivamente nuestro concepto, un 75 nos ha visitado (el año pasado 26 millones) como mínimo cuatro veces al año... Sorprendentemente, llegar a estas cifras en España no ha sido especialmente difícil. Para Ikea es más fácil acompañar a una sociedad que está en pleno proceso de cambio que a una sociedad estática. Y la evolución que ha experimentado España en DANIEL G. LÓPEZ estos últimos diez años ha sido impresionante Las perspectivas son aún mejores: El 77 de la población vive en grandes ciudades y necesita amueblar pisos pequeños. Además, España es el país con el mayor número de viviendas por habitante, debido a las segundas residencias. El número de hogares está creciendo de forma considerable, aunque no podemos olvidar que en estos diez años el precio Enrique Serbeto LA VENGANZA DE MERKEL ste jueves hay un Consejo Europeo en Bruselas, donde se encontrarán forzosamente José Luis Rodríguez Zapatero y Angela Merkel. La canciller alemana está presidiendo E la UE el semestre y tiene muchos asuntos pendientes en su agenda, sobre todo dos: la resurrección la Constitución Europea, y la energía. Naturalmente, con Rodríguez Zapatero tiene que hablar de las dos cosas y en ambas no muy amistosamente puesto que a Merkel no le ha gustado la reunión de los llamados amigos de la Constitución organizada en Madrid cuyo único efecto ha sido el de subrayar las divisiones. El otro asunto del que muy probablemente hablarán Merkel y Zapatero es la opa de Endesa y es de suponer que tampoco de forma amistosa. Y si Zapatero esperaba que el amigo Romano Prodi venga a echarle una ma- no, ya se puede ir olvidando, porque eso no serviría más que para sacar a relucir un pacto inconfesable en contra de E. ON. Lo que tenga que explicarle a la canciller se lo tendrá que decir solito. Bueno, con el intérprete, porque por señas la única que podría utilizar sería encogerse de hombros. Con su actuación en el caso de Endesa, el presidente del Gobierno ha demostrado que en España la economía está todavía, al menos en sus aspectos esenciales, bajo control político y que si la autoridad competente lo desea, tiene mecanismos para intervenir a su antojo y que personalmente él puede ser lo bastante tozudo como para torcer el destino de una empresa y puede que de todo un sector como el de la energía, según su voluntad y por razones que no tienen que ver ni con el interés del mercado ni con los beneficios del país. A la inversa, nadie, por grande que parezca, puede hacer nada en contra de la del Ejecutivo. Así están las cosas en España. Alemania no hace y deshace a su antojo en Europa, porque hay instituciones que tienden a matizar el reparto de poder, pero lo que puede que Zapatero no haya pensado bien es que en Europa tampoco es posible hacer nada si te vas a poner en contra de Alemania. Tarde o temprano, algo así se paga. Es verdad que España ya no es el pedigüeño de los fondos estructurales al que se le podía amenazar recortando unas subvenciones aquí o allá. Otros asuntos vendrán, el más importante de ellos el de la Constitución Europea, en el que el optimismo irreflexivo de Zapatero y su de vuelta con Europa nos dejó con menos poder del que tenemos ahora en el Consejo y perdiendo escandalosamente escaños en el Parlamento. Eso cuenta como dos o tres opas. Pero si Zapatero cree que España va a mejorar sus posiciones en la nueva renegociación y que para ello puede tener el apoyo de Alemania, va dado.