Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ECONOMÍAyNEGOCIOS Empresa DOMINGO 4 s 3 s 2007 ABC Delphi, el desenlace de una crisis anunciada La empresa aduce pérdidas de 150 millones para plantear el cierre, mientras que directivos aseguran que se ha desviado producción y tecnología a Polonia, lo que habría devaluado a la factoría gaditana POR ENCARNA FREIRE SEVILLA. Conocíamos los resfriados de Delphi. Desde el año 2004 habíamos estado hablando con la empresa, pero ningún miembro del Gobierno estaba al tanto de la decisión de cierre antes de que se produjera Son palabras del consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Antonio Fernández, al que, a la luz de estas y de otras manifestaciones anteriores a la crisis, en las que aseguraba que la alarma en la Bahía de Cádiz era excesiva el cerrojazo de la norteamericana en Puerto Real le ha cogido por sorpresa. La Junta y el Gobierno central no han visto venir la crisis o han mirado hacia otro lado, pese a que los síntomas, desde hace varios años, eran mucho más graves que los de un simple catarro Antiguos directivos de la factoría han reconocido a La Voz de Cádiz que los altos costes de la mano de obra y la logística han sido los grandes lastres de la factoría. Estos ejecutivos admiten que la planta gaditana nunca fue competitiva y que fabricaba pérdidas Aseguran que su implantación hace 25 años en la zona obedeció a motivaciones políticas: el entonces Gobierno de UCD convenció al gigante norteamericano de que se ubicara en Puerto Real para compensar la reconversión naval. La implantación de la factoría de componentes del automóvil en el extremo sur de Europa, muy lejos de las cadenas de montaje del centro del continente, habrían mermado la competitividad y la cuenta de resultados. En 2002 se aplica el primer expediente de regulación de empleo (ERE) La planta de Puerto Real había caído en picado. Resultaba poco rentable traer desde el País Vasco la materia prima (hierro) para su transformación en Puerto Real y su ulterior envío a la cadena de montaje de Zaragoza o a otras plantas al norte en Europa. Por otro lado, la historia de la fábrica arrancó en 1982 con General Motors (GM) pero un complejo sistema de sociedades para segregar los distintos negocios y desvincularlos de la matriz, ha ido relevando al dueño inicial. Las transformaciones societarias han ido transmutando a la General Motors como todavía se conoce a esta fábrica en Saginaw y Delco, para a última hora pertenecer a Delphi Automotive Systems, un gigante proveedor de sistemas de transporte y electrónica con cerca de 170.000 empleados y sede en Michigan. La declaración de quiebra presentada por Delphi Corporation y 38 filiales en octubre de 2005 y la reorganización ulterior del holding han dado la puntilla a la factoría de Puerto Real, la única planta de la compañía en todo el mundo que ha quedado fuera del paquete global de venta a la sociedad Platinum Equity de la división a la que pertenece. Las pérdidas continuadas se convierten en el principal argumento para plantear el cierre inmediato e irreversible Serían 150 millones de euros de números rojos entre 2003 y 2005. Sin embargo, directivos y representantes sindicales aseguran que Delphi ha desviado producción y tecnología desde Puerto Real a una factoría en Polonia, más próxima a las cadenas de montaje alemanas, lo que habría devaluado a la gaditana. Primeras dimisiones en la compañía La crisis abierta tras el anuncio del cierre ha provocado ya los primeros cambios en el consejo de administración de Delphi Automotive Systems España (DASE) según confirmaron fuentes de la compañía al rotativo La Voz de Cádiz El actual director de la planta, Gonzalo Herrera, conocido como el mexicano por su origen, ha sido nombrado presidente de DASE tras la dimisión de Alberto Rojas, ex director de la factoría gaditana y hasta ahora responsable a nivel europeo. La planta, por tanto, se habría quedado sin máximo responsable. Por otro lado, la Junta de Andalucía ha rehusado reunirse con representantes de la multinacional norteamericana, que así se lo ha solicitado por carta, porque se niega a pactar el cierre y los despidos y se mantiene en la tesis de que hay que mantener la actividad y el empleo en la factoría. Dos manifestantes durante una reciente protesta IVAN BENITEZ EADS advierte a los sindicatos sobre las graves consecuencias que ocasionarían las posibles huelgas ABC BERLÍN. La dirección de EADS empieza a preparar el terreno ante la reunión que tendrá mañana en Toulouse con los 25 representantes sindicales de Alemania, Francia, España y Reino Unido, para presentarles el plan de reestructuración de Airbus, denominado Power 8 Así, el copresidente alemán del grupo aeronaútico europeo, Thomas Enders, advirtió a los sindicatos de las graves consecuencias que tendría para el holding la realización de huelgas en sus plantas de producción para protestar contra la anunciada reducción de plantilla. Somos altamente vulnerables afirmó Enders en declaraciones al semanario germano Focus en las que subraya que, ante el elevado número de encargos y los ajustados plazos de entrega, largas huelgas nos afectarían muy sensiblemente y nos harían retroceder aún más frente a la competencia, informa Efe. Eso tampoco puede ir en interés de los trabajadores comentó Enders, quien subrayó que no hay motivos para especular sobre el cierre de factorías, ya que no eliminamos plantas, no despedimos a nadie, simplemente damos un giro También destaca que las plantas afectadas podrían tener mas futuro fuera del grupo Airbus, porque podrían trabajar para otros fabricantes como Boeing. En esas factorías nadie debe tener miedo Primer ERE en 2002 Enders critica el sistema de doble presidencia y Gallois las interferencias políticas en la crisis Igualmente reconoció que en años pasados se han cometido graves errores de gestión en el grupo y se refiere concretamente al caso del modelo de avión gigante A 380, que será entregado con mucho retraso. Thomas Enders criticó también el sistema de doble presidencia de EADS al afirmar que no defiendo nuestra doble cúpula. Tanto Louis Gallois como yo estaríamos mas a gusto como único jefe en el ring Gallois, por su parte, criticó ayer en el Financial Times las interferencias políticas que ha habido desde los distintos gobiernos para intentar salvar su parte de la empresa. El plan de ajuste afectará a 400 empleos en España, en el marco de una reducción de 10.000 puestos de trabajo en cuatro años, de los que 3.200 corresponden a Francia, 3.700 a Alemania, 1.600 a Reino Unido y 1.100 a Toulouse.