Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4 s 3 s 2007 LA HORA DE LA VERDAD DEL 11- M CULMINA LA PRIMERA FASE DE LA VISTA ORAL ESPAÑA 21 Sólo islamistas, sólo Goma 2 ECO Los primeros nueve días de juicio del 11- M, en los que han declarado los 29 acusados y un testigo, han confirmado dos cosas: los autores son sólo islamistas y el explosivo utilizado es sólo Goma 2 ECO POR D. M. N. V. P. M. MADRID. Es un juicio de pruebas y no declaraciones Esta afirmación procede de uno de los abogados que a diario se sienta en la sala de la Audiencia Nacional donde se juzga el mayor atentado cometido en la historia de España. Las nueve primeras sesiones, que han ocupado de forma casi exclusiva los testimonios de los 29 procesados- -sólo un testigo ha comenzado ya a declarar- -parecen darle razón. Y es que en términos generales los acusados han expuesto versiones laberínticas y poco convincentes, que chocan con el aluvión de pruebas que contra ellos hay en el sumario y que a partir de ahora, poco a poco, serán expuestas en la vista oral. No obstante, ya en estas primeras sesiones han quedado muy claras dos cosas: la autoría de la matanza es islamista- -se descarta una participación de ETA, ni siquiera tangencial- y los informes preliminares sobre los explosivos, e incluso los testimonios de algunos de los acusados de la trama asturiana que ya han declarado apuntan a que sólo se utilizó Goma 2 ECO, contaminada en el proceso de fabricación o en la propia Mina Conchita pero Goma 2 ECO al fin y al cabo. Punto final, pues- -pese a los intentos más o menos voluntariosos de los últimos días de intentar sembrar dudas y acusar incluso a la Policía de manipular pruebas- a la teoría de que se emplearon varios tipos de explosivo. En el plenario, a pesar de las continuas exculpaciones de los acusados, se han producido varias confesiones de gran importancia que apuntalan la investigación policial y judicial. Una vino de la mano de Hamid Ahmidan, que dijo haber visto a su primo Jamal Ahmidan El Chino manipular en la vivienda de Morata de Tajuña un artefacto del que salían unos cables otra, del propio José Emilio Suárez Trashorras, que confesó que los moros se interesaron por explosivos; y la últi- Varios de los procesados siguen el desarrollo del juicio desde la pecera blindada ma se produjo el pasado viernes cuando otro de los procesados, Iván Granados, afirmó que el ex minero le propuso transportar a Madrid una bolsa con explosivos. Otro de los argumentos utilizados contra la investigación policial y judicial ha sido la supuesta poca preparación de los acusados para perpetrar un atentado como el de los trenes. Las sesiones han desvirtuado esta idea, ya que varios de los sospechosos han demostrado un nivel cultural apreciable. Pero es que además se olvida que la realidad desmiente la suposición: Abu Musab Al Zarqawi, jefe de la rama militar Al Qaida en Irak hasta su muerte a manos del Ejército de Estados Unidos, era un simple ratero antes de llegar a la cúpula de la red terrorista. A continuación se analizan las declaraciones de los distintos grupos de acusados: dijo que la matanza de Madrid era un proyecto mío confesión que fue grabada por la Policía italiana a petición de la española, siempre con autorización judicial. Más aún, llegó a esgrimir que la voz que se escuchaba no era la suya. La estrategia de defensa, sin embargo, tiene un punto débil: El Egipcio está condenado en Italia a diez años por reclutar muyahidines y se utilizaron como prueba de cargo contra él las mismas grabaciones incluidas en el sumario del 11- M. En Italia Rabei Osman alegó que las ambientales eran ilegales y que no era él quien hablaba. El Supremo italiano rechazó esos argumentos, ahora repetidos por El Egipcio para defenderse de las acusaciones por la matanza de Madrid. Tampoco Youssef Belhadj, considerado como uno de los portavoces del Al Qaida en Europa, pudo dar una explicación razonable al por qué el 4 de marzo de 2004 abandonó España de forma precipitada para viajar a Bruselas, ciudad en la que le buscaron en abril de 2004 tres de los individuos que huyeron tras la explosión de Leganés. Tampoco fue convincente al desmarcarse del apodo Abu Dujana con el que según la Fiscalía se le conoce, y que fue utilizado para reivindicar los atentados tanto en el comunicado grabado que se encontró en una papelera junto a la mezquita de la M- 30, como en el remitido por fax a ABC. Aseguró que la primera vez que oyó ese nombre fue al ser detenido en Bélgica; el problema es que en su casa de Bruselas se encontró un teléfono en cuya memoria estaba grabado el nombre de Abu Dujana asociado a un número que correspondía con su móvil. Además, se desmarcó de una revista encontrada en esa vivienda que publicaba un artículo sobre la utilización de móviles como activadores de cargas explosivas. Finalmente, Hassan el Haski negó no sólo la relación con el 11- M, sino incluso con cualquiera de los implicados en la matanza. Por negar, negó hasta la existencia del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM) del que la Policía le POOL considera dirigente y dijo a preguntas de su defensa: Es ficticio, no existe. No tengo ningún papel, ni ninguna relación, ni conozco a ningún militante. ¿Dónde está su sede? El Haski sí admitió conocer a Attila Turk, quien dijo a la Policía francesa que el acusado le aseguró que la matanza de Madrid había sido cometida por su jamaa (grupo) Pero, naturalmente, aseguró que Turk había mentido. Y sobre el famoso ácido bórico encontrado en su casa de Lanzarote, lo calificó, (Pasa a la página siguiente) Autores intelectuales. Los tres islamistas considerados como los ideólogos de la matanza no han podido rebatir las principales las acusaciones de la Fiscalía, a pesar de no responder a sus preguntas. Así, Rabei Osman El Sayed Mohamed El Egipcio tuvo que alegar defectos en la traducción para desligarse las conversaciones telefónicas y ambientales en las que El Egipcio no reconoce su voz en unas cintas por las que ya ha sido condenado a diez años en Italia Este es un juicio de pruebas, no de declaraciones