Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 4 s 3 s 2007 ABC AD LIBITUM ADHESIÓN PROVERBIOS MORALES INQUEBRANTABLE EL mismo modo que los moritos que venden relojes- bueno, bonito, barato la vicepresidenta del Gobierno tiende a formar ramilletes verbales para definir la difusa acción del equipo que preside José Luis Rodríguez Zapatero. Así, de un modo tan fofo como redicho, María Teresa Fernández de la Vega, vestida de malva y poder, nos informó de que el Ejecutivo respeta, asume y afronta las consecuencias de las rebajas penales en beneficio de José Ignacio de Juana Chaos. Hace bien Zapatero, puestos a no decir nada con fundamento, al expresarse a través de su portavoz- ¿portavoM. MARTÍN za? -porque De la Vega, FERRAND que ha impostado su voz una octava más baja de lo que le corresponde y habla despacito, como si pensara, ha alcanzado la perfección en el arte del disimulo oratorio. Le pasa, con menos garbo, lo que se decía de Niceto Alcalá Zamora, brillante orador: es capaz de no decir nada durante el tiempo que sea necesario. Asegurar que el Gobierno comparte la indignación de los ciudadanos por la excarcelación fáctica de De Juana tiene más de provocación que de consuelo; pero así es de altanero el lote gubernamental paritario e inútil que, monocorde, se anticipa a las órdenes del líder e interpreta sus pensamientos para tenerlos cumplidos con anticipación. Lo chocante, si se va más allá de la mera contemplación del Gobierno, es que siendo el PSOE un partido histórico, con numerosos afiliados y seguidores, viejos peleadores democráticos y corrientes internas que, en el pasado, marcaron diferencias, no se observa hoy un solo gesto de discrepancia frente a los discutibles planteamientos de Zapatero. Es como si la familia socialista practicara una modalidad laica de culto de latría que, desde Pablo Iglesias a Felipe González, no había disfrutado ninguno de los líderes de la formación. En el rechazo a la conducta de Zapatero, en lo que se refiere a su obsesivo proceso de paz y cuantos episodios lo acompañan, se observan pocas diferencias entre socialistas sin cargo y próximos al PP. El rechazo es unánime; pero, por algún insondable efecto mágico, aquellos contienen su rabia y aplauden, si es necesario, hasta con las orejas. Alguna fuerza secreta hace que podamos volver a utilizar la valoración de inquebrantable para definir la adhesión borreguil y partidista a un jefe de Gobierno. El líder que se propone romper el Estado, federarlo o confederarlo- -gran abstracción majadera- consigue de los suyos, de quienes le votaron para lo contrario, un apoyo de difícil explicación. Deben de ser los hechizos verbales de una vicepresidenta, pudibunda ella, capaz de señalar como bochornosas y obscenas las declaraciones que sobre el caso ha emitido- -tarde y mal, como de costumbre- -el partido de la competencia. El ansia de unos y la desgana de los otros nos empuja hacia una suerte de caudillismo sin patria. LABERINTO mo, para los que no se enternezcan. No está mal como UE los terroristas pordioseen los buenos sentiretórica. Se sitúa un grado por encima de la de quienes mientos de la buena gente está en el guión de todefienden la decisión de Rubalcaba alegando que el deda banda que se precie de serlo. Lo insólito es ceso de De Juana habría desatado la violencia en el que lo haga un gobierno por boca de su ministro de InPaís Vasco. Pero a estos hay que reconocerles un eleterior. De ahí que no anduvieran totalmente descamimental realismo: intuyen acertadamente que el Gonados quienes el jueves llamaban terrorista al Presibierno sería incapaz de enfrentarse a una insurrecdente. Porque los terroristas primero ponen la bomba ción abertzale. y después sueltan el moco. Es lo suyo. Obviamente, ni La hipótesis del acuerdo secreto entre RoRodríguez ni Rubalcaba han puesto bombas, dríguez y ETA parece, a la vista de los acontecique sepamos, pero han asumido, en su rendimientos, bastante más que razonable. Ahora ción, el gimoteo de De Juana, y por eso la afibien, la raíz del desastre es más profunda. Los ción etarra les aplaude con las orejas. Del terrosocialistas usan la legalidad para deslegitirismo, el Gobierno se ha reservado la fase commar al Estado porque lo perciben como una pungida y plañidera. Les va. monstruosidad franquista, toda vez que garanO sea, el aspecto mariconcete del oficio, por tiza la supervivencia política de la derecha. De así decirlo. Cómo mola, qué nobleza de espíritu ahí que la sola idea de que se les muera De Juala nuestra. No somos como ellos. Hombre, pues JON na les resulte insoportable, pues se verían a sí qué quiere usted que le diga. En la mitad, por lo JUARISTI mismos como una reedición de Franco firmanmenos, igualitos. Baroja decía que al que vendo sentencias de muerte. Todo pertenece al mismo cuade drogas en pequeñas cantidades se le llama farmadro delirante que sitúa a Rodríguez en el papel mesiácéutico y al que las expide al por mayor, droguero. De nico del verdadero artífice de la paz (es decir, un FranJuana es un droguero de la muerte, como el Chino. Peco al revés, un Franco de izquierdas) Atrapado en la ro el Chino se suicidó: he ahí la sutil diferencia. De red del deseo mimético, trata de exorcizar la mínima Juana nunca tuvo la intención de llegar a extremos sospecha de identidad con su rival imaginario arrotan patéticos. Ayunaba porque estaba deprimido. No jando la sombra del dictador sobre la derecha demoporque quisiera suicidarse. Los terroristas se suicicrática y marcando sus radicales diferencias con la dan por fanatismo religioso o por remordimientos, y misma, lo que le acerca inevitablemente a ETA y le aleDe Juana no sufre de lo uno ni de lo otro. ¿Su huelga de ja en idéntica medida de las víctimas del terrorismo. hambre? Una forma espectacular de hacer pucheritos A estas alturas, está claro que el delirio del Presidente en el Times. no tiene salida, porque Rodríguez pelea con un muerLos etarras son así: primero matan y luego se poto para desposeerle del objeto mítico- -la Paz- -cuya nen líricos. El Gobierno se rinde y después se derrite posesión le atribuye y que él desea con ansias infinien efusiones humanitarias. La cosa, en ambos casos, tas. Hace tiempo que el nieto del capitán Lozano se exes que no la tomen con uno. La primera parte de la opetravió en el laberinto sin puertas de una paranoia vinración sería repugnante si no se contara con el lenitidicativa, y lo peor es que los terroristas lo han adivinavo lacrimógeno. Los terroristas matan y el Gobierno do. Porque nada hay más parecido al delirio de Rodríse rinde, que es exactamente lo que ha pasado. Tales guez que el de tres hermanos etarras presos, los Gahechos requieren vaselina sentimental. Soy humano, llastegui, que heredaron de su abuelo, el precursor hisdice el terrorista. Nosotros también, apostilla el Gotórico de ETA, otro deseo asimismo insaciable. bierno. Y, si cuela, cuela. La inhumanidad y el salvajis- D Q -Sabes los millones que puse para poder sentarme en este palco, y sigues pensando que el fútbol es un deporte.