Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4 s 3 s 2007 OPINIÓN 5 UNA RAYA EN EL AGUA SE TRATA DE VERGÜENZA O, no me habléis de política. Habladme de moral, de decencia, de pudor. Dejad el cálculo de los votos para los mercaderes de sentimientos, para los profesionales del cinismo, para los jornaleros de la mentira, para los chamanes del sectarismo, para los especuladores de la congoja. Habladme de honestidad, de espanto, de rabia. Habladme de emociones, de sufrimientos, de dignidad. La política es sindicalismo de intereses, ventajismo, conjetura, truco, pragmatismo, artificio, embeleco, falacia, guiñol. Y ésta es una cuestión mucho más primordial, IGNACIO que tiene que ver con el hoCAMACHO nor, con la virtud, con la integridad, con la nobleza. Se trata deun asunto de arquitectura moral, de estima colectiva, de encarnadura ética, de decoro social. Se trata de vergüenza. Mirad a las víctimas, su desolación, su tristeza, su desamparo. Ellas eran hasta ahora las vestales que cuidaban el fuego sagrado de la honorabilidad nacional, los testigos del dolor, la memoria viva de la angustia que nutría la resistencia de un pueblo. Eran los supervivientes de un holocausto selectivo, el testimonio del horror que soportaba un país amenazado por los demonios de la sangre. En torno a su aflicción se levantó un dique contra el desfallecimiento y la infamia. Durante años han aguantado su desconsuelo sin rencor, sin venganza, sin odio; confortadas tan sólo por la solidaridad y el respeto de sus compatriotas y la certeza de que jamás se quebraría el principio de firmeza que aglutinaba su vigor. Miradlas ahora: humilladas, ofendidas, desoladas, víctimas otra vez de la afrenta máscruel del abandono, el oprobio y el ultraje. Insultadas por la alegría de sus verdugos, mortificadas por el desaire del Estado, desalentadas por el amargo fracaso de sus desoídas quejas. Orilladas a la cuneta de una Historia pactada a sus espaldas, marginadas hasta el desdén por el chalaneo ominoso y vejatorio de unos tratantes de votos que han pagado el precio del poder con la moneda indigna de la memoria de los muertos. No mehabléis depolítica porquela política no sirve cuando los contornos del bien y del mal se desdibujan en un baile macabro de tácticas y acuerdos. Cuando un criminal reincidente sale antes de tiempo de la cárcel aclamado como un héroe. Cuando sus víctimas lloran de impotencia bajo el salobresinsabor de una derrota. Cuando la sociedad clama perpleja por la consumación de una ignominia. Cuando la política se convierte en una farsa siniestra, en un tráfico inicuo, en un trueque repugnante y procaz en el que triunfa el chantaje, la coacción y la infamia. Mirad a las víctimas deshonradas, burladas, preteridas, y decidme cómo hemos podido llegar hasta aquí. Olvidad la política como coartada y explorad en el fondo de la conciencia moral: quizá tengamos que mirar muy dentro de nosotros mismos, de nuestra médula social, para encontrar la sin- razón que nos ha empujado a presenciar inermes este desfondamiento envilecido, este abismo desolado, esta gélida degradación de la inocencia. Esta agria, bochornosa, oscura, viscosa, irremediable vergüenza. N EL RECUADRO LOPERA, EN HUELGA DE HAMBRE es el Betis. Ya quisiera yo que los cuerpos de seguridad del Estado estuvieran buscando por ahí a los asesinos de la ETA, a los que siguen cobrando la extorsión a los empresarios, a los que aun perteneciendo a organizaciones ilegalizadas salen tan panchos haciendo exaltación del terrorismo en los informativos de TVE... Ya quisiera yo que a todos estos los buscaran los guardias con el mismo ahínco con el que andan tras el tío que tiró la botella y le pegó al pobre Juande. Y ya quisiera yo que al Comité Antiviolencia mandaran no al cuco del nido y a un león al que Lopera le cortó las garras, igual de impresentables los dos (o los tres) sino a todos los que visitan al Juana Chaos como a un héroe y un mártir, verbigracia Otegui, y a los que saludan la derrota del Estado y la rendición del Gobierno como una victoria de no sé qué cuento del envergue euskaldún. Euskaldún con betún, que es lo que mejor tapa la sangre de Alberto y de Ascen, querida Teresa Jiménez Becerril. En la cárcel almeriense del Acebuche, los presos por mandangas de la yerba marroquina se han puesto en huelga de hambre. Quieren obtener las mismas ventajas que el asesino de 25 españoles, y que el Estado hocique. (Los presos comunes dicen algunos. Ah, no: presos comunes son los de la ETA también. En las democracias no hay presos políticos. Que la derrota del Estado no llegue a la rendición del lenguaje) Me imagino que todo aquel que tenga algo pendiente con la Justicia hará como los presos del Acebuche. No digo yo que España entera se declare en huelga de hambre, porque los supermercados tienen que comer, pero el Betis entero y pleno sí se debería declarar en huelga de hambre. Si con la huelga de hambre el Estado se rinde ante las manos manchadas de sangre, ¿por qué no ha de claudicar ante las manos mojadas con la cocacola de una botella de plástico? Nada, nada, esa foto de Lopera en huelga de hambre urgentemente a The Times que con la cara de muerto que ya tiene, ustedes me contarán lo que va a impresionar al mundo mundial. Si el Juana Chaos es un hombre de paz, un mártir y un héroe, el del botellazo, ni te cuento. Y que siga este triste cachondeo, que veremos a ver cómo acaba todo esto. E quejan muchos en el mundo de la pelota de la levedad de la sanción que le ha puesto al Betis el Comité de Complicación, como lo llamaba Álvaro de Laiglesia en La Codorniz ¿Leves tres partidos con el campo chirrín, chirrán por un simple botellazo? Ojalá las sanciones contra los asesinos terroristas de la ETA fueran la mitad del cuarto de duras. Vamos, que tal como está el patio, yo estaba por dejar la aplicación de penas a los terroristas en manos del Comité de Competición y del otro, del Comité Antiviolencia. Juzguen ustedes mismos si no. Por la botella que un tío tiró al campo porque no tenía papelera a mano, con la mala fortuna de que le pegó al pobre de Juande Ramos en todo el cogote, porque no fue en el occipital como se ha dicho, eso, en el diccionario de Lopera, se llama cogote... Por un botellazo de nada, tres partidos de cierre del campo, los 30 minutos restantes deportados a Getafe y casi, casi, la perpetua. Repito: por un botellazo. Y por 25 asesinatos, 25, más toda la chulería de amenazas terroristas a cuanto se mueve, ésta es la hora en que el Juana Chaos, al que le aplicaron las ANTONIO rebajas de Cortefiel en la condena por BURGOS las 25 muertes y ya la cumplió; al que por las amenazas le pidieron 96 años de cárcel que dejaron en 3; al que desafió al Estado con su huelga de hambre... y le ganó la partida tras la bajada de pantalones del Gobierno. A ese tío le pasan la mano por el lomo, lo llevan donde él pide, no a Getafe, sino a casita, a sus Vascongadas del alma: ea, hijo mío, ahí las tienes, hártate de Euskadi, so mamón. A ese tío lo excarcelan, si no hoy, que se iba a notar demasiado, la semana que viene, cuando se hayan cansado de manifestarse los cuatro fachas que siempre salen por ahí utilizando el himno nacional como dice el Canal Sur del Chaves que justifica todo esto, con la bandera constitucional, qué desfachatez, y con la monserga del cumplimiento íntegro de las penas. Aquí el único que va a cumplir íntegramente su pena S