Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN DOMINGO 4 s 3 s 2007 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera DIRECTOR GENERAL DE DESARROLLO: EMILIO YBARRA PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro DE LOS IRANÍES a atmósfera asfixiante del régimen teocrático de los ayatolás se hace ya insoportable para los iraníes. La tiranía intelectual de la República Islámica es el principal lastre para el renacimiento de este gran país y su encaje en el mundo moderno. Es evidente que las obsesiones mesiánicas del presidente Ahmadineyad son un peligro tanto para los iraníes como para el mundo en su conjunto. Nada es más revelador sobre la solidez moral de un sistema político que la censura y la represión intelectual, y en el Irán de hoy muchos escritores tienen que denunciar abiertamente lo que desde fuera no se ve, oculto tras el debate sobre la energía nuclear y las armas atómicas. Los iraníes se sienten dignos herederos de los gloriosos persas, un pueblo que contribuyó activamente a sentar las bases de la civilización occidental. El orgullo por defender el nombre de su país lo utiliza Ahmadineyad para apretarles las cadenas y dirigir esos sentimientos contra el exterior. Pero no es del exterior de donde viene el peligro para los iraníes. En realidad es al revés: el actual régimen de Irán es un peligro para el planeta, y no solamente por sus intenciones de dotarse de armas nucleares, sino por lo que significa de retroceso moral y cívico en un mundo que llegado al siglo XXI debería haber visto el ocaso de todos los planes de mutilar el espíritu creador del ser humano. LAS CADENAS L AMPLIO RECHAZO POR PREMIAR A ETA A encuesta urgente realizada el pasado viernes por Metroscopia para ABC, tras la decisión del Gobierno de liberar a De Juana Chaos, demuestra que el proceso de negociación con ETA empieza a mostrarse sin velos a los ciudadanos, incluidos los votantes del PSOE. En general, la excarcelación de Ignacio de Juana Chaos es rechazada por el 64 por ciento de los españoles, con mayorías entre los ciudadanos que votan al PP (89 por ciento) y también al PSOE (54 por ciento) Y no es temerario pensar que las reacciones de las víctimas ante esta decisión, así como las manifestaciones ciudadanas producidas desde el viernes, habrán aumentado el sentimiento de oposición a la excarcelación de De Juana Chaos. Si mal se ha recibido el traslado del etarra a un hospital de San Sebastián, del que luego, una vez repuesto de su huelga de hambre, saldrá para ir a su casa y no a la cárcel, no mejor es la interpretación sobre la motivación del Gobierno. Un 55 por ciento considera que se ha cedido al chantaje de los terroristas (idea que comparte el 33 por ciento de los votantes socialistas) y sólo un 36 por ciento cree que es lo único que podía hacer el Gobierno dadas las circunstancias. También la intencionalidad política ha calado entre los encuestados, que creen mayoritariamente (54 por ciento) que el privilegiado tratamiento dado a De Juana es un gesto de acercamiento a ETA, juicio que asume un significativo 40 por ciento de los votantes socialistas. Pasando de un juicio de intenciones a una valoración de consecuencias, la mayoría de los encuestados (55 por ciento, con un 37 por ciento de votantes socialistas) cree que esta decisión sobre el sanguinario etarra refuerza y favorece a ETA, antes que inducirla a dejar las armas. Esta opinión debería tenerla presente el Gobierno a la hora de seguir pidiendo confianza y de reclamar el apoyo social para relanzar el proceso de negociación con los etarras, pues la sociedad ya ha asumido que el Estado, por responsabilidad del Ejecutivo, está perdiendo autoridad para plantarse en una mesa de diálogo con ETA con garantías L de que no habrá más cesiones. Para rematar esta pérdida de confianza en el Gobierno, el 57 por ciento de los encuestados cree que el trato de favor a De Juana demuestra que Rodríguez Zapatero está improvisando en relación con el terrorismo. El 40 por ciento de los votantes socialistas también hace este duro reproche al jefe del Ejecutivo. La realidad que refleja esta encuesta urgente, que marca una tendencia muy clara en la opinión de los españoles, es que el margen del Gobierno para enmascarar el proceso de paz con ETA está prácticamente anulado. Este proceso se basa en decisiones como la excarcelación de De Juana Chaos, lo que anuncia aún episodios no menos dolorosos, pues si el argumento es salvar vidas, como ha dicho Rodríguez Zapatero, los terroristas ya saben que han ganado por la mano al Gobierno al haber impuesto la eficacia de su mejor herramienta- -el asesinato- -sobre los principios de la ley y la democracia. La excarcelación de De Juana Chaos es la primera manifestación de una política de no beligerancia hacia ETA, lo que en la práctica sólo puede traducirse con formas crecientes de impunidad de Batasuna, de aceptación de los postulados políticos de los etarras y de ignominioso olvido de las víctimas. Ya no hay motivo para la sorpresa, porque Rodríguez Zapatero ha reducido toda su visión del terrorismo etarra a una actitud puramente claudicante. No es cierto que en la decisión de ceder al chantaje de De Juana Chaos haya valor y responsabilidad según se autoelogió ayer Rodríguez Zapatero. No hay virtud alguna en hacer lo que un terrorista exige bajo coacción. El valor y la responsabilidad residen en la capacidad para liderar a una sociedad que, frente a una oferta de paz esclavizada por el terrorismo, siempre debe optar por ganarse su libertad, aun cuando esta lucha conlleve el sacrificio de morir. Un sacrificio que la sociedad española nunca ha dudado en asumir con enorme valentía y sin dirigir reproches a aquellos gobiernos que, hasta ahora, siempre eligieron liderar una victoria antes que una rendición. AVISO JUDICIAL A BERMEJO E STA semana, el Tribunal Supremo ha avalado la designación del magistrado Javier Gómez Bermúdez como presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, nombramiento en el que- -tras vicisitudes e impugnaciones varias- -se reafirmó el Consejo General del Poder Judicial el 23 de enero. Esta decisión del CGPJ sirvió para que el nuevo ministro de Justicia diera otra muestra del tono desafiante y autoritario con el que parece decidido a adornar cada una de sus apariciones. Tras la designación de Bermúdez, un disconforme Mariano Fernández Bermejo instó al CGPJ- -cuyo proceso de renovación parece bloqueado, por lo que mantiene su mayoría conservadora- -a no acordar nombramientos en puestos clave de la judicatura porque podrían ser recurridos a la vista de que este CGPJ está en prórroga y de las dudas de legalidad que el ministro atribuye a las resoluciones en que participe su presidente, Francisco Hernando. Pues bien: a la hora de ratificar la legalidad del nombramiento del Bermúdez, el Supremo ha recordado al nuevo ministro que no es la primera vez que el CGPJ supera la fecha de su teórico mandato y que no por ello ha dejado de desempeñar su actividad institucional con plenitud de competencias y sin restricción alguna El aviso judicial al ministro es evidente: incluso en prórroga, el CGPJ no sólo es legal, sino que sus decisiones son legítimas, gusten o no a Bermejo. NAVARRA, EN SU DISYUNTIVA UNQUE la lista de UPN sigue siendo con notable diferencia la opción preferida por los ciudadanos navarros, son ya muchos los signos visibles que apuntan hacia una eventual coalición social- nacionalista entre elementos heterogéneos tras las elecciones de mayo que, llegado el caso, podría alterar la mayoría electoral en esta Comunidad. Pese a la envolvente quedemodo poco transparente se planifica desdeel PSOE en busca de una gran- -y extraña- -coalición contra UPN, llama la atención la fortaleza que mantiene el partido mayoritario. Sin embargo, las maniobras de aproximación entre el PSOE y los diversos grupos que- -por una u otra vía- -expresan las posiciones del nacionalismovasco convierten las elecciones de mayo en una apuesta sin final conocido. Lo relevante es que el resultado de las urnas en Navarra puede ser determinante para el futuro de la organización territorial del Estado porque cualquier alteración en el estatus actual de la Comunidad Foral rompería los equilibrios vigentes. La fuerte personalidad histórica de Navarra y su integración inequívoca en el proyecto común no es obstáculo para que el nacionalismo expansionistalancesus redes sobreun territorio donde realmente obtiene una representación muy reducida. La estrategia coyuntural de los socialistas podría permitir a los nacionalistas dar un salto cualitativo que no se corresponde con su implantación entre los ciudadanos. A La disposición transitoria cuarta de la Constitución dejó abierta en su día una puerta que la evolución del Estado autonómico ha cerrado sin rodeos a través de la Ley de Amejoramiento del Régimen Foral. No faltan opiniones bien fundadas en torno a la conveniencia dederogar dichadisposición transitoria, que fue en su día una concesión inútil durante el proceso constituyente y carece ya de sentido en pleno desarrollo del sistema foral. La tentación de utilizarla para forzar un acercamiento entre Navarra y el País Vasco chocaría sin duda con la opinión pública, pero podría servir de cauce a una negociación a gusto de socialistas y nacionalistas y para mantener la incógnita sobre un posible referéndum. Por eso es tan importante lo que está en juego en las elecciones del próximo mes de mayo, de manera que la respuesta de los ciudadanos ante la disyuntiva que seabre paso será un elemento fundamental para cortar de raíz o para alimentar las maniobras posteriores, que pueden resultar enormemente irresponsables. Entre las claves principales que resolverán las urnas autonómicas figura sin duda la consolidación del modelo actual en Navarra o bien la apertura de un proceso plagado de riesgos y contradicciones que ya se encargó ayer de glosar el batasuno Arnaldo Otegi, en otro nítido anuncio de chantaje al Gobierno: para ETA y su entorno, Navarra es el pilar de Euskal Herria y sin Navarra no queremos nada, nada