Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 3 s 3 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 77 La Anunciación de Leonardo, una de las obras maestras de la Galería de los Uffizi en Florencia AP El arte guiando al pueblo En Gran Bretaña, la movilización institucional y ciudadana logra parar la exportación de El Rigi azul acuarela de Turner adquirida por un norteamericano s Protestas en Italia porque la Galería de los Uffizi prestará a Japón La Anunciación de Da Vinci POR NATIVIDAD PULIDO MADRID. Dos obras maestras de dos genios de la Historia del Arte son noticia, por muy diferentes motivos, estos días en Gran Bretaña y en Italia. Pero hay algo que une a estas historias, protagonizadas por dos maravillosos cuadros: la movilización de los ciudadanos en la protección del arte. La primera nos lleva a Florencia y, concretamente, a la joya de la corona de la ciudad de los Medicis: la Galería de los Uffizi. Entre sus tesoros, hay obras maestras absolutas como El nacimiento de Venus de Botticelli, o La Anunciación de Leonardo da Vinci, que pintó a los 20 años. Ésta última saldrá por vez primera del museo florentino desde que llegó en 1867 y viajará a Japón para una exposición que tendrá lugar en verano. Según cuenta la agencia Dpa, casi 300 personas se han opuesto con sus firmas y algu- El Rigi azul de Turner, en una imagen tomada en febrero de 2006 nas han anunciado que se encadenarán al museo para protestar contra esta polémica decisión. Está previsto que el cuadro parta el próximo día 12 con fuertes medidas de seguridad. Pero ni siquiera el propio director del museo, Antonio Natali, está a favor del préstamo, según Il Corriere della Sera Hay una norma tácita (no escrita) en los principales museos, según la cual no prestan sus iconos: el Louvre no cede La Gioconda el MoMA, Las señoritas de Aviñón el Prado, Las Meninas o el Reina Sofía, el Guernica No es de extrañar que los italianos defiendan con uñas y dientes su Patrimonio. Japón está llevando a cabo una agresiva política de exposiciones con fondos europeos. Hace justo un año el Prado prestó 81 obras maestras para una exposición en el país del sol naciente, patrocinada por el rotativo Yomiuri Shimbun, que costeó el catálogo, los seguros, el transporte... además de aportar dos millones de euros. No sabemos cómo acabará la historia de los Uffizi. Pero sí que ha tenido un final feliz otra historia, esta vez en Gran Bretaña. En este caso, el protagonista es el gran acuarelista Joseph Mallord William Turner. El 5 de junio de 2006 salió a subasta en la sala Christie s de Londres una obra maestra de este artista, El Rigi azul. Lago de Lucerna Esta acuarela, pintada en 1842, fue adquirida por un coleccionista norteamericano por el precio récord de AP Cinco libras por una pincelada 5,8 millones de libras (8,7 millones de euros) Dado que se trata casi de un tesoro nacional, el secretario de Estado de Cultura británico, David Lammy, bloqueó la salida de la obra del Reino Unido hasta el 20 de este mes. En todo este tiempo ha habido una tenaz movilización contrarreloj por parte de instituciones y privados, digna de todo elogio. El Art Fund, una organización independiente y sin áni- Algunas personas se encadenarán a los Uffizi para protestar contra el préstamo del leonardo a Japón mo de lucro dedicada a apoyar a museos y galerías del país, hizo una donación y puso en marcha la campaña Comprad una pincelada Esta curiosa iniciativa perseguía recolectar 300.000 libras, aportando cada persona cinco libras por una simbólica pincelada hasta completar el cuadro. Participaron artistas de la talla de David Hockney, Anish Kapoor, Howard Hodking o Rachel Whiteread, informa Efe. La Tate, que custodia la mayor colección de acuarelas de Turner, ya anunció en diciembre que contribuiría con dos millones de libras a la compra de la acuarela y el Fondo para la Conservación del Patrimonio Nacional (NHMF) ha aportado 1,95 millones de libras. En tan sólo 5 semanas ha habido donaciones de todo el mundo (Estados Unidos, Singapur, Japón, Rusia, Australia... por valor de 500.000 libras. Objetivo conseguido: la acuarela se queda en Gran Bretaña. Esta obra, de la que el célebre crítico John Ruskin dijo que había sido pintada con el corazón, pertenece a una serie de cuatro acuarelas que Turner hizo entre 1841 y 1844 de esta montaña suiza. En esta concreta, la plasmó justo antes del amanecer. Hace tiempo hubo otra gran movilización en Gran Bretaña para lograr que Las Tres Gracias de Canova, no se fueran a la Fundación Getty en Malibú. El Victoria Albert Museum de Londres, en colaboración con la National Gallery of Scotland, de Edimburgo, compartieron gastos y titularidad. No reunieron el dinero suficiente, pero la aportación del barón Thyssen- Bornemisza evitó que la célebre escultura se marchara a América.