Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL SÁBADO 3 s 3 s 2007 ABC Bayrou revoluciona la campaña y plantea variar el modelo electoral de la República El nuevo sistema permitiría el ingreso en la Asamblea de la extrema derecha y de la extrema izquierda s Más de la mitad de los votantes no saben aún a quién elegir JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. El 56 de los franceses todavía no han elegido a su candidato preferido. La socialista, Ségolène Royal, propone que 8 regiones piloten Airbus. Se sospecha que los amigos de Jacques Chirac ponen zancadillas a Nicolas Sarkozy. François Bayrou anuncia un cambio de régimen si es elegido y Jean Marie Le Pen gesticula de manera amenazante. Según varios sondeos, el 44 de los franceses tienen decidido su voto para las presidenciales del 24 de abril y el 6 de mayo. Un 33 tienen favorito, pero están dispuestos a cambiar, y otro 23 se dicen completamente indecisos. A juicio de Roland Cayrol (CSA) no se ha visto un nivel de indecisión tan alto desde 1981 Frédéric Dabi (Ifop) añade: Más de la mitad de los electores afirman que pueden cambiar de opinión. Todo está en el aire A la derecha, Nicolás Sarkozy se cotiza siempre como favorito en la primera y segunda vuelta, contra Ségolène. El líder conservador debe soportar, sin embargo, la oscura marea negra de filtraciones sobre su fiscalidad y bienes inmobiliarios personales, que se sospechan facilitadas por algunos irreductibles amigos personales de Jacques Chirac. Según el último sondeo de Le Figaro Sarkozy se percibe como el candidato más convincente Ségolène se valora por su simpatía y de Bayrou se valora la novedad A la izquierda, Ségolène Royal propuso ayer que ocho regiones francesas (socialistas) entren en el capital de la empresa aeronáutica Airbus, con el fin de pilotar un grupo víctima de los patriotismos nacionalistas de Francia y Alemania. No es evidente que tal propuesta despierte ningún entusiasmo. Los enfrentamientos y pullas permanentes entre los elefantes socialistas alimentan una negra crónica de incompatibilidades personales. Lionel Jospin (ex primer ministro) y Jean- Pierre Chevènement (ex ministro del Interior) se critican mutuamente con un ardor que divierte a los cronistas políticos y acelera el desencanto de los electores socialistas, tentados por la candidatura de François Bayrou. Recrecido del 6 al 19 de las intenciones de voto, en apenas seis semanas, Bayrou avanza peones de imprevisible alcance. En una entrevista con el vespertino Le Monde el candidato centrista anunció ayer tres posibles iniciativas de ser elegido presidente, el 6 de mayo: crear un nuevo partido centrista y modificar el modelo electoral de la V República, sustituido por un nuevo modelo proporcional que permitiese el ingreso en la Asamblea Nacional de la extrema derecha y de la extrema izquierda para precipitar una revolución del modelo político nacional. Bayrou todavía está a 7 u 8 puntos de Ségolène, en la pri- Desencanto REUTERS mera vuelta, pero espera beneficiarse de la marea ascendente de los decepcionados de la candidata socialista. Si el candidato centrista salvase ese obstáculo, contaría con el apoyo de la izquierda y parte del centro, en posición temible para Sarkozy- -si Jean Marie Le Pen no vuelve a escena- -y crear una nueva situación. El líder de la extrema derecha no tiene aún las firmas necesarias para ser oficialmente candidato. Esa ambigüedad endurece y agría su discurso. Cuando Le Pen entre o no entre definitivamente en campaña, su retórica populista podrá causar estragos. A 52 días de la primera vuelta, la indecisión complica todos los cálculos tradicionales. A la derecha, Sarkozy cuenta con el apoyo de diputados, senadores y líderes históricos. A la izquierda, Ségolène no inspira confianza en su partido, pero triunfa en la opinión, mientras Bayrou sueña con imponer su revolución tranquila Paisaje palestino en Copenhague Más de 250 personas fueron detenidas ayer y tres resultaron heridas en varias manifestaciones en Copenhague contra el desalojo de un grupo de okupas de un teatro. Los manifestantes arrojaron a la policía ladrillos, botellas y pintura en unos violentos disturbios. En la fotografía, el estado del teatro tras el desalojo. ABC. es Más información sobre el proceso electoral francés en abc. es internacional