Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA Comunidades SÁBADO 3 s 3 s 2007 ABC El BNG reclama ahora que los jueces que no sepan gallego no puedan ejercer en esa Comunidad El futuro del astillero de Fene provoca un nuevo enfrentamiento entre el presidente de la Xunta y sus socios nacionalistas E. MONTAÑÉS J. L. JIMENEZ SANTIAGO. La defensa del gallego por parte de Bieito Lobeira, diputado del BNG, no tiene límites. Si el político nacionalista ya reclamó en su día que las muñecas hablaran en gallego y posteriormente que todas las lápidas de los cementerios de esta Comunidad figuraran en esta misma lengua, ayer fue más allá en sus peticiones. Así, Lobeira pidió que los magistrados que no conozcan el idioma gallego no puedan impartir justicia en esta autonomía. Por este motivo, el Grupo Parlamentario del BNG solicitó la puesta en marcha de medidas en defensa de los derechos lingüísticos en la administración de la Justicia, y especialmente la implantación del gallego en las facultades de Derecho de las tres universidades de esta Comunidad para que se normalice el uso del idioma en la Justicia. A través de una iniciativa parlamentaria, Lobeira denunció actitudes como las mostradas por el juez decano del Juzgado de lo Social número 3 de La Coruña en las que se manifestaba harto con el tema del gallego Lobeira recordó que no es el único ataque a la lengua gallega que protagoniza este magistrado y se refirió a que en otra ocasión negó el derecho a recibir una notificación judicial en gallego. Además le acusó de emplear, de manera provocadora el topónimo deturpado de La Coruña De esta forma, el diputado del BNG reclamó que no se pueda impartir justicia en Galicia por magistrados que no conozcan el idioma gallego. Por ello, según informa Efe, pidió a la Secretaría General de Política Lingüística de la Xunta que informe al respecto, así como que dé a conocer si existen campañas de información sobre derechos lingüísticos en la Justicia. Pero el protagonismo del BNG en la jornada de ayer también se trasladó al Ejecutivo bipartito, donde suenan tambores de guerra por el futuro del astillero fenés de Navantia. Y todo porque el BNG no está a dispuesto a hacer el mismo seguidismo de las doctrinas del Gobierno central que ayer protagonizó el presidente de la Xunta, el socialista Emilio Pérez Touriño. El día después de que la Comisión Europea le comunicase al consejero de Industria, Fernando Blanco (BNG) que no veía razones para permitir una renegociación de la situación de Navantia- Fene, Touriño se limitó a acatar la decisión de Bruselas, acorde con la nota hecha pública también por el Ministerio de Economía y Hacienda, en la que se afirmaba tajantemente que no existe posibilidad de renegociación de los acuerdos que limitaron la actividad del astillero ubicado en Perlío. Desde Barcelona, el jefe del Ejecutivo autonómico reafirmó ayer el compromiso efectivo y cierto de su Gobierno con la comarca de Ferrolterra, al tiempo que anunció que en breve se presentará el Plan de Reindustrialización de la zona, que seguirá las líneas que ha mantenido la SEPI y el Gobierno central desde el primer día: que los terrenos ociosos de Astano sirvan para albergar proyectos industriales alternativos. O lo que es lo mismo, la Xunta cierra el capítulo de defender a Galicia y asume como suyo el plan del Estado. Pero si el presidente de la Xunta no critica ni por error a ningún representante del Gobierno de Zapatero, ayer Fernando Blanco mostró su contrariedad ante un Estado que se enfrenta a la UE en algunos temas como las opas pero se niega a renegociar la situación del astillero gallego. A juicio del titular de Industria, la postura del director general de la Competencia podría haber sido otra si en su visita a Bruselas hubiese contado con el respaldo del ministro Joan Clos, o el presidente de la SEPI, Enrique Martínez Robles. Pla y Andreu se sometieron a las preguntas pactadas de unos universitarios de pega que en realidad eran militantes socialistas EFE La subdelegada del Gobierno en Alicante exalta el botellón: Todos lo hicimos y no nos pasó nada LORENA SANZ ALICANTE. En un encuentro con jóvenes, la subdelegada del Gobierno en Alicante y candidata a la alcaldía de esa ciudad hizo una defensa a ultranza del botellón. Al ser preguntada por las alternativas de ocio por uno de los participantes en el campus de la Universidad alicantina en San Vicente de Raspeig, Etelvina Andreu contestó que el botellón no es algo demoníaco, como intenta hacer parecer el Partido Popular Acto seguido, y con la distensión de una charla con jóvenes universitarios socialistas, Andreu reconoció que ella también lo ha hecho. Todos alguna vez lo hemos hecho y explicó, cómo en su época estudiantil en la Universidad de Valencia, los fines de semana solíamos hacer botellón La subdelegada normalizó el hecho de beber alcohol en la calle y dijo que no es tan malo, yo lo hacía y no me ha pasado nada; no me he vuelto alcohólica ni drogadicta Estas declaraciones sorprenden por el hecho de venir de Andreu, la representante del Gobierno central en Alicante. Precisamente el Gobierno que ha prohibido la práctica del botellón en toda España. iban a mostrar de una manera espontánea sus dudas, pero resultó que eran jóvenes socialistas- -con el presidente de las Juventudes Socialistas a la cabeza- -que tenían acordadas dichas preguntas con el secretario autonómico del partido. Todas y cada una de las cuestiones se encabezaron criticando alguna política del PP y preguntando a los socialistas cómo lo arreglarían ellos. Y, cada respuesta comenzó con una crítica a los populares y varias promesas electorales detrás. Seguidismo del presidente Supuestos estudiantes Teóricamente, se trataba de un acto en el que los universitarios de Filosofía y Letras iban a preguntar tanto a Andreu como al candidato del PSOE regional, Joan Ignasi Pla, acerca de sus inquietudes. Se había anunciado que los estudiantes