Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA LA HORA DE LA VERDAD DEL 11- M NI UN SOLO DATO DE LA IMPLICACIÓN DE ETA SÁBADO 3 s 3 s 2007 ABC El Gobierno desclasifica el informe del CNI sobre Trashorras, que tampoco cita a ETA Fue solicitado por el Tribunal del 11- M s El ex minero dijo en el juicio que comentó a los agentes que El Chino le aseguró que conocía a los etarras de Cañaveras D. M. P. M. MADRID. El informe del CNI no recoge que José Emilio Suárez Trashorras revelara a la Policía y al servicio secreto, seis días después del 11- M, que el islamista Jamal Ahmidan le había comentado que los dos etarras de la caravana de la muerte eran amigos suyos. El mencionado informe fue desclasificado ayer por el Gobierno a petición de la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional, que juzga los atentados de Madrid. Con anterioridad, un medio de comunicación había publicado la existencia de ese documento, aunque con un contenido muy distinto al que recoge el informe desclasificado por el Ejecutivo. La nota del Centro Nacional de Inteligencia, de poco más de un folio, recoge la entrevista que el 17 de marzo de 2004 en Avilés tuvieron con el ex minero dos policías de la Comisaría General de Información (José Luis Parrilla, por aquellas fechas destinado en la unidad que investiga el terrorismo islamista, y Miguel Ángel García Gamonal, del servicio antiETA) En la reunión también estuvieron Santiago Díaz, agente del CNI en Oviedo, y Manuel García, jefe del Grupo de Estupefacientes de Avilés, que tenía por chivato a José Emilio Suárez Trashorras. Sobre esta reunión, el agente de la UCIE elaboró un informe que, al igual que el del servicio secreto, no recoge que el ex minero les confesara contactos de Jamal Ahmidan, El Chino con los dos etarras de la caravana de la muerte Gorka Vidal e Irkus Badillo. Los policías llegaron el 17 de marzo de 2004 a Asturias después de que los Tedax determinaran que el explosivo y los detonadores hallados en la Renault Kangoo y en la llamada mochila de Vallecas habían salido del Principado. A este dato se unió otro: una de las tarjetas de teléfono de los islamistas tenía tráfico de llamadas con una cabina de teléfono de Avilés- -localidad en la que vivía Suárez Trashorras- -los días 28 y 29 de febrero de 2004. La extradición del nuevo autor material del 11- M La Fiscalía solicitará al juez Del Olmo que pida la extradición del marroquí Abdelilah Hriz, actualmente en una prisión próxima a Rabat, como autor material del 11- M y que se le imputen 191 asesinatos terroristas consumados y 1.811 en grado de tentativa. La solicitud para pedir a Marruecos su extradición incluirá también cuatro delitos de estragos y otro de tráfico, tenencia y suministro de explosivos. Del Olmo sacó en abril último de la causa principal a Hriz- -que cumple tres años de condena por actividades terroristas- -y a Hicham Ahmidan- -primo de El Chino para presentar una denuncia oficial contra ellos ante Marruecos. José Emilio Suárez Trashorras durante una de las sesiones del juicio del 11- M Sin embargo, en su primera comparecencia en el juicio afirmó que El Chino tras salir en televisión las fotografías de los etarras Vidal y Badillo, le comentó que ambos eran amigos suyos Los miembros de ETA fueron detenidos en la Cañaveras (Cuenca) cuando se trasladaban a Madrid con una furgoneta bomba. Ambos tendrán que declarar como testigos, al igual que Henri Parot, a petición del abogado José Luis Abascal, que ejerce la defensa del presunto autor de la matan- POOL Caravana de la muerte En la reunión, el ex minero se ofreció a buscar él mismo a los moros e incluso se mostró dispuesto a desplazarse a Madrid. Pero no hizo mención a ETA, según recogen los informes de la Comisaría General de Información y del CNI. za Jamal Zougam. El ex minero se enfrenta a una petición de 38.670 años de prisión como cooperador necesario en la masacre por presuntamente haber facilitado los explosivos a los terroristas. Es el procesado con mayor solicitud de penas. Confirman la pena a un miembro de Al Qaida que difundía fatwas por internet N. COLLI MADRID. El Tribunal Supremo ha confirmado la condena a 10 años de prisión que la Audiencia Nacional impuso a Ahmed Brahim como autor de un delito de integración en organización terrorista de corte islamista. El alto Tribunal anula parte de las intervenciones telefónicas practicadas durante la investigación, pero esta decisión no altera el fallo puesto que no afecta a las pruebas en las que se sustenta la condena. Ahmed Brahim fue detenido en Barcelona el 13 de abril de 2002 cuando estaba creando una página web con el fin de difundir a través de internet los contenidos del Islam más radical y extremista, aquel que propugna el yihad en su acepción de guerra contra todos aquellos que no compartan sus creencias El diseño del proyecto respondía a la estrategia de Al Qaida, con varios de cuyos significados dirigentes mantenía contacto el acusado, entre otros con Serhane el Tunecino (uno de los siete terroristas autores del 11- M que se suicidaron en Leganés el 3 de abril de 2004) La sentencia del Supremo, de la que ha sido ponente Andrés Martínez Arrieta, considera suficientes las pruebas en las que la Audiencia Nacional fundamentó la condena: las reuniones de Brahim y sus relaciones personales con miembros de Al Qaida, las características del equipo informático hallado en su casa (que excedían las del uso pri- vado) y los contenidos de sus archivos. La finalidad de la web no era otra que captar mujahidines y conferir razón de ser, desde el punto de vista religioso, a los atentados terroristas mediante la difusión de fatwas (veredictos emitidos de acuerdo con la ley islámica para indicar el comportamiento que debe seguir un buen musulmán ante una situación nueva) La sentencia cuenta con el voto particular de dos de los cinco magistrados de la Sala (José Antonio Martín Pallín y Perfecto Andrés Ibáñez) en cuya opinión los hechos no constituyen un delito de pertenencia a banda armada sino, en todo caso, uno de enaltecimiento del terrorismo.