Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 TOROS cordoba. abc. es toros VIERNES 2- -3- -2007 ABC Vuelve José Tomás, retorna la ilusión Reaparece el 17 de junio en la Monumental de Barcelona para convertirla en el centro del universo taurino ÁNGEL GONZÁLEZ ABAD BARCELONA. José Tomás vuelve a los toros, y lo hará en la Monumental de Barcelona el próximo 17 de junio junto a Finito de Córdoba y Cayetano, con toros de Núñez del Cuvillo. El torero madrileño, que fue protagonista de la última etapa dorada del toreo en la Ciudad Condal, sabe que Barcelona necesita ayuda y no ha dudado en dársela Son palabras de Salvador Boix, periodista catalán que desde ayer es el nuevo apoderado del diestro de Galapagar. Si los políticos hicieron de Barcelona una ciudad antitaurina, José Tomas va a convertirla en el centro del universo taurino explicó Boix en una multitudinaria rueda de prensa celebrada en un hotel barcelonés. El apoderado adelantó que la temporada de José Tomás será de unas veinte corridas, siempre en plazas importantes y en carteles que supongan grandes acontecimientos para los aficionados, eventos que conciten la ilusión Cronología invertida de un mito José Tomás (Madrid, 20- 8- 1975) comunicó que se iba de los ruedos el 18 de septiembre de 2002 a su cuadrilla. Un día antes debería haber toreado en Albacete su última corrida, pero fue suspendida por la lluvia. Su último paseíllo fue en la septembrina Feria de Murcia, donde puso punto final a una temporada desigual de muchos percances, que tuvo sus cumbres en Madrid, Málaga, Almería o Valladolid, entre otras plazas. Toreó un total de 49 corridas y cortó 44 orejas. El fenómeno de Galapagar, que tomó la alternativa en 1995 en México y la confirmó en Las Ventas un año después, ha sido el torero de Madrid por excelencia de finales del siglo pasado y principios de éste. Salió a hombros por primera vez el 24 de septiembre de 1995 en su debut como novillero. Sus Puertas Grandes como matador son: en San Isidro de 1997, el 27 de mayo; en el ciclo isidril de 1999 y otra más en la Corrida de Beneficencia de ese año. En 2000 decidió no acudir a la feria por su polémica sobre la presencia de las cámaras de televisión; sí lo hizo en 2001, cuando se dejó un toro vivo de Adolfo Martín. Cruzó por última vez la Puerta Grande el 21 de mayo de 2002, aunque una semana después hizo historia con un toro de Alcurrucén. También fue ídolo tardío de Sevilla: justo la temporada anterior a su marcha sumó dos Puertas del Príncipe: una el Domingo de Resurrección y otra el 28 de abril. Con Barcelona siempre ha vivido un auténtico idilio, como sucedió con Manolete. Apoderado por Boix El torero, que a la hora en que se anunció su vuelta a los ruedos estaba toreando en el campo, ha tomado su decisión, como torea, de forma lenta, convencido al cien por cien de que puede dar aún mucho más, de que todavía no lo ha dicho todo y de que quiere mejorar todo lo que ha sido subrayó Boix. La reaparición de José Tomás viene de la mano de los nuevos responsables de la Monumental de Barcelona: la Casa Matilla. El empresario, Toño Matilla, dio a conocer ayer la programación para el primer ciclo de la temporada, que comenzará el 15 de abril con El Juli, Manzanares y Talavante y toros de El Ventorrillo. El Cid, Rivera Ordóñez, Ponce, Morante, El Fandi, Serafín Marín, Tejela o Hermoso de Mendoza estarán en los festejos programados hasta junio. Queremos hacer festejos de calidad, sentar las bases del futuro señaló Matilla, quien precisó queel contrato con la propietaria del coso, la empresa Balañá, es por un año, pero venimos a quedarnos, vamos a darlo todo y ni apoderado ni empresario negaron la posibilidad de que José Tomás volviera a la Monumental a lo largo de la temporada. José Tomás, en una imagen reciente en Madrid AFP REACCIONES Albert Boadella Dramaturgo Cayetano Matador de toros Martínez Uranga Empresario de Las Ventas Es el único capaz de acabar con el nacionalismo catalán y de dar la puntilla a sus argumentos sobre la Fiesta de los toros Es muy importante estar al lado de un torero tan esperado en su reaparición. Además, en Barcelona hacía falta su vuelta Ojalá venga a Madrid. Tiene las puertas abiertas para cuando quiera. Estoy dispuesto a pagar lo que vale, que es mucho Zabala de la Serna EL REGRESO DE LA LEYENDA uelve José Tomás con toda su leyenda a cuestas. Regresa el mito que se fue de puntillas sin que nadie supiese a ABC. es Más información e imágenes en abc. es toros V ciencia cierta del río turbulento que atravesaba su cabeza cuando la temporada 2002 se dormía en brazos del otoño. Y ahora queremos entender su retorno cuando aún no hemos comprendido su marcha. Otra vez en la arena el ídolo de plomo, en las arenas de Barcelona, donde los antis, los cerriles liberticidas, quieren apuntillar nuestra libertad en nombre de la suya: la democracia que viaja en una sola dirección. No ha debido ser fácil la decisión, porque en su larga ausencia la leyenda no ha cesado de crecer. Las cábalas se antojan tremendas sabiendo que su vuelta implica comprometidos terrenos, inverosímiles cotas del trienio cabal de 1997, 1998 y 1999, cuando nos puso a todos de acuerdo, antes de que crítica y seguidores creásemos un ambiente de apasionada presión. La legión de tardotomistas quería saciar su hambre de mito y repetía susurrante la frase de Valle- Inclán a Belmonte: Sólo te falta morir en el ruedo Y parte de la prensa queríamos al genuino José Tomás. Y entre éstos y aquéllos se abrió la sima de la mirada perdida que apoyaba su tristeza en las tablas venteñas la aciaga tarde del toro vivo de Adolfo, la mira- da cansada que pronosticaba el exilio. Desde entonces, las escapadas al campo bravo calmaban su sed. Pero el cuerpo de J. T. pedía últimamente mayores dosis, allá en tierra mexicana, testigo de sus orígenes. El océano invernal traía el rumor de su reaparición. Y ahora la ola de la noticia ha barrido el panorama como un maremoto. Qué locura sería que los Matilla lo contratasen única y exclusivamente para Barcelona, domingo a domingo. Qué puente aéreo, qué AVE, qué peregrinaje, qué impulso taurino a Cataluña. Qué bueno que viniste, viejo guerrero.