Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL VIERNES 2 s 3 s 2007 ABC La memoria de los Kennedy El historiador Arthur Schlesinger fallece a los 89 años y deja el legado de una veintena de libros que durante casi medio siglo han formado parte destacada de los grandes debates intelectuales de EE. UU. PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. El historiador Arthur Schlesinger- -uno de los cerebros que ayudaron a poner sólidos cimientos a las vistosas, casi mitológicas, ilusiones de la Administración Kennedy- -ha fallecido en la noche del miércoles en Nueva York dejando a sus 89 años el respetado legado de más de una veintena de libros que han formado parte destacada de los más relevantes debates intelectuales de Estados Unidos durante casi medio siglo. Sobre todo, una sucesión de biografías de grandes hombres escritas bajo la firme creencia de que los mejores historiadores deben combinar análisis y romanticismo. La ascensión de Schlesinger al olimpo de la historiografía y el pensamiento de centroizquierda en Estados Unidos, revalidada con varios premios Pulitzer, se inició con aclamadas obras sobre los presidentes Andrew Jackson y Franklin Delano Roosevelt. Con un desvío hasta la primera línea de la política al participar en la campaña presidencial de John F. Kennedy, sirviendo después como ayudante en la Casa Blanca durante los tres años de aquel truncado mandato conocido con el idealizado sobrenombre de Camelot Experiencias que quedarían plasmadas quizá en el más famoso de todos sus libros A Thousand Days Obra completada con otra monumental biografía publicada en 1978 sobre Robert Kennedy. Centenares de páginas con una admiración poco disimulada, incluso cuestionada por algunos críticos entre frecuentes reproches John McCain es senador del Partido Republicano por Arizona AFP El senador McCain se suma al gran pulso político con vistas a la sucesión de Bush en 2008 El heterodoxo republicano elige un late- night show presentado por un humorista para confirmar sus más que presentidas ambiciones presidenciales P. RODRÍGUEZ WASHINGTON. Nuevos tiempos, nuevos estilos de hacer política. El senador John McCain, el héroe de la guerra de Vietnam famoso por su heterodoxia dentro de las filas del Partido Republicano, ha confirmado sus más que presentidas intenciones de competir por la Casa Blanca en un foro muy, muy peculiar: el programa televisivo del humorista de David Letterman con formato de late- night show imitado en España por Andreu Buenafuente o Eva Hache. Esta anécdota confirma, una vez más, el creciente sincretismo en EE. UU. -desde el inolvidable espectáculo de Bill Clinton tocando el saxofón- -entre el entretenimiento y epopeyas electorales. Con el agravante de que una significativa mayoría del público joven forma sus opiniones políticas no con la ayuda de los telediarios estelares de las grandes cadenas, cada vez con menores y más envejecidas audiencias, sino con espacios televisivos que mezclan la actualidad y el humor. Para estar a la altura del tono informal del show de Letterman en la CBS, el senador McCain ha mezclado la confirmación de sus ambiciones presidenciales con ironías. Bromeando sobre su desinterés por ocupar el puesto de vicepresidente de EE. UU. ya he pasado mucho tiempo en un campo de prisioneros norvietnamita, mantenido en la oscuridad y alimentado con deshechos Y dejando caer que es hora de cambios reales porque desde 1988 ha habido un Bush o un Clinton en la Casa Blanca. McCain, de setenta años, habría utilizado este desembarco sui generis para recapturar el apreciado espíritu de espontaneidad y rebeldía que marcó su primera pero fallida batalla electoral en el 2000. Esta vez, el senador ha perdido parte de su impredecible atractivo al cortejar visiblemente a las bases más conservadoras del Partido Republicano y mantener una posición dura con respecto a Irak. Una guerra, a su juicio, necesaria pero que ha sido pésimamente dirigida por la Administración Bush, insistiendo en que para ganar hace falta enviar sustanciales refuerzos. Arthur Schlesinger de escribir historia con un excesivo tono novelesco. Dudas en parte aminoradas por la exhaustiva documentación de sus volúmenes y un tono vigorosamente atractivo. En una entrevista concedida en 1997 al Boston Globe el legendario profesor universitario, siempre con pajarita y aficionado a los martinis, justificaba su aproximación a la historia insistiendo en que siempre he estado más interesado en cambios y reformas que en el status quo Frente al reproche de ser un apologista de los Kennedy, Schlesinger explicaba su intento de combinar la vida académica con el llamado mundo real, ya que ser un ciudadano comprometido no impide ser un buen historiador Víctima de un fulminante infarto mientras cenaba con familiares en un restaurante de Manhattan, Arthur Schlesinger ha conseguido mantener todo este pulso de relevancia y debate hasta su última obra, War and the American Presidency Libro publicado en 2004 que cuestiona al doctrina de guerra preventiva y tácticas antiterroristas adoptadas por la Administración Bush después el 11- S. Argumentando que Irak ha sido una espantosa chapuza y advirtiendo que las atribuciones gubernamentales de una nueva presidencia imperial tendrán al final el mismo resultado que similares abusos en el pasado: Nos odiaremos a nosotros mismos cuando despertemos Hasta el final Con todo, el anuncio formal de la candidatura de John McCain tendrá lugar en abril, dentro de otra tendencia cada vez más común en las campañas presidenciales de EE. UU. con entradas graduales para ganar el máximo de atención. De hecho, el senador por Arizona lleva dos años recaudando donaciones y organizando su equipo de cara a las primarias en el seno del Partido Republicano que culminarán en las presidenciales del 2008. Elecciones que en esta ocasión se presentan especialmente reñidas con más de una veintena de precandidatos republicanos y demócratas. En estos momentos, el otro gran rival del senador McCain sería Rudolph Giuliani, alcalde de Nueva York durante el 11- S. Con una troika de presidenciables completada por el mormón Mitt Romney, ex gobenrador de Massachusetts. El anuncio formal, en abril Premio Pulitzer y biógrafo de presidentes, sirvió como ayudante del malogrado John Fitzgerald Kennedy ABC. es Vídeo con imágenes del historiador en: www. abc. es internacional