Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA El Gobierno cede al chantaje de De Juana s La negociación con la banda VIERNES 2 s 3 s 2007 ABC LAS 25 VÍCTIMAS DE IGNACIO DE JUANA CHAOS Vicente Romero Coronel Jurídico 12- 6- 1985. Calle General Oraa. Ametrallado. Juan García Jiménez Chófer 12- 6- 1985. Calle General Oraa. Ametrallado. Esteban del Amo Tédax 12- 6- 1985. Aparcamiento El Corte Inglés. Coche bomba. Fausto Escrigas Vicealmirante 29- 7- 1987. Calle Dulcinea. Ametrallado. Eugene Kent Brown Ejecutivo 9- 9- 1985. Plaza de la R. Argentina. Coche bomba. Salvar el proceso Zapatero renueva su apuesta por la negociación con ETA para culminar la legislatura, y para evitar que De Juana fuera un mártir lo convierte en un héroe de la izquierda abertzale Rubalcaba puso énfasis delator para sostener que la decisión era suya POR ÁNGEL COLLADO MADRID. El proceso por encima de todo. Ante el pánico a que De Juana Chaos se pudiera suicidar de verdad en la cárcel y con el terrorista muerto cegada la vía de la negociación con ETA, Rodríguez Zapatero ha preferido que el asesino se convierta en el héroe de la izquierda abertzale que supo chantajear al Gobierno, que logró que el Estado español cediera a sus exigencias. Dos meses justos ha durado el disimulo con que Zapatero abordaba la continuidad del diálogo con la banda. Por si cabía alguna duda y la huelga de hambre de De Juana era el primer obstáculo para volver al proceso elimina el primer problema mientras se prepara solucionar el segundo, ya el mes que viene: la exigencia segunda de ETA, estar presente en las elecciones de mayo con segunda o tercera marca- -PCTV IA o platafor, mas locales- -para volver a los Ayuntamientos y a la Cámara foral navarra. Ni al PSOE- -críticos incluidos- -ni a los nacionalistas socios, ni a la oposición les ha sorprendido el paso hacia adelante- -o hacia el precipicio- -que da Zapatero. La apuesta a todo o nada del presidente del Gobierno es la paz con ETA y los dos asesinados de la T- 4 un accidente en el camino que obligó a suspender la publicidad de los contactos con los terroristas, pero nada más. El regreso a casa de De Juana es otro hito en ese camino, como la resolución del Congreso para avalar las negociaciones, la admisión del PCTV en las autonómicas vascas, la internacionalización del conflicto llevada al Parlamento europeo o la decisión de mirar a otro lado con el terrorismo callejero o las campañas de extorsión a los empresarios. Es la táctica de Zapatero cada vez que sus decisiones o compromisos le colocan ante un aparente callejón sin salida o un límite institucional que nunca antes un gobernante se hubiera atrevido a traspasar: cruzarlo. Lo hizo en el Estatuto catalán al impulsar un texto anticonstitucional del preámbulo a las disposiciones finales y lo repite ahora al ceder a la extorsión de De Juana. En permanente huida hacia adelante porque no quiere o no puede cerrar su negociación con ETA, asume el posible desgaste que su partido ya podrá cuantificar electoralmente en mayo con la esperanza de que para las generales pueda haber recogido algún rédito de la apuesta; porque para entonces ETA haya tenido algún detalle en forma de renuncia real al terrorismo. La novedad de la operación de ayer fue el papel y el argumentario de Rubalcaba. Tanto énfasis puso en sostener que soltar a De Juana era una decisión suya que se notaba que se lo había mandado Zapatero. Tan burda era esta vez la muletilla de que el PP también lo había hecho, que tuvo que comparar los casos de etarras enfermos terminarles con permisos para morir en sus casas con el de De Juana, que vuelve al hogar para recuperarse del daño que se ha hecho a sí mismo y con toda una vida por delante para exhibir el éxito ante el Estado. Preguntado si tenía datos de huelgas de hambre en los citados casos del PP, no pudo aportarlos ni se molestó en trastear la cuestión. Muy pocos recursos para un reconocido experto en retorcer la realidad. La naturalidad en la cesión se ha convertido en la norma para mantener vivo el proceso de Zapatero y quien fue el primero en darlo por cerrado después del atentado de la T- 4- -Rubalcaba- -a quien le toca dar la cara para mantenerlo. El ministro equipara los casos de etarras enfermos terminales enviados a casa para morir con el de De Juana Rubalcaba al explicar la cesión con De Juana FRANCISCO SECO Teresa JiménezBecerril HA GANADO L as carcajadas de De Juana Chaos llegan hasta Sevilla donde espero que mis sobrinos no las oigan y se abandonen al llanto que durante tantos años hemos intentado evitar. Hoy, esos niños han crecido y aunque nosotros sigamos ocultándoles todo lo que guarda relación con el mundo de ETA, para no sacarlos del escondite donde entraron para poder seguir viviendo, los periódicos caen en sus manos, las televisiones y radios están encendidas y la noticia de la liberación del múltiple asesino etarra que escribió que comía de su dolor, llegará a sus mentes aún inmaduras, sin que podamos evitarlo. ¿Qué idea de justicia pueden sacar si con un simple cálculo deducen que por cada asesinato ha pagado este terrorista siete meses de prisión? ¿Quién es capaz de explicarles que se le ha rebajado su condena de tres mil años a treinta, para sumando beneficios quedar en dieciocho? ¿Cómo entenderán que un terrorista, que sigue siéndolo y que desde la cárcel ha señalado nuevas víctimas a ETA, haya burlado la ley hasta el punto de no ser considerado tal? ¿Quién les hará entender que se liquida la última condena impuesta y se le manda a casa sin más, saltándose unos años, que para los familiares de los que él asesinó representaban toda una vida, la de sus jóvenes víctimas inocentes? Yo, en estos momentos, no sería capaz de contestar a sus claras y directas preguntas; ¿Por qué sale a la calle el que se reía cuando mataron a papá y a mamá? ¿Ya se ha vuelto bueno? Ya le dije hace meses al Sr. Zapatero que iba a mandarle a los hijos de Alberto y Ascen a La Moncloa para que les explicase por qué estaba siendo tan complaciente con los asesinos de sus padres. Hoy tengo un motivo más para mandárselos. No insista en que el Gobierno no tiene nada que ver, que esta rebaja de condena y su puesta en libertad son decisiones judiciales... Usted es nuestro referente, yo no conozco a los jueces, en cambio a usted le conozco, Sr. Zapatero, usted es el Presidente de todos los españoles y mis sobrinos lo son y necesitan más que nadie que usted les explique por qué murieron sus padres y si esas muertes tuvieron algún sentido. Espero que usted tenga una buena respuesta, porque no quisiera que crecieran sin creer en valores tan necesarios como son la justicia y la libertad. Ellos son el futuro y los niños aprenden por imita- ción. Y el chantaje es un arma que los pequeños conocen bien, es triste que comprueben que funciona y aún más triste el quedarse sin palabras ante ellos para negar el hecho. Me dirijo a la mente y al corazón de quien me escucha y me lee, sin complejo de sentir a la vez que pensar, y por ello para frenar la fuerza de mis palabras hace falta un batallón de tertulianos airados y de gobernantes inquietos, porque la moral, el honor, el valor y casi siempre la razón sostienen a las víctimas. Insisto, ¿quién hablará con mis sobrinos, lo hará Rubalcaba que ha meditado mucho antes de tomar esta decisión tan humanitaria para el criminal De Juana, y tan poco humanitaria para los que sufrimos por su culpa? No lo hará nadie y menos ninguno de quienes nos gobiernan, porque no pueden decirle la verdadera razón por la que lo han liberado y callarse les parecerá menos deshonroso que mentir a unos niños.