Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 GENTE www. abc. es gente JUEVES 1- -3- -2007 ABC Las chicas de Matrix se visten de Loewe Enrique Oña Selfa presentó ayer en París una colección con diseños de líneas sofisticadas y futuristas para el otoño- invierno 2008 POR SILVIA CASTILLO FOTO: ERNESTO AGUDO PARÍS. Futurista y muy negra. Así es la colección de Loewe para el próximo otoño- invierno 2007 08 que José Enrique Oña Selfa presentó en el Palais Chaillot de la capital del Sena. La propuesta del diseñador belga de origen español fluye entre los años 40 y los 80, con detalles de costura, para una mujer sofisticada, y guiños a la estética punk, para chicas que pisan muy fuerte sobre el asfalto de la ciudad. Pero eso sí, todo lo fuerte que se puede ir subida a los doce centímetros de tacón de las sandalias y botas de piel fruncidas con cintas de cocodrilo que complementan el que bien podría ser el fondo de armario de Trinity, la guerrera saltimbanqui a la que Carrie Anne Moss dio vida en Matrix Abrigos tres cuartos de grandes solapas, cazadoras con cremalleras, vestidos que se ajustan al cuerpo como un guante... todo en napa- -el material estrella de la firma- que domina una colección en la que también se ha colado el ante (con sutiles bordados de pedrería) la seda y el cashemere, y toques de turquesa y oro en un estallido casi vitamínico entre tanto negro. La piel de pelo largo también está presente en la colección para abrigar a estas mujeres del futuro que no renuncian a su lado más chic envolviéndose en el dorado zorro de Canadá en abrigos y chaquetas o en las martas cibelinas, en negro con adornos de piedras, de las mangas de un vestido de seda, de boleros o del cuello de una blusa. Oña Selfa, que propone el look monocolor, rompe la monotonía con grandes lazadas y con juegos de volúmenes, sobre todo en las mangas de las blusas, de estilo farol, que se fruncen hasta tres veces del hombro al puño y con un estudio casi geómetrico que las convierte en piezas cúbicas. El arte también ha inspirado al creador en los mironianos estampados de caracol que ilustran varios vestidos o en otro de estilo mosaico de paillettes blancas, doradas y negras evocador de La Pedrera de Gaudí. La silueta, unas veces marcada con cinturones anchos y chaquetas cortas, otras más libre gracias a la línea trapecio, se dibuja en monos, vestidos muy cortos o con largo a la rodilla, pantalones pitillo o microshorts y aires orientales en las mangas japonesas y en las cinturas de avispa. Pequeñas, en contraste con el nuevo maxibolso que la firma presentó durante el desfile, tan nuevo que aún no tiene nombre pero que robaba todas las miradas a su paso. Como miradas acapararon las celebrities españolas presentes en este templo artístico de Trocadero: las actrices Goya Toledo (con un abriguito de napa blanco de la colección de primavera- verano 2007) y Nawja Nimri (con un conjunto de blusa y pantalón de napa beige) las modelos Nieves Álvarez (en ante marrón) y Laura Cisneros, Nati Abascal (envuelta en astracán) Marisa de Borbón, Adelaida de Orleáns y una joven oriental a la que nadie supo ubicar, pero que ocupó asiento junto a la plana mayor de Loewe: Jaime de Marichalar (miembro del consejo) Enrique Loewe (presidente de honor) Albert Puyol (presidente y consejero delegado) y Delphine y Antoine Arnault, los hijos de Bernard Arnault, el presidente del grupo Louis Vuitton Moet Hennessy (LVMH) actual propietario de la casa de origen español. Presencia española en París Una colección en la que se ha colado el ante (con sutiles bordados de pedrería) la seda y el cashemere Mironianos estampados de caracol ilustran algunos de los vestidos de la colección