Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 1 s 3 s 2007 ECONOMÍAsMOTOR Ángel Carchenilla 43 Audi incrementa sus beneficios hasta la cifra récord de 1.343 millones La marca de turismos de lujo de Volkswagen tiene la intención de lanzar este año el cupé DELPHI A 5 y desarrollar un nuevo modelo deportivo, que se fabricará en Bruselas F. B. R. INGOLSTADT (ALEMANIA) El fabricante alemán de automóviles Audi, del grupo Volkswagen, obtuvo el pasado año un beneficio neto de 1.343 millones de euros, lo que supone un aumento del 63 en relación con el ejercicio anterior y un récord para la empresa, anunció ayer el presidente de la compañía, Rupert Stadler, en la conferencia de prensa anual de la firma. Stadler destacó que Audi cerró 2006 con máximos históricos de ganancias, ingresos y ventas, al tiempo que avanzó que la marca de los cuatro aros se ha fijado como objetivo superar el millón de unidades vendidas en todo el mundo en 2008 y alcanzar 1,5 millones de unidades en 2015. Los ingresos del Grupo Audi crecieron un 17,1 en el ejercicio 2006 hasta alcanzar el récord histórico de 31.100 millones de euros. Este índice de crecimiento es significativamente mayor que el crecimiento de la venta de vehículos, que aumentó en un 9,2 La marca de turismos de lujo del grupo alemán ha anotado un crecimiento excepcional del 43,2 en el beneficio operativo, lo que supone 2.015 millones de euros. El beneficio antes de impuestos ha sido de 1.946 millones de euros y, por tanto, ha mostrado un aumento del 48,5 respecto del ejercicio anterior. Este es el beneficio más alto de la historia de la compañía. El desproporcionado crecimiento en ingresos y ganancias, comparado con el índice de venta de vehículos, nos proporciona una excelente base y es la mejor prueba de nuestra campaña de crecimiento cualitativo a largo plazo afirmó Stadler a situación de Delphi Automotive Systems, la empresa americana que fabrica componentes de automoción en Puerto Real (Cádiz) no tenía que haber llegado al punto del cierre, pero desgraciadamente ha ocurrido. Puede que se deba, como lógicamente pensamos la mayoría, a que la industria del automóvil y concretamente la de componentes es especialmente sensible a la deslocalización. Puede ser también que los bajos costes salariales y las subvenciones que ofrecen otros países atraigan a las multinacionales a trasladar sus fábricas allí donde el potencial de rentabilidad es mayor. De hecho, que estas empresas se instalen en un país y luego tomen la decisión de abandonarlo no debería sorprender a nadie en un mundo globalizado donde cada cual pone en práctica sus estrategias para buscar las ubicaciones que les parecen más adecuadas y obtener la máxima productividad al mínimo coste. En España, por mucho que nos duela, no somos ajenos a esta realidad. Así pues, conviene no despistarse y reflexionar sobre cómo es posible que el tema de Delphi haya cogido por sorpresa a la Junta de Andalucía. Resulta difícil de entender cómo la crisis de esta planta en la que trabajan 1.600 personas que perderán su empleo más los casi 1.300 puestos indirectos que también, pille con el pie cambiado a la Junta. A no ser que los políticos andaluces estuvieran tan enfrascados en su Estatuto que no les haya dado tiempo para otras cosas. Como por ejemplo, defender una subvención en el tiempo de 62 millones de euros que contemplaba un plan industrial y el mantenimiento del empleo fijo hasta 2010. Ahora, como bien cuentan los trabajadores en un informe sobre la situación de su fábrica, resulta que la cancelación de productos rentables, la congelación de inversiones, o la distorsión en la cadena de suministros formaba parte de un plan para cerrar la factoría. Algo previsible si tenemos en cuenta que la matriz estadounidense presentó suspensión de pagos en 2005. Pero no hay nada que temer: ya están pilotando la crisis Chaves y Zapatero. L Rupert Stadler, presidente de Audi, junto al nuevo deportivo R 8, durante la conferencia de prensa lo que supone un crecimiento del 14,1 respecto a 2005 y constituye asimismo el máximo nivel en la historia de la marca. Rupert Stadler destacó además el excelente resultado comercial de la empresa al comienzo del ejercicio. Audi elevó sus ventas mundiales un 8 en enero, con 75.150 unidades, lo que representa un récord mensual para la marca. Por lo que respecta a los nuevos productos, la compañía, que realizó la conferencia de prensa en torno a su nuevo deportivo R 8, tiene previsto lanzar en la primera mitad de este AFP Año de récords La cifra de negocio de Audi en 2006 se elevó a 32.100 millones de euros, con un beneficio operativo de 2.016 millones de euros y un volumen de ventas de 905.188 unidades. Audi batió durante 2006 sus máximos de matriculaciones en 41 países año el cupé de gama alta A 5. Además, la empresa confirmó que desarrollará un modelo deportivo de pequeño tamaño, que se producirá previsiblemente en la planta de Volkswagen en Bruselas. En relación con la marca Seat Stadler dijo que Audi no tiene pensado fabricar vehículos completos en la planta barcelonesa de Seat, porque por razones de capacidad no lo necesita afirmó. Sin embargo, manifestó que no se descarta realizar el acabado de algún producto en la planta de la filial española de Volkswagen. Audi registró en 2006 un récord de ventas mundiales por décimo primer ejercicio consecutivo, con 905.188 unidades, lo que supone un incremento del 9, 2 en comparación con 2005. La marca batió sus máximos de matriculaciones en 41 países. Por su parte, la producción de la filial de Volkswagen ascendió a 926.180 unidades en 2006 (incluyendo los automóviles de la firma Lamborghini) Récord de ventas Seat acuerda con los sindicatos paralizar la producción el 30 de abril ABC BARCELONA. La dirección de Seat ha acordado con los sindicatos paralizar la producción en la planta de Martorell (Barcelona) el próximo 30 de abril, con lo que ya son once los días improductivos fijados en la compañía de automoción desde el 1 de enero de 2007. Esta decisión se ha adoptado en la reunión de calendario laboral celebrada ayer y responde a la voluntad de Seat de seguir reduciendo sus existencias de vehículos para adaptarse al mercado. Los representantes de la dirección de Seat han señalado ayer a los sindicatos que se mantiene la previsión de ensamblar 409.000 turismos en la planta de Martorell en 2007, una cifra alejada del nivel de rentabilidad de este centro, que se sitúa por encima de las 450.000 unidades, y de la capacidad máxima establecida, que asciende a cerca de 500.000 vehículos. El nuevo día improductivo correrá en la mayoría de los casos a cuenta de la denominada jornada industrial. De esta forma, la plantilla de Seat en Martorell, con más de 11.000 personas, tendrá puente, ya que al día siguiente, el 1 de mayo, es festivo con motivo de la celebración del Día del Trabajo.