Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 1 s 3 s 2007 INTERNACIONAL 33 Alemania se plantea no reinsertar a un terrorista que llamó a derribar el sistema Christian Klar envió una filípica anticapitalista a la conferencia marxista Rosa Luxemburgo s Otegi, presente por videoconferencia, recibió tres ovaciones RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. ¿Sigue planteando una amenaza para la sociedad quien llama a la destrucción del sistema? El dilema alemán ante el ex terrorista de la segunda generación de la RAF, Christian Klar, busca conciliar el requisito exigido para la concesión de gracia solicitada al presidente y el reciente anuncio por éste de la hora madura para la completa derrota del capital y la apertura de un nueva vía hacia el futuro La filípica del ex dirigente de la Fracción del Ejército Rojo iba dirigida desde la cárcel a la conferencia marxista Rosa Luxemburgo celebrada hace dos semanas en Berlín, a la que también estaba invitado a hablar Arnaldo Otegi, que tuvo que hacerlo por videoconferencia al haberle sido prohibida la salida de España por su situación procesal. Klar, que participó en el comando que en 1977 secuestró y ajustició al dirigente de la patronal Hans- Martin Schleyer, denunció en su alocución lo que ve como el avance de una alianza imperial que se permite castigar desde lo más alto y convertir en ruinas el sistema social de todo país de la tierra que se oponga a su nuevo reparto de beneficios Víctimas del comando de Klar fueron también el fiscal general Siegfried Buback y el consejero delegado del Dresdner Bank, Jürgen Ponto. La viuda de Schleyer, y familiares de otras víctimas se han dirigido al jefe del Estado para que deniegue la gracia solicitada. El ministro de Cultura Bernd Neumann dijo ayer que Klar no ha mostrado remordimiento alguno y esto haría difícil explicar a los familiares un acto de gracia presidencial. Funcionarios de Justicia tenían ya un plan previo de reinserción para Klar, con excursiones graduales y vigiladas al exterior pero ayer el ministro tiguo capellán de la cárcel Siegfried Fleiner. Klar no es el único que ha solicitado clemencia. Eva Haule, de 53 años, también condenada a cadena perpetua por el asesinato del soldado estadounidense Edward Pimentel, lleva 21 años encerrada y un tribunal acaba de ordenar un dictamen psicológico. Podría salir en libertad condicional si se concluyera que ya no plantea ninguna amenaza para la sociedad. Las palabras de Klar al congreso marxista, sin embargo, son un panfleto del peor álbum de la nostalgia izquierdista según el Spiegel que en todo caso ofrece un trato: Habláis de nombres y datos de los crímenes sin resolver y entonces hablemos de clemencia El Frankfurter Allgemeine titulaba la reciente conferencia como Invitación al terror pero el director del órgano convocante, Dietmar Koschmieder, declaró a Gara que nos parece interesante estudiar cómo, pese a sus diferencias, el movimiento abertzale actúa de forma unida Otegi, que habló en vasco sobre la construcción de lo que llama la Europa de los pueblos, recibió tres largas ovaciones. El discurso de Klar fue leído por un ex parlamentario de izquierdas que fue espía de la Stasi. Alfonso Rojo PERIODISTAS l sentimiento es ambivalente. Desde la atalaya de la prensa escrita, se suele mirar a los periodistas de televisión como una casta inferior. Se les trata con disimulado desprecio, pero en el fondo late cierta envidia. No sólo hacia las estrellas que apalean millones, sino hasta del último mindundi Solíamos bromear sobre ello- -Enrique Serbeto, Fran Sevilla, Ramón Lobo, Gervasio Sánchez y el resto de la tribu de reporteros de guerra- -pero nos fastidiaba un poco eso de subirnos al avión, tras pasar un mes arrastrando el culo por un campo de batalla, y ver que las azafatas no nos hacían ni puñetero caso y se derretían con cualquier nulidad, recién llegada al oficio, cuyo mérito era haber aparecido media docena de veces en pantalla. Y el efecto perverso del tubo catódico no se percibía sólo en los aviones, sino también en los restaurantes, en las embajadas y hasta en las sacrosantas universidades. Todavía recuerdo con sonrojo una conferencia- debate, organizada justo después de la guerra de Afganistán, en la que los estudiantes hasta nos abuchearon a los que llegábamos agotados de Kabul, porque querían que dejáramos de contar batallitas y ver las filmaciones festivas de una colega televisiva que cubrió el conflicto a distancia y poniéndose muchos velos, pero sin siquiera cruzar la frontera. Debo confesar que fue una dolorosa cura de humildad. De repente descubres que lo que nos obsesiona a los periodistas, no siempre interesa a la gente. También que no hay que ir a las trincheras para triunfar como reportero de guerra. El autor de la mayor exclusiva de la II Guerra Mundial, no estuvo en el frente. Se llamaba William Leonard Laurence, había emigrado a EE. UU. desde su Lituania natal, había cogido su apellido de un cartel que atisbó en una calle de Boston y a los 51 años era un simple redactor en la sección de Ciencia de The New York Times Fue el único periodista del mundo que vio despegar al Enola Gay a Hiroshima y autor de la exclusiva que al día siguiente llenaba 10 páginas del periódico. Casicomolos expertosquímicos quepontificancadamañana sobre los explosivos del 11- M. VICIOS DE E Christian Klar, ex miembro de la RAF, en 1992 EFE regional en Baden y Württemberg canceló esta iniciativa, alegando que el pronunciamiento de Klar contradiría los informes de criminólogos sobre los propósitos y riesgos del ex terrorista. El Tribunal Constitucional concedió la condicional, desde el próximo 27 de marzo, a otra de las últimas líderes de la RAF, Brigitte Mohnhaupt, de 57 años, tras cumplir 24 entre rejas. Había salido ya varias veces para encontrarse con el an- Libertad condicional Despliegue policial en busca de un pederasta alemán que asesinó a un niño de 9 años ABC LEIPZIG. Los habitantes de Leipzig están conmocionados por la muerte de Mitja Hoffman, un niño de nueve años que el pasado jueves fue llevado por sus padres a la guardería donde pasaba sus vacaciones y apareció muerto dos días después. Su cadáver, cubierto por follaje, apareció en la parcela de Uwe Kolbig, un hombre con antecedentes de abusos a menores que hoy es perseguido con ahínco por la policía alemana. La investigación se desarrolló con rapidez. El sábado la prensa germana publicó una fotografía, extraída de las cámaras de vigilancia de un tranvía, donde se veía a Mitja riendo junto a un desconocido amigo en un vagón de la línea que solía llevarlo a casa. Gracias a esa imagen se recibió una llamada que ayudó a localizar el cadáver de Mitja y la casa vacía de Uwe Kolbig. Según los expertos forenses, el niño no habría muerto hasta el viernes, estrangulado después de, aparentemente, haber sido sometido a vejaciones. Uwe Kolbig, de 43 años y padre de una niña de 11, tenía antecedentes: en 1981 había sido condenado a un año de reclusión en un centro de abusos de menores, dos años más tarde cumplió una condena de seis meses, en 1985, fue encerrado por dos años y medio, y en julio de 1989 es nuevamente acusado de abusar a un menor obteniendo una reclusión de tres años. Su último delito conocido, por el que también cumplió una condena de tres años, fue bajarle el bañador a un niño de 11 años en un lago de Leipzig. Ahora, la Policía ha destina- Un reincidente Uwe Kolbig, el pederasta asesino, junto a Mitja, su víctima. do más de 100 agentes a su búsqueda. Van con perros, a caballo y a bordo de helicópteros con rayos infrarrojos rastreando los bosques del norte de la ciudad de Alemania oriental. EPA Frente a la casa de los Hoffman, en Luetzschena, cercana a Leipzig, los vecinos han construido un improvisado santuario, dejando velas, flores y juguetes.