Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 1- -3- -2007 El Pleno del CGPJ defiende por amplia mayoría ante Bermejo su legalidad Francisco José Hernando, presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ 11 El Gobierno quiere que cumpla el resto de la condena en su domicilio, bajo vigilancia policial y médica Espera que el etarra entre en razón y se deje atender por los médicos hasta cumplimentar los trámites administrativos nutrientes de forma incontrolada en personas con grave desnutrición proteico- calórica. Zapatero ha tomado la decisión con el consejo contrario de responsables de la lucha antiterrorista. Estos especialistas han comunicado al Gobierno que sería contraproducente ya que sería interpretado por ETA como un gesto de debilidad que tendría continuidad con nuevas exigencias, y provocaría también un efecto dominó en las cárceles. Estos asesores recordaron algunos antecedentes, como la autovía de Leizarán, cuyo trazado se cambió tras una campaña de acoso terrorista. Este cambio fue exhibido por ETA como un modelo para la negociación política Por otro lado, Zapatero ha escuchado al grupo de asesores internacionales que le venían reclamando gestos visibles hacia ETA. Con el caso De Juana han sido más insistentes si cabe. El presidente ya sabe, además, que tendrá el máximo apoyo político de sus aliados nacionalistas y de IU en esta decisión crítica. Esta suerte de blindaje dejaría de nuevo solo al PP como única voz contraria a la política antiterrorista. La excarcelación, de un gran impac- Las claves del caso De Juana APOYOS DE ZAPATERO 114 días de chantaje Tras cuatro meses de huelga de hambre, De Juana ha colocado al Gobierno en una situación muy delicada. Atado de pies, manos y pecho para frenar sus arrebatos de ayuno total, los batasunos tienen a su último emblema a un paso de sus particulares altares C. MORCILLO P. MUÑOZ MADRID. Alguien que tiene convicción para asesinar a 25 personas debe de tenerla para cualquier otro intento. Ese parece ser el caso del etarra De Juana Chaos. Su persistencia está colocando al Gobierno en una situación delicada por momentos: 114 días de huelga de hambre, 55 kilos de peso en una estructura en la que caben casi el doble y una resistencia activa a cualquier alimentación forzosa o prueba médica. El lunes, cuatro días después de que se arrancara la sonda nasogástrica a través de la que recibía alimentos desde el 24 de enero, los médicos del hospital 12 de Octubre volvieron a colocársela. No estaba claro, ni lo está que sea la mejor opción, pero es la única posible. La maniobra fue más o menos bien, una vez que el preso quedó inmovilizado y sólo necesitaron ayuda del personal sanitario, sin tener que recurrir a los policías que le custodian. Pero en unas cinco horas el etarra recuperó la resistencia activa y consiguió arrancársela otras tres veces a base de cabezazos y contorsiones de pecho, según confirmaron fuentes penitenciarias. Y erre que erre: que no quiere alimentación de ningún tipo ni pruebas ni mentiras, que por algo se considera un héroe para etarras y batasunos y está a un paso de convertirse para ellos en un mártir El peor escenario para cualquier atisbo de proceso En su camino hacia los particulares altares batasunos, se han sumado las últimas medidas adoptadas por los facultativos. El preso no sólo permanece atado de pies y manos las 24 horas, sino que para evitar nuevos arrebatos han tenido que sujetarle las extremidades más fuerte y hacer lo mismo con el pecho, de forma que ya no se puede incorporar. El riesgo de que vuelva a quitarse los tubos disminuye de esta forma y, por tanto, todas las complicaciones que ese eventual arrebato acarrearía. A cambio, la contracampaña ya está montada. La asociación de familiares de presos de ETA Etxerat pidió ayer contundencia en San Sebastián por la situación de su actual icono Sacaron a relucir el peso, la talla, los días, las correas más o menos apretadas y hasta los niveles de glucosa y amplificaron lo que ya advirtieron los médicos que le tratan: el etarra corre un grave riesgo de entrar en coma afirman. En resumen, la vieja canción de la tortura volvió a resonar con el respaldo involuntario de los médicos. De la Vega y Bermejo respaldan la decisión BATASUNA El Gobierno no pondrá impedimentos para que vaya a las elecciones con otra marca NEGOCIACIÓN El proceso se reabre con De Juana en casa y Batasuna en las instituciones IMPACTO SOCIAL Del gesto al ultimátum El Gobierno considera que la excarcelación será digerida antes del 27 de mayo LOS ALIADOS Los 25 asesinados Entre el 12 de junio de 1985 y el 14 julio del año siguiente el pistolero del comando Madrid asesinó a 25 personas. Estas son sus víctimas: Vicente Romero, Juan García Jiménez, Esteban del Amo García, Fausto Escrigas Estrada, Eugene Kent Brown, Juan Mateos Pulido, Alberto Alonso Gómez, Vicente Domínguez González, Juan José Catón Vázquez, Juan Carlos González Rentero, Carlos Vesteiro Pérez, Ricardo Sáenz de Ynestrillas, Francisco Casillas Martín, Jesús Gimeno Gimeno, José Joaquín García Ruíz, Antonio Lancharro Reyes, Andrés José Fernández Pertierra, José Calvo Gutiérrez, Jesús María Freixes Montes, Santiago Iglesias Rodino, Carmelo B. Álamo, Miguel Ángel Cornejo Ros, Juan Ignacio Calvo Guerrero, Javier Esteban y Ángel de la Higuera López. Consecuencias electorales Zapatero cuenta con el blindaje político de sus aliados nacionalistas y de IU to social, está lo suficientemente alejada de las elecciones como para que la opinión pública tenga tiempo para digerirla. Esas son al menos las previsiones de Moncloa. La excarcelación se inscribe en un contexto de reapertura del proceso suspendido tras el atentado de la T- 4. La ruptura nunca llegó a producirse de forma definitiva, como ha venido informando ABC. Tres arranques Alguien que trató de cerca a De Juana durante sus años de prisión está persuadido de que su resistencia activa es resistencia psicológica convicción como se ha dicho, y por tanto no dará el brazo a torcer. No fue eso lo que se creyó cuando el etarra comenzó su última campaña de ayuno allá por agosto pasado. Desde Instituciones Penitenciarias se consideró el gesto, pero se pensó que, de nuevo, se trataba de eso, de un gesto, y que pasado un tiempo abandonaría la huelga, como había hecho en ocasiones anteriores. El tiempo ha convertido el gesto en ultimátum o chantaje. Y en el otro lado, es decir, en el suyo, en la banda terrorista tampoco se tomó con gusto la actitud de De Juana. Más bien se consideró una rebeldía, una decisión unilateral adoptada al margen de la dirección. De ahí a que el pistolero se haya reconvertido en héroe emblema y argumento de las últimas campañas de propaganda, sólo ha mediado el largo ayuno y los kilos de menos.