Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN JUEVES 1 s 3 s 2007 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera DIRECTOR GENERAL DE DESARROLLO: EMILIO YBARRA PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro ESCUCHAR A LOS MIR AY buenas razones para que los MIR planteen una revisión de su situación laboral y retributiva. La responsabilidad que conlleva el ejercicio de la profesión médica y la tensión que genera la atención inmediata en Urgencias merecen una revisión objetiva de los criterios de organización del trabajo. Guardias excesivamente largas, normas inadecuadas para la formación y precariedad en el empleo son cuestiones que merecen la atención del Ministerio de Sanidad, puesto que afectan a un colectivo de 20.000 médicos y a otros muchos estudiantes de Medicina. Después de sus problemas con el sector del vino, Elena Salgado se enfrenta ahora a eventuales movilizaciones y huelgas en el ámbito sanitario, una cuestión que preocupa seriamente a muchos miles de ciudadanos. Los MIR de Madrid han tomado una iniciativa que empieza a tener eco en muchos lugares de España. Ahora bien, los medios para expresar ese malestar no deben crear alarmas entre los pacientes y, en este sentido, sería oportuno revisar el mensaje que vincula las horas de trabajo continuado con las operaciones quirúrgicas. Lo mejor en estos casos es informar con precisión y detalle a los usuarios de los problemas que sufren los profesionales afectados. Sanidad debe tomar muy en serio un asunto que afecta a la calidad en la prestación de los servicios sanitarios, y, por tanto, al derecho a la salud reconocido por el artículo 43 de la Constitución. H GRAVE RESPONSABILIDAD DE ZAPATERO NTES del próximo martes- -como adelanta hoy en exclusiva ABC- el Gobierno pondrá en libertad al etarra José Ignacio de Juana Chaos. La decisión está tomada y, por eso, el Ejecutivo no debería enredarse en desmentidos ni ambigüedades. Sólo le incumbe recapacitar urgentemente, asumir la gravísima responsabilidad que contraerá ante la sociedad española y, por tanto, mantener a De Juana en prisión hasta que cumpla íntegramente la condena que le fue impuesta por la Sala Segunda del Tribunal Supremo. Este etarra ya ha recibido suficientes beneficios por parte de la Justicia: cumplió sólo dieciocho años de prisión de una condena total a 3.000 por veinticinco asesinatos; ahora cumple una condena de tres años, que es el tiempo en que ha quedado la que le impuso en su día la Audiencia Nacional- -trece años- -por amenazas terroristas. Ya basta. No se trata de cuestionar la legalidad de estos beneficios y rebajas. El Estado de Derecho se basa en el imperio de la ley y en la independencia judicial, pero, una vez condenado, lo mínimo que cabe exigir al Gobierno, en cuyas manos está la ejecución de la pena, es que este etarra cumpla los exiguos tres años de prisión, de los que apenas le resta uno. Esta libertad que amenaza con desactivar las defensas éticas y legales del Estado- -tenga forma de progresión a tercer grado penitenciario o de justicia compasiva -será, si se consuma, una decisión política que premiará con el éxito un chantaje terrorista. De Juana está cumpliendo condena por amenazas y enaltecimiento del terrorismo. Este segundo delito impide la concesión del tercer grado si el preso no muestra arrepentimiento, repudia la violencia y pide perdón a las víctimas. DJuana no ha hecho nada de esto y no merece una libertad por motivos humanitarios, porque su deterioro responde exclusivamente a una decisión personal: el etarra está chantajeando con su propia vida y, si logra su objetivo, el Gobierno tirará por tierra sacrificios que esta sociedad tiene en su memoria como fundamentos de la libertad y la democracia. Porque, si el Gobierno cede A al chantaje para salvar la vida de un etarra- -que el propio etarra pone en peligro- ¿qué hará cuando la vida que esté en peligro sea la de un secuestrado por ETA o por cualquier organización terrorista? ¿Valdrá más la vida de este etarra, que él desprecia, que la de una víctima inocente? ¿Qué razón alegará entonces para no ceder, si es que decide no ceder? No será, desde luego, por la dignidad del Estado, ni por la primacía de la ley, ni por el respeto a las víctimas, porque todo esto se lo llevará por delante el primer paso que De Juana Chaos dé en libertad sin haber cumplido hasta el último minuto de su condena. ETA va a recibir un mensaje que golpea la línea de flotación del Estado: el chantaje funciona, el Gobierno se dobla y la violencia es eficaz. Desde el 30- D, en el que dos ciudadanos ecuatorianos fueron asesinados por ETA- -tragedia que hay que recordar porque estas víctimas ya no existen en el discurso del Gobierno- todos los capítulos del proceso de negociación se han reactivado: la constante impunidad de Batasuna, la certeza de que acudirá a las próximas elecciones, el apoyo del PSOE a la excarcelación de De Juana Chaos, la enésima rehabilitación de Otegi por parte del presidente del Gobierno, la marginación antidemocrática del PP, el aval a las propuestas mendaces de la izquierda abertzale sobre el nuevo marco político y, como es notorio, la ausencia de una verdadera política antiterrorista, que comprenda reformas legales, acciones judiciales, operaciones policiales e iniciativas internacionales. La excarcelación de De Juana Chaos será el dramático resumen de todos los gestos que han quebrado la política de derrota inexorable de ETA, iniciada en la pasada legislatura. Por mucho que se remueva el pasado y se publiquen listas de excarcelaciones producidas bajo mandato de otros Ejecutivos- -que no siempre, ni en su mayoría, por decisiones a instancia propia de éstos- nada habrá sido tan infamante y doloroso como la libertad que el Gobierno de Rodríguez Zapatero, bajo chantaje y aún vivo el recuerdo de sus veinticinco víctimas, regale al etarra De Juana Chaos. PRECIOS LA BOLSA PURGA GOBIERNO INTERVENCIONISTA A irrupcióndela italiana Enel en elaccionariado de Endesa- -con la compra, por el momento, del 9,9 por ciento de su capital- -ha provocado un nuevo vuelco en la ya larga batalla por el control de la eléctrica española, a la que ahora se añade el último episodio protagonizado por una empresa pública extranjera- -Enel está participada en un 30 por ciento por el Estado italiano- -que trata de comprar y controlar una compañía privada española. La operación resulta sorprendente por la falta de reciprocidad derivada del blindaje del mercado italiano, cuya Administración ha bloqueado la entrada en su mercado de empresas extranjeras, entre ellas las españolas Abertis, que quiso comprar Autostrade, o el BBVA, que lo intentó con la Banca Nazionale del Lavoro. Alguna de estas operaciones podría desbloquearse ahora, como la de Abertis, e incluso facilitarse alguna otra, como la posible compra por parte deTelefónica de un porcentaje de Telecom Italia, resultado de una posible concertación de los gobiernos de Italia y España en la reciente cumbre de Ibiza. Preocupante resulta también el intervencionismo, una vez más, del Gobierno de Rodríguez Zapatero, cada vez más evidente tras la anticipación, por parte de un desafortunado ministro de Industria, de una operación que vendría a sumarse a la tutela que el mismo departamento prestó desde un principio a la opa de Gas Natural sobre Endesa. L Esta tentación permanente de controlar o dirigir la marcha de las empresas privadas por parte del Ejecutivo no es nueva, y este último caso añade mayor desconfianza a los actores económicos en un país con riesgo evidente de intervencionismo, un ejercicio gravemente pernicioso para la buena marcha de la economía y altamente dañiño para los intereses de los legítimos propietarios de las empresas y sus accionistas. En esta situación, resulta exigible que la CNMV cumpla su papel de supervisión y defienda a quienes pueden salir más perjudicados. los pequeños accionistas. Algo similar hay que pedirle a la Comisión Nacional de la Energía para que cumpla sus funciones y disipe las dudas ante una operación que genera mayores incertidumbres en esta larga historia de la opa sobre Endesa. Enelabre nuevos escenarios sobre el controlfinaldelaeléctrica española, de la que la compañía italiana aspira a controlar a corto plazo hasta el 24,9 por ciento. También se ve alterado el papel de alguno de los actuales accionistas, como Acciona, con el 21 por ciento del capital, o Caja Madrid, con el 9,9 por ciento. En sus manos está, en buena medida, que la próxima junta de accionistas de Endesa elimine las restricciones de derechos societarios, condición que pide E. ON para seguir adelante con su opa a 38,75 euros por acción, por debajo de los 39 euros a los que ha comprado Enel. N las últimas 48 horas, elIBEX- 35 ha perdido un 5,3 por ciento, prácticamente lo que había ganado en lo queva de año. Alo largo de lasesión deayer, desdelas diez de la mañana hasta el cierre a media tarde, el índice sufrió un nuevo retroceso, aunque el mercado recuperó parte de lo perdido a primeras horas deldía. Quizásel dato más relevantede estas dos últimas sesiones haya sido el elevado volumen de negociación- -de los mayores de la historia- que pone de relieve que la función básica de los mercados de valores, materializar los deseos de compradores y vendedores, se ha cumplido eficazmente. La Bolsa viene protagonizando una revalorización sostenida desde hace cinco años, con crecimientos muy apreciables- -especialmente el pasado año, con un 30 por ciento- como consecuencia de una situación de amplia liquidez y de unas compañías cotizadas con muy buenos resultados. Si a eso se unen abundantes operaciones corporativas de toma de posición en valores y sectores muy significativos, el panorama bursátil no puede ser más brillante y emocionante. Las bolsas son mercados de expectativas anticipadas, y por eso son volátiles e intensos, especialmente en las caídas. Lo peor para el mercado es la agonía larga, con desinterés y poco volumen. Nada de eso está ocurriendo estos días; más bien parece que estamos ante un mercado vivo y ante unos inversores muy interesados en tomar buenas posiciones. Los fundamentos de la Bolsa son sólidos y no hay razones de peso para temer por su futuro inmediato. E