Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MIÉRCOLES 28- -2- -2007 ABC El Afganistán de los talibanes sube a escena en una obra crítica con los fundamentalismos Mario Gas dirige en el Teatro Español esta polémica obra escrita por el dramaturgo estadounidense Tony Kushner JULIO BRAVO MADRID. Desde su llegada a la dirección del Teatro Español, Mario Gas no había dirigido en este escenario más que una zarzuela, Adiós a la bohemia de Sorozábal. No quería- -recordó ayer Gas- -que esto se convirtiera en un jardín particular El texto que le ha hecho decidirse a tomar la batuta ha sido Homebody Kabul una obra del estadounidense Tony Kushner, que habla, según su propio autor, sobre Agfanistán y la relación histórica y actual de Occidente con aquel país Escrita antes del 11- S, se estrenó en diciembre de 2001, dos meses después de que EE. UU. emprendiera en Agfanistán la denominada Operación Libertad Duradera Mario Gas dice de Homebody Kabul que es sobre todo una gran obra de teatro, y uno de los textos que más me ha turbado de los que he leído en los últimos años. Es teatro político en el sentido más amplio de la palabra; toma partido contra todos los fundamentalismos: políticos, religiosos, económicos... Y tiene personajes de carne y hueso No es, dice Mario Gas, una obra panfletaria; es, sobre todo, una diagnosis del mundo que nos rodea y que nos perturba, que nos duele... Es una obra con muchas preguntas, que habla, sobre todo, de un territorio depredado históricamente por distintas culturas, y que toma partido por los oprimidos; que habla también de los idiomas y de las confusiones que pueden llegar a causar las distintas lenguas Kushner escribió Homebody Kabul en dos partes. Primero fue un monólogo, en el que una mujer leía una guía de viajes sobre Afganistán e imaginaba un viaje a ese país. Des- Elena Anaya, en una escena de Homebody Kabul que dirige Mario Gas en el Teatro Español pués completó la obra con el viaje de esa mujer a Afganistán, donde desaparece en el momento en que llegan los talibanes al poder. Su marido y su hija viajan entonces al país para intentar encontrarla. Vicky Peña, Gloria Muñoz, Roberto Álvarez y Elena Anaya encabezan el reparto de esta producción, en la que participan también otro intérprete español, Jordi Collet; cuatro actores marroquíes: Mehdi Ouazzani, Mohamed El Hafim, Mostafa El Houari y Driss Karimi; uno iraní, Hamid Danechvar; y otro argelino, Hamid Krim. No quería disfrazar- -dice Gas- -a actores occidentales para este montaje; para dotarlo de veracidad había que contar con actores cercanos a esa realidad geográfica. Y han resultado ser buenos actores y excelentes personas También el patio de butacas se ha convertido en una grada para lograr, según Gas, una mayor cercanía. ABC El teatro es maravilloso, quien diga lo contrario es que no lo conoce J. B. MADRID. No es su debut teatral- -ya intervino hace años en A bocados en la Sala Olimpia, y más recientemente en una adaptación teatral de La strada de Fellini, en el Guggenheim neoyorquino- pero Elena Anaya siente que Homebody Kabul es su bautizo teatral. Cuando leí el texto sentí un flechazo inmediato y una necesidad de hacer esta obra. Es el trabajo más duro que he hecho pero también es lo mejor que me ha pasado nunca. Estoy feliz como en la vida Elena Anaya siente, sobre todo, responsabilidad como ser humano; los actores no nos dedicamos a esto sólo para entretener o para contar historias, también debemos ser emisores del mundo en que vivimos, y obras como Homebody Kabul son perfectas Dice la actriz que tiene experiencia en hacer personajes sufrientes, pero éste se lleva la corona. Nunca había ensayado durante cuatro meses en ningún proyecto... Pero no ha sobrado ni media hora, me parece un tiempo perfecto para elaborar un personaje. Y en este tiempo hemos vivido tantas cosas... Somos ya como una vieja familia y, como dice Vicky Peña, una tripulación maravillosa que viaja en un velero de 25 metros de eslora, esperemos que con todos los vientos a favor Cree Elena Anaya que este proyecto le ha llegado en el momento justo. Hace un par de años no hubiera podido hacerlo; pero ahora me siento capaz, con la fuerza, la vida, la rabia que precisa el personaje de Priscilla. Necesito toda mi vitalidad para afrontarlo. Este trabajo sólo me ha traído cosas buenas, y me está aportando un aprendizaje y un entrenamiento como actriz verdaderamente extraordinarios Los actores crecemos profesional y vitalmente al mismo tiempo- -dice Elena Anaya- Evolucionamos de manera similar. A veces estamos como en stand by y de repente llega un aluvión de cosas A la actriz le gusta, además, vivir el momento actual. Tiene proyectos tanto teatrales como cinematográficos, pero ahora sólo quiere pensar en Homebody Kabul Sí sabe que el teatro va a formar parte de su vida. El teatro es maravilloso, y quien diga lo contrario es que no lo conoce. Se disfruta cada función como si fuera la primera; sientes respirar al público, sientes cómo te acompaña... Cada día te lo llevas de viaje a Kabul. Siento un amor profundo por el teatro, me ha aportado otro punto de vista sobre mi carrera y mi oficio Más información sobre la producción: http: homebody- kabul. com