Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 28 s 2 s 2007 MADRID 55 Investigan los residuos biosanitarios de una clínica abortista EP MADRID. Inspectores de la Dirección General de Salud Pública y Alimentación de la Comunidad de Madrid y efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil realizaron, el pasado día 20 de febrero, una inspección a la Clínica Isadora, donde se practican interrupciones voluntarias del embarazo (IVE) y encontraron en contenedores residuos biosanitarios materiales mezclados con residuos biosanitarios humanos lo que puede incumplir la normativa vigente (Decreto 83 1999 sobre la gestión de residuos bisosanitarios) Tras proceder a la eliminación de los residuos biosanitarios materiales y la incineración de una parte de los residuos humanos, tal y como marca la legislación vigente en materia de sanidad mortuoria otra parte de los residuos biosanitarios humanos hallados en la clínica ha sido traslada por el Seprona para su estudio por parte del forense según informó a Ep la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad. La inspección de la clínica se llevó a cabo en febrero pasado, -tras una denuncia del Partido Social Europeo, miembro junto con la Federación Internacional de Médicos Católicos, Hazteoir. org y Unidos por la Vida, de la Plataforma La Vida Importa- a instancias del Seprona, que alertó de posibles deficiencias en la gestión y eliminación de residuos biosanitarios en esta clínica. Por su parte, la Plataforma La Vida Importa anunció ayer en un comunicado que solicitará de la Consejería de Salud y Consumo de la Comunidad de Madrid el cierre cautelar de la citada clínica madrileña mientras las autoridades competentes finalizan sus investigaciones y aseguró que cree que podría haberse verificado la presencia, en los cubos de basura no sólo de abundante material de quirófano, sino también de siete fetos Esta plataforma denunció el incumplimiento, por parte de algunos centros abortistas españoles, de la normativa relativa a la retirada de residuos biosanitarios que regula el uso del material contaminado o peligroso que se genera en centros clínicos, con el objetivo de que tengan una destrucción segura, sin poner en peligro la salud pública. La capital está creciendo con nuevos desarrollos urbanísticos que le añadirán más de medio millón de habitantes ERNESTO AGUDO Una empresa estudia Madrid, barrio a barrio, para revisar los distritos Una comisión municipal propondrá la redistribución de distritos. Ha contratado una asistencia técnica que elabora un análisis de la capital SARA MEDIALDEA MADRID. Una empresa privada realiza desde noviembre un estudio sobre los barrios de Madrid sus equipamientos y características, con vistas a la revisión de los distritos. Esta cuestión está siendo analizada actualmente por una comisión municipal compuesta por PP PSOE, IU y la Federación regional de asociaciones de vecinos (Fravm) La asistencia técnica ha sido contratada por el Gobierno local con el fin de visualizar la realidad y compararla con la organización de otras ciudades europeas, como Berlín, Lodres o París La posible redistribución territorial del término municipal madrileño comenzó a estudiarse dos años atrás, en 2005. Fue entonces cuando se crearon dos comisiones ad hoc una de ellas, de carácter político, y, otra técnica. En ambas participan representantes de los tres grupos políticos municipales, PP, PSOE e IU. Además, también interviene la Fravm. Los resultados de esta asistencia técnica serán evaluados por las comisiones. Un trabajo que se adivina largo, dado lo importante del tema a abordar. De hecho, la comisión política se reunió por última vez en junio de 2006, hace más de ocho meses. Sus responsables tienen claras dos ideas: una, que hay que alcanzar acuerdos consensuados sobre la nueva distribución territorial; dos, que no hay prisa por concluir el trabajo y que éste debe trascender a los vaivenes políticos. Más de medio millón de nuevos vecinos Los distritos actuales rondan los 150.000 habitantes, aunque hay cinco que superan los 200.000- -y dos de ellos, de Latina y Carabanchel, con 250.000- y algunos más pequeños. Los nuevos desarrollos del norte añaden 150.000 habitantes a la ciudad. Y los ensanches de Vallecas y Carabanchel, Valdebebas, Campamento y las operaciones del este sumarán otros 500.000 vecinos. Diagnóstico Con los datos recopilados y los que aporte la asistencia técnica, quieren llegar a un diagnóstico de la situación en los distritos. La meta es el reequilibrio: territorial, en equipamientos y dotaciones, y social. Barrio a barrio, explica el concejal de Coordinación Territorial, José Manuel Berzal, se hará un estudio general que incluya las dotaciones existentes, equipamientos, los índices de población inmigrante, el arraigo histórico, el crecimiento vegetativo, el peso de los parados sobre la población, la renta per cápita disponible... Otros factores que se tendrán en cuenta son las barreras que desaparecen a causa de las nuevas infraestructuras: por ejemplo, la M- 30 gracias a su reforma, que en la zona del río deja de ser una frontera prácticamente infranqueable para los vecinos que viven en cada uno de sus márgenes. Se comparará cada distrito con un índice referido al conjunto de Madrid, y también cada barrio con respecto al distrito. Una vez con estos datos en la mano, será el momento de tomar decisiones sobre cómo deben repartirse los distritos en el futuro: si deben crecer, dividirse o incluso alguno desaparecer. No hay ideas preconcebidas ni planes hechos: se valorará en función de los datos ob- tenidos, y buscando el máximo consenso asegura Berzal. La actual división de Madrid en 21 distritos data de 1987. Pero desde entonces, la ciudad ha cambiado mucho: los últimos desarrollos urbanísticos han sumado más de 150.000 vecinos, a los que cabe añadir la población inmigrante llegada a la ciudad. Y en el futuro, cambiará aún más: hay desarrollos que prometen añadir 500.000 habitantes, al menos, en nuevos barrios muy extendidos geográficamente. El reglamento orgánico de los distritos de Madrid, aprobado durante este mandato, ya establece, en sus disposiciones finales, la necesidad de proponer esta revisión de la división de distritos. Los objetivos que se persiguen con ello son mejor gobernabilidad, mayor eficacia administrativa, y cercanía real al ciudadano Unas primeras hipótesis de trabajo, hechas desde el punto de vista puramente urbanístico establecían la posibilidad de llegar a los 25 distritos, añadiendo a los actuales los de Cuatro Vientos, Valdecarros, Cañaveral o Ilustración, fruto en algunos casos de la división en dos de otros actuales. No obstante, nada está decidido insisten en el Ayuntamiento, donde no creen que pueda haber una resolución sobre el asunto hasta el siguiente mandato. Piden el cierre cautelar Sin prisa pero sin pausa