Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27 s 2 s 2007 MADRID 53 La Universidad Rey Juan Carlos es decisiva en el progreso del sur de Madrid Pedro González Trevijano s Rector de la URJC Nuestra Universidad tiene unas infraestructuras que quizás no tiene ninguna otra asegura el rector, quien resalta que Ciencias de la Comunicación se ha convertido en una de las más solicitadas de España, por encima de la Complutense POR MILAGROS ASENJO FOTO J. M. SERRANO MADRID. Esta universidad nació con una fuerte dimensión social y cuando la mitad de los alumnos tengan su título el entorno va a cambiar por completo afirma Pedro González Trevijano, rector de la Universidad Rey Juan Carlos, una institución que con sólo diez años de vida cuenta con 20.000 alumnos y ejerce una influencia determinante en el progreso y promoción de la zona sur de la Comunidad. González Trevijano, que preside también la Conferencia de Rectores de la Comunidad de Madrid (Cruma) entiende que esa influencia se notará en el futuro porque hay un segmento de población de entre 14 y 17 años que todavía está en los institutos. ¿Qué exige esa dimensión? -Becas y ayudas suficientes para garantizar la igualdad de oportunidades y permitir el acceso de todos a la Universidad. ¿Qué objetivos se buscan? -Los promotores de la Universidad apostaron por acercar el conocimiento a la ciudadanía de las localidades del sur y lograr la empatía entre la Universidad y los ayuntamientos, algo que ya es una realidad. Los gobiernos municipales y la oposición tienen a la universidad como cosa suya. Es decir, que se ha cumplido el objetivo de una institución para el progreso del sur de Madrid y con presencia ya en todo el territorio nacional. ¿Qué balance hace de estos diez años? -Es bastante positivo. La Universidad tiene una dimensión académica más que razonable, un excelente perfil de su profesorado, como el de todos los de El rector apuesta por el impulso a la investigación como objetivo preferente de la Rey Juan Carlos la Universidad pública, y un carácter muy dinámico y moderno. Mi calificación es de notable alto. ¿Es una Universidad apetecida por los profesores? -Sí. Hay competitividad entre los profesores de las universidades públicas para venir aquí no sólo como término de una carrera profesional sino atraídos por sus infraestructuras y su calidad, lo que tiene su aquel. ¿Qué infraestructuras la hacen diferente del resto? -Nuestra Universidad tiene unas infraestructuras que quizás no tiene ninguna otra. Las prestaciones tecnológicas son de las mejores y, por ejemplo, la Facultad de Ciencias de la Comunicación se ha convertido en una de las más solicitadas de España. Sólo la Complutense tiene más alumnos. ¿Cómo va el impulso de la investigación? -Es un objetivo preferente. Hemos promovido programas de incentivos para impulsar la investigación. Esta es una universidad con profesorado muy joven al que hay que animar y convencer de la importancia de la investigación y se ha producido un salto cualitativo. ¿Y las relaciones de la Universidad con la Empresa? -En los últimos cuatro años y a través de la Fundación hemos hecho un gran esfuerzo para involucrarnos en ese objetivo y los resultados son muy positivos. -Los nuevos tiempos piden la internacionalización... -Es lo que más cuesta pero vamos avanzando en nuestras relaciones con el mundo anglosajón, y con Iberoamérica, donde nuestros principales programas están localizados en México, Argentina y Chile. ¿Y la carrera de Medicina? -Para nosotros es un reto y pensamos que esta Universidad tiene todos los predicamentos para poder alcanzarlo. ¿Por ejemplo? -Contamos con un campus exclusivo y específico de Ciencias de la Salud, que imparte todas las carreras, excepto Medicina. Gran parte de los profesores de este campus son licenciados en Medicina y la zona cuenta con hospitales muy modernos donde se pueden realizar prácticas sanitarias. -Además, los ayuntamientos apoyaron expresamente la creación de la Facultad... -Así es. Los alcaldes de Móstoles, Alcorcón y Fuenlabrada respaldan la idea en la que ya se pensaba desde los comienzos del proyecto, pero se enfrentó a la oposición de otras universidades que tenían estos estudios. -La financiación es un tema recurrente. ¿Cómo lo afronta su Universidad? -El Gobierno de la Comunidad ha establecido un marco institucional de relación con todas las Universidades y se negocia de forma conjunta, algo que es un logro muy importante. El marco general, que afecta a las inversiones y al gasto corriente, me parece bien pero debía recoger un régimen transitorio para la Rey Juan Carlos. ¿Por qué? -Porque el gasto corriente se calcula en función de unos parámetros que para una Universidad joven como la nuestra son desfavorables y que nos sitúa por debajo del resto. Es como si se organizara una liga de futbol y los gastos se calcularan en función de los objetivos logrados, es decir, de las competiciones jugadas y de los títulos ganados. ¿Y eso, cómo se traslada a su Universidad? -Como soy joven y el 70 por ciento de mis profesores están en formación, como un equipo recién llegado, con el mismo número de alumnos que otras universidades, recibo menos dinero. Ocurre que no han podido alcanzar unos resultados que cuentan a la hora de distribuir los recursos. Aún así hemos mejorado sustancialmente. -Algunos piensan que la pérdida de alumnos hará desaparecer algunas carreras. -Hay que decirle a la sociedad que algunas carreras deben existir por encima de los vaivenes de la aceptación porque son consustanciales a la Universidad. Por ejemplo, Filosofía Pura, Lenguas Clásicas o los estudios de Humanidades. ¿Hay un término medio? -Sí. porque carecería de sentido crear titulaciones que se impartan en universidades centrales como la Complutense. Esta Universidad cuenta con un campus exclusivo y específico para impartir la carrera de Medicina