Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL MARTES 27 s 2 s 2007 ABC Florentino Portero El vicepresidente iraquí sale ileso de un atentado en el que mueren tres personas ABC BAGDAD. La Presidencia de Irak dijo ayer que el vicepresidente del país, Adel Abdel Mahdi, resultó con lesiones leves en el atentado perpetrado esta mañana en el Ministerio de Obras Públicas y que dejó tres personas muertas. Mahdi resultó sólo con lesiones leves en el ataque, por lo que ha continuado trabajando hoy en su oficina de Bagdad precisa un breve comunicado. La nota revela que el vicepresidente participaba en una ceremonia de reconocimiento a los funcionarios más destacados cuando se produjo el estallido, que mató a tres empleados de ese ministerio. Fuentes policiales informaban por la mañana que al menos cinco personas murieron y 31 resultaron heridas en la explosión, de la que aún se desconoce su origen y que afectó al interior de la sala de reuniones. En el momento de la detonación Mahdi, de confesión chií, estaba reunido con el ministro de Obras Públicas, Riad Gharib. Abdulaziz al Hakim, máximo líder de la Asamblea Suprema de la Revolución Islámica de Irak (ASRII) el principal partido chií del país, responsabilizó del ataque a los takfiriyin y sadamistas insurgentes suníes y seguidores del ex presidente Sadam Husein. Este atentado sucede en el decimotercer día de entrada en vigor del nuevo plan de seguridad de Bagdad para poner fin a la oleada de atentados. Mientras, Qubad Talabani, hijo del presidente iraquí, Jalal Talabani, aseguró ayer que su padre se encuentra en buen estado y con buenos ánimos si bien admitió que sufre fatiga y agotamiento Qubad rechazó que las informaciones sobre un ataque cardíaco son completamente falsas aseguró. Salió por su propio pie del avión que lo trasladó a Jordania para ingresar en un hospital especializado, destacó. Talabani, de 73 años, fue ingresado inconsciente el domingo en el hospital de Sulaimaniyah, en el noreste de Irak, aunque se recuperó lo suficiente para trasladarse a la vecina Jordania para someterse a exámenes médicos exhaustivos. IRÁN GANA agamos el esfuerzo de ponernos en su lugar. Por un momento convirtámonos en un miembro de la élite chií que gobierna Irán y tratemos de evaluar la situación tal y como se debe estar viviendo en los círculos políticos de Teherán. Por una parte se ha acabado el período de tiempo concedido por el Consejo de Seguridad para detener el programa nuclear y ponernos al día de nuestras obligaciones con la Agencia Internacional para la Energía Atómica. El Consejo tendrá que aprobar una nueva Resolución que podría imponernos nuevas sanciones. Por otra parte, se suceden en distintas partes hechos sintomáticos: 1. Los demócratas norteamericanos advierten al presidente de que se opondrán a una operación militar contra nuestras instalaciones nucleares. Los republicanos le hacen responsable de la mala gestión de la crisis de Irak y no quieren oír hablar de nuevas campañas en puertas de unas elecciones difíciles. 2. Los rusos critican duramente la instalación de misiles y radares norteamericanos en Polonia y Chequia dirigidos a defender Europa de un ataque iraní, con el argumento poco creíble de que pueden ser utilizados contra sus intereses. Tanto en Europa como en Estados Unidos se critica el paso dado por poner en peligro las relaciones con Rusia. 3. Los estados miembros del Consejo de Seguridad aceptan que la lógica de la anterior resolución les lleva a aprobar nuevas sanciones económicas contra nosotros, pero reconocen que será muy difícil llegar a un acuerdo y que, en cualquier caso, se tardará mucho. 4. En Estados Unidos e Israel destacadas figuras afirman que el coste de atacarnos militarmente es muy alto y que hay que hacerse a la idea de que el régimen de no proliferación ha muerto, que estados poco fiables accederán a esta tecnología y que, consiguientemente, el mundo será mucho más peligroso en los próximos decenios. En estas circunstancias, valorando los pros y los contras, no hay duda. Esta batalla diplomática la estamos ganando. Podemos seguir adelante. H Miembros del Consejo de la Resistencia Iraní protestan contra Ahmadineyad en Londres EPA Los cinco y Alemania estudian sanciones más duras contra Irán La nueva resolución de la ONU prohibiría el movimiento de cargos iraníes y limitaría los negocios de empresas extranjeras E. J. BLASCO R. MAÑUECO LONDRES MOSCÚ. La posibilidad de prohibir los desplazamientos internacionales de altos funcionarios y cargos gubernamentales de Irán y de limitar los negocios de empresas extranjeras con ese país, también los que no tienen nada que ver con la tecnología nuclear, son algunas de las nuevas sanciones que los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania han comenzado a estudiar en una serie de encuentros que probablemente se prolongarán varias semanas. Representantes diplomáticos de EE. UU. Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania acudieron ayer a Londres para analizar la respuesta que debe dar la ONU a la negativa de Irán a suspender su programa de enriquecimiento de uranio, requerimiento que debía haber cumplido el 21 de febrero. En diciembre, el Consejo de Seguridad acordó una primera sanción, la de prohibir la transferencia de tecnología nuclear a Irán, así como de cualquier conocimiento sobre la materia. En el encuentro de ayer en Londres se estudió elaborar un listado de personas relacionadas con los programas iraníes de energía nuclear y de armamento para prohibir su recepción en el exterior, así como limitar el comercio internacional con el régimen de Teherán. Washington está interesado en que se establezca una presión bilateral de las potencias occidentales sobre Irán, que debería llevar a la eliminación de los créditos a la exportación en el comercio con ese país. EE. UU. también plantea que Rusia limite su venta de armas al régimen de Teherán. Nicolas Sarkozy rechaza de plano una intervención Ep PARÍS. El candidato Nicolas Sarkozy aseguró ayer que si es elegido presidente de la República francesa no participará en una intervención militar contra Irán. Sarkozy respondió con un rotundo no cuando le preguntaron en la emisora de radio RMC si apoyaría una acción que disuada al régimen iraní de desarrollar su programa nuclear. Sarkozy añadió que las sanciones que la comunidad internacional ha impuesto a Irán a través de la ONU están funcionando y recurrió a la actual crisis iraquí para apuntar la inconveniencia de otra intervención. En relaciones internacionales, prefiero el pragmatismo a los excesos Putin critica a Cheney por hablar de posibles ataques a Irán sin la autorización del Consejo de Seguridad Entre tanto, el presidente ruso Vladímir Putin se reunió urgentemente con su ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov tras las declaraciones de Cheney que no cerraban la puerta a un ataque. Ambos manifestaron sentirse preocupados por el cariz del asunto. Lavrov tuvo que trasladarse muy temprano hasta la residencia presidencial de NovoOgariovo, en las afueras de Moscú. Putin le preguntó: ¿Cómo se puede hablar de ataques sin la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU? El jefe de la diplomacia rusa respondió que efectivamente, la situación es preocupante y dijo que los pronósticos sobre una posible ofensiva contra Irán son cada vez más frecuentes El ministro recordó que Irán no ha dado todavía una respuesta satisfactoria al Organismo Internacional de Energía Atómica (AIEA) Según la agencia ITAR- TASS, Putin y Lavrov se pronunciaron a favor de que Rusia, país que suministra armamentos a Irán y cuyos técnicos participan en la construcción de la central nuclear de Busher, haga todo lo posible por hallar una solución negociada a la crisis. Preocupación rusa Talabani, en buen estado ABC. es Vídeo del atentado contra el vicepresidente iraquí en abc. es internacional