Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27 s 2 s 2007 ESPAÑA 21 Rifirrafe entre Moratinos y su colega serbio por Kosovo y la unidad de España LUIS AYLLÓN, ENVIADO ESPECIAL BELGRADO. Nada más pisar Belgrado, Miguel Ángel Moratinos se vio obligado ayer a salir en defensa de la unidad de España, después de que el ministro serbio de Exteriores, Vuk Draskovic, hiciera un paralelismo entre las reclamaciones independentistas de los albaneses de la provincia serbia de Kosovo y las que se dan en nuestro país. Moratinos llegó a Belgrado como presidente en ejercicio de la OSCE, pero tuvo que ejercer como ministro de Exteriores de España, después de mantener un primer contacto con su colega serbio. En una comparecencia conjunta ante la prensa, Draskovic advirtió de que si se acepta un alteración de las fronteras en Kosovo (donde hay un 90 por ciento de albaneses) puede suceder que en diez años nos encontremos con al menos 40 nuevos Estados en Europa y en España al menos tres seguros en clara referencia al País Vasco, Cataluña y Galicia. Posiblemente, Moratinos no esperaba una alusión tan directa, pero, tras recordar que se encontraba allí como presidente de la OSCE y que como tal mantenía su neutralidad sobre la cuestión de Kosovo, no le quedó más remedio que replicar a Draskovic: No se equivoque usted con los mapas. No sé cuál será el futuro mapa de los Balcanes, pero sólo hay un mapa de España, que es el actual Draskovic encajó el golpe, aunque replicó: Serbia siempre apoyará una sola España, la actual, pero también nos gustaría que España apoyara una sola Serbia y no una Serbia fragmentada y dos Albanias Las ausencias de Zaplana Dedicó el fin de semana a asuntos privados y no acudió a la manifestación de la AVT que apoyaba el PP ni a la presentación del programa para las elecciones municipales que presidió Rajoy A. COLLADO MADRID. La ausencia de Eduardo Zaplana en los dos principales actos organizados o apoyados por el PP durante el pasado fin de semana- -manifestación de la AVT en apoyo a las víctimas de De Juana Chaos y lanzamiento del programa electoral para las municipales- -ha vuelto a remover en el principal partido de la oposición la cuestión de las relaciones y la coordinación entre la dirección del partido y el grupo parlamentario. Zaplana dedicó el fin de semana a sus asuntos privados -estuvo en Baleares- -y, como la mayoría de los miembros del comité ejecutivo del partido, no acudió a la manifestación del sábado. Pero tampoco al acto presidido por Rajoy el domingo en Madrid. En la presentación del programa del PP para las municipales sí que estuvo el portavoz del Grupo Popular en el Senado, Pío García Escudero, aunque en fuentes del partido recalcaron que es el responsable de la campaña. También añadieron para explicar la ausencia de Zaplana que la fecha del acto se había cambiado en el último momento, por lo que algunos dirigentes no habían podido asistir por tener compromisos anteriores. Zaplana avisó a la dirección del partido que no podría asistir a ninguno de los dos actos. Esperanza Aguirre, Ángel Acebes, Ignacio Astarloa, María San Gil, Ana Pastor y Jaime Mayor Oreja asumieron la representación oficial del PP en la marcha de la AVT. La representación de diputados de base incluidos los de Madrid, fue inapreciable. Mariano Rajoy, con la mayoría de los parlamentarios gallegos del PP, prefirió acudir al funeral por la soldado Idoia Rodríguez. Las ausencias del portavoz han llamado más la atención por los últimos desencuentros entre Mariano Rajoy y Zaplana, con desautorizaciones expresas del presidente del partido, primero por oponerse a finales del año pasado al apoyo del PP al nuevo Estatuto andaluz y después, a principios de año, por la batalla planteada por el portavoz en la Caja de Ahorros del Mediterráneo para mantener en sus cargos a consejeros afines previo pacto, al margen del partido, con el PSOE. Después del episodio de la CAM, que obligó a Rajoy a lanzar desde el Foro ABC la advertencia a Zaplana de que nadie podía pactar con otra formación sin contar con su permiso y la consiguiente rectificación del ex ministro de Trabajo, las relaciones entre el presidente del partido y su portavoz en el Congreso se han enfriado. En la reunión del comité ejecutivo posterior al referéndum sobre el Estatuto andaluz, donde todo fueron elogios a Javier Arenas, Zaplana guardó silencio, actitud que también suele mantener últimamente en los llamados maitines según reconocen en fuentes del PP. Mientras, desde Génova se esfuerzan en evitar un próximo choque entre Camps y Zaplana con motivo ahora de la confección de las listas electorales para mayo. Y en el Grupo Popular se mantienen los recelos entre los miembros más veteranos del mismo y los nuevos promovidos por Zaplana, tanto por los preciados cargos de presidentes y portavoces de comisión, como por cuestiones de protagonismo en presentación de preguntas e iniciativas parlamentarias. Joder, qué tropa! que dijera Rajoy con cita de Romanones ante el penúltimo choque entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz- Gallardón. Y el alcalde tampoco fue a la manifestación. Fría relación Aznar apuesta por ampliar la base política del centro reformista S. N. OVIEDO. El ex presidente del Gobierno José María Aznar señaló ayer en Oviedo que desde la fundación que preside- -la FAES- -quiere que las ideas liberales del centro político sean sólidas y que sirvan para ampliar la base política del centro reformista, del centro moderado y liberal Las ideas no dan igual: unas producen concordia y otras enfrentamiento; unas ideas generan progreso y otras provocan agotamiento e inercia sostuvo el anterior jefe del Ejecutivo, tras afirmar que a la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales le guían dos ideas: la libertad y España. En un acto conjunto con la Fundación Melquíades Álvarez, Aznar elogió al político que da nombre a esa organización, al que definió como un republicano, liberal, laico y de izquierdas, que fue asesinado de manera ignominiosa en la Cárcel Modelo de Madrid en los primeros meses de aquella horrible guerra, que es historia, desgraciada historia, y nada más que historia Durante su discurso, el ex presidente del Gobierno mostró su honda preocupación ante la ruptura de las reglas de juego marcadas en la transición. A su juicio, el actual Gobierno socialista pretende, de manera irresponsable cambiar la Constitución sin reformarla, por la vía de unos Estatutos, como el de Cataluña, que desafían la idea misma de nación española Por último, Aznar aseguró que una mayoría cada vez mayor de españoles rechaza la política de deslealtad y de engaño en materia autonómica, que se negocie con una banda criminal y que se presione a la Justicia para que retiren obstáculos al acuerdo con los terroristas