Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 26 s 2 s 2007 Primera división s Vigésima cuarta jornada Villarreal Mallorca DEPORTES 85 Treinta ataques, veinte remates y tampoco venció El Atlético no tendrá otra ocasión así, frente a un Madrid que llegó nueve veces TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. La resaca del clásico madrileño no calmó los ánimos. Al revés, los encrespó, aunque Torres rompiera el gafe con su primer gol al Real Madrid. La razón es que la televisión confirmó ante toda España la queja que los jugadores del Atlético exclamaron en el vestuario, con las imágenes delante y la adrenalina detrás. Daudén anuló un gol reglamentario de Perea por supuesto fuera de juego, precedido además de un penalti cometido sobre Agüero. El árbitro concedió inicialmente el tanto, que habría significado el 2- 0, pero el juez de línea lo invalidó con nocturnidad y alevosía. El Atlético se ejercitó el día después y, como manifestó Aguirre después del derbi, el árbitro no se entrenó con él, que para eso es soberano (no confundir con el brandy) El análisis del partido engrosó la desazón del entrenador y de sus futbolistas, porque las cifras consolidaron la imagen de dominio que los rojiblancos ofrecieron en directo. Los hombres de Aguirre jugaron sobre el área contraria en treinta jugadas, catorce en el primer acto y dieciséis en el segundo. Su eterno rival llevó el balón al área enemiga solamente en nueve acciones, tres en la primera parte y seis en la segunda. El balance de remates era todavía más explicativo. Los locales realizaron veinte, diez en cada periodo, y los visitantes seis, tres en cada mitad. Los números cantan el muro de las lamentaciones del Atlético: nunca un equipo, el suyo, obtuvo menor cosecha de tanta siembra. Y nunca un conjunto, el adversario, sacó tanta recolecta 2 1 Villarreal (4- 4- 2) Barbosa (Vieira, m. 46) Javi Venta, Fuentes, Cygan, José Enrique; Josico (Cani, m. 70) Senna (Somoza, m. 74) Matías Fernández, Marcos; Tomasson y Forlán. Mallorca (4- 4- 2) Prats; Varela, Ballesteros, Nunes, Fernando Navarro; Tuni (Maxi López, m. 70) Pereyra (Jordi López, m. 35) Ibagaza, Jonás; Jankovic (Víctor, m. 61) y Arango. Árbitro: Rubinós Pérez. Amarilla a Cygan, Matías Fernández, Somoza, Tuni, Ibagaza, Maxi López y Varela. Goles: 0- 1, m. 26: Pereyra. 1- 1, m. 38: Tomasson. 2- 1, m. 89: Fuentes. La grada de Villarreal respiró tranquila en el último minuto ABC VILLARREAL. No por la victoria ante el Mallorca (2- 1) mejoró algo el juego del Villarreal, que mantuvo con terquedad sus principales defectos de la temporada: desorden en el centro del campo, imprecisiones en su fútbol y, sobre todo, escasa efectividad en el remate. En nada ayudó después que el Mallorca- -un equipo que como él mira a la zona baja de la tabla- -se adelantase en el marcador. Tampoco que se produjese el fallo garrafal de Barbosa, que no acertó en el despeje al saque del córner y que aumentó las críticas de la grada tanto al meta como a su principal valedor, el técnico Pellegrini, muy cuestionado. Incluso todo pudo haber sido peor cuando apenas dos minutos más tarde Pereyra encaró a Barbosa, aunque no acertó a rematar a los amarillos en el mano a mano. Pero llegó el milagro y Tomasson, tras jugada de Matías Fernández, empató el partido y todo comenzó a cambiar, aunque ninguno de los dos equipos pudo imponer su ley en el centro del campo. Era como si prefiriesen no perder a ganar. Siete ocasiones, Íker y Daudén Maniche, en uno de los remates que realizó el Atlético a la meta de Casillas de tan poco terreno cultivado. Las ocasiones claras de marcar pusieron el broche de la gran oportunidad perdida por el club del Manzanares. Los caseros ejecutaron siete remates con vitola de gol, cuatro de ellos antes del descanso. Cronológicamente fueron los siguientes: un tiro cruzado de Galletti, el gol de Torres, el tanto anulado a Perea, otro trallazo de Galletti que despejó Casillas, un disparo de Mista que Íker rechazó sobre la línea de portería, un lanzamiento cruzado de Seitaridis y el toque de Agüero que el portero internacional detuvo in extremis. Enfrente, el Real Madrid dispuso de tres momentos importantes y acertó en uno. Higuaín desperdició una primera opción, en un flojo disparo delante de Leo Franco. Cannavaro también envió al cuerpo del guardameta otra situación franca de marcar. Y a la tercera fue la vencida, Cassano, que relevó a Reyes, dio un pase en profundidad a Higuaín que el delantero tradujo en el empate después de aguantar el envite de Zé Castro y la salida de Leo. El parte de guerra era el único balance que repetía el empate que exponía el marcador. Cannavaro era expulsado por IGNACIO GIL doble amonestación y Guti, Luccin y Galletti recibieron su quinta amarilla y no disputarán la próxima jornada. Además, Jurado y Raúl finalizaron el partido casi sin poder moverse. El rojiblanco era auscultado ayer. Sufre una fuerte contusión en su empeine derecho. El madridista se quejó de una sobrecarga. La que el Atlético acusará por la ocasión sin par. ABC. es Imágenes del derbi en abc. es galerias deportes derbi- atletico- madrid 200702251948. html Del 1- 2 al 2- 1 El árbitro no estuvo acertado, pero no fue intencionado; hay que creer en los árbitros españoles El Madrid marca en las pocas ocasiones que tiene y nosotros debemos mejorar en este aspecto Pablo vio al peor Madrid y no ve mano negra en Daudén Titular en las últimas jornadas, Aguirre sentó a Pablo en el derbi para protegerle de los posibles ataques del público. La afición rojiblanca le recuerda habitualmente su intento de fichar por el Real Madrid el verano pasado y cualquier jugada podía cargar las armas del diablo. El día después, el central era el mejor confidente para exponer las sensaciones de su equipo. Les pasamos por encima. En el vestuario había caras de tristeza, como si hubiéramos perdido, porque era una buena oportunidad de ganar Fue sincero al opinar del rival. Es el peor Real Madrid que he visto Y objetivo al valorar la virtud del enemigo entre tanta acusación arbitral. Ellos marcan en las pocas oportunidades que tienen y nosotros debemos mejorar en ese aspecto Su elegancia ante la actuación arbitral era un colofón de deportividad. No estuvo acertado, pero no fue intencionado. La decisión la tuvo el línea, no el árbitro. Vimos el penalti al Kun y luego el gol legal de Perea. No sé lo que vería el línea. Son fallos que te cuestan un partido, pero todos los cometemos y hay que creer en los árbitros españoles Fue en los instantes finales cuando Matías Fernández se echó al equipo a la espalda y el Villarreal se acercó con más peligrosidad que nunca a las inmediaciones de Prats. Pero seguía adoleciendo de pegada. El partido tuvo su momento decisivo en el minuto 89. Víctor se presentó solo delante de Vieira, que había sustituido en el descanso a un lesionado Barbosa, y el meta sacó el balón. En la jugada siguiente, Fuentes cabeceó al fondo de las mallas a la salida de un córner y marcó el 2- 1 definitivo, que salva a Pellegrini y le da al equipo tres puntos de oro en esta lucha por la permanencia en la que se ve sumido.