Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 DEPORTES Real Madrid s La eterna crisis LUNES 26 s 2 s 2007 ABC Los últimos 365 días en el Madrid 27- 2- 06 Fernando Martín es el sucesor en el cargo Florentino Pérez le comunicó al entonces directivo Fernando Martín que él era el elegido para llevar las riendas del Madrid. La decisión unilateral a dedo no fue debatida en el seno de la Junta directiva, una circunstancia que levantó alguna ampolla en la zona noble del estadio. 26- 4- 06 Entrega el bastón 57 días después y dimite Fernando Martín toma varias decisiones que dividen aún más a la Junta. Sus compañeros le obligan a dimitir y Martín no consiguió los cinco votos que necesitaba para seguir. La Junta decidió convocar elecciones y Luis Gómez Montejano ocupó el sillón hasta los comicios. 30- 6- 06 Una juez suspende la recogida de votos La carrera electoral se convierte en una lucha encarnizada entre los candidatos, sobre todo en la parcela del voto por correo. Calderón y Baldasano denuncian un presunto fraude y la juez Milagros Aparicio suspende la recogida de papeletas que proceden de las candidaturas y por correo. 2- 7- 06 Ramón Calderón, vencedor en las urnas Los socios, sólo computado el voto presencial, eligen por un estrecho margen a Ramón Calderón como nuevo presidente. Juan Palacios acaba segundo por delante de Villar Mir, Sanz y Baldasano. Los derrotados esperan al recuento del voto por correo suspendido cautelarmente. Florentino, un año sólo como Pérez El 27 de febrero de 2006 presentó su dimisión porque no sabía cómo reflotar el club en su faceta deportiva. ABC descubre cómo ha sido este año en la vida del empresario sin el Madrid y sin fútbol POR ENRIQUE ORTEGO FOTO JULIÁN DE DOMINGO MADRID. Figo, Zidane, Ronaldo y Beckham, así llama para sus adentros- -alguna vez se le escapa en público cuando le visita alguien de confianza- -a las cuatro majestuosas torres de la antigua Ciudad Deportiva de la Castellana que se contemplan desde su despacho de ACS. Florentino Pérez cumple un año fuera del Real Madrid, pero tiene el privilegio de contemplar todos los días gran parte de su obra. El hecho de que su domicilio particular esté cerca del estadio también le obliga a pasar al menos cuatro veces al día por delante del remozado Bernabéu, otro de los legados de los que se siente orgulloso, porque ahora es un estadio de este siglo. Florentino cumple un año sin fútbol. Es su primer aniversario como socio 10.228. Como señor Pérez. rra a sus íntimos: Me voy Dicho y hecho. Al día siguiente, lunes, convoca a los medios de comunicación. Si no fuera el culpable, no hubiera dimitido. Después de cambiar a varios entrenadores lo único positivo es cambiar al presidente. Me hubiera gustado educar a los jugadores en el sacrificio, pero algunos estaban confundidos porque los he maleducado Al día siguiente concedió a ABC su primera y única entrevista a un medio escrito después de la dimisión. No soy un cobarde, pero si sigo me hubieran matado Un título que no le gustó al verlo reproducido, porque le resultaba exagerado, pero que repitió varias veces a lo largo de la charla. Por supuesto, hablaba de muerte futbolística. Ese día, 48 horas después, ya estaba arrepentido de haber dimitido. No lo decía, pero se le notaba. Estaba triste. Dimisión galáctica titulaba ABC en portada. Eso está bien susurró. Y dejó frases para la historia. Estoy triste, muy triste, me da pena, mucha pena, ni en la peor de las pesadillas pensé que podía dejar así el Madrid Y ésta dirigida a los jugadores, su gran caballo de batalla. A base de decirles que son los más guapos, los mejores, los más listos, se lo han llegado a creer y han equivocado su papel No ha visto muchos partidos OBJETIVO Sólo piensa en hacer de ACS la primera empresa del mundo y nunca la compaginará con otra actividad Desde entonces se ha empeñado en estar en un segundo plano. Escasas comparecencias en lugares que tuvieran que ver con el mundo del fútbol y horas extraordinarias como presidente de ACS. Por el Santiago Bernabéu sólo ha aparecido un día desde entonces. Fue el último partido de Zidane, la niña de sus ojos, en casa. Vio el partido contra el Villarreal desde el palco. No ha vuelto. Ni a la zona noble, donde le invitan todos los partidos, ni a su palco privado, justo enfrente, ni a ninguno de los cinco abonos que tiene en la tribuna lateral. Sí ejerció su derecho a voto el día de las elecciones y sufrió Fernando Hierro: Mal en lo deportivo No creo que en este año sin Florentino el club haya cambiado mucho. Sigue en la misma línea, para lo bueno y para lo malo. El objetivo es buscar un título como sea y la precipitación nunca es buena. Se están haciendo las cosas pensando en el día, en ganar, y así no hay una planificación de futuro. Posiblemente antes había más tranquilidad institucional y en el entorno del club. Yo ni echo de menos ni dejo de echar de menos a Florentino, creo que hace falta que pase más tiempo para saber si lo hizo bien o mal. Creo que estuvo muy acertado en lo económico, en globalizar la imagen del club, la operación de la Ciudad Deportiva, la reforma del estadio, pero en lo deportivo no estuvo acertado, sobre todo en su última etapa. Al principio era más fácil acertar porque había un grupo consolidado y los fichajes se integraron bien, pero después se le escapó el asunto Florentino, en una imagen de hace un año más reprimendas e insultos de los que esperaba. Los partidos los compra en pay per view cuando no está de viaje, pero se ha perdido muchos de la pasada temporada y más de ésta. Algo impensable hace unos meses. Tampoco está pegado al móvil cuando juega al Real Madrid. Si el partido lo merece, un par de mensajes, y si no se entera del resultado al final. O en los informativos. Los periódicos deportivos ya no forman parte de su desayuno ni los programas radiofónico deportivos de su cena. Tampoco abre los generalistas por las páginas de deporte. Busca las de economía. Él se lo pierde. Sin el Real Madrid su vida ha cambiado, pero tampoco tanto como se podía pensar por la importancia del cargo del que Tira la toalla en el avión ¿A ver si el problema voy a ser yo? La posibilidad de ser el culpable de la eterna crisis blanca atormentaba a Florentino Pérez, que llevaba tiempo haciéndose esa pregunta. El domingo 26 de febrero de 2006 tira la toalla. Su equipo acaba de firmar un nuevo ridículo futbolístico con derrota incluida en Mallorca y en el viaje de regreso a Madrid el presidente susu-