Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 25- -2- -2007 GENTE www. abc. es gente 101 Harald de Noruega, 70 años bajo cero El Rey noruego ha celebrado su aniversario, a pesar de las bajas temperaturas, al calor del cariño de su pueblo y la compañía de gran parte de la realeza europea, en unos fastos que han durado cinco días POR CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL OSLO. La ciudad de Oslo, vestida de gala, ha abierto una vez más sus brazos hospitalarios y generosos para acoger este fin de semana a las Casas Reales europeas que se han reunido allí para celebrar el 70 cumpleaños del Rey Harald. La respuesta del pueblo noruego ha sido ejemplar. Es indescriptible el entusiasno general y el cariño colectivo, mezclado con ese orgullo nacional tan nórdico con el que este pueblo escandinavo, monárquico como pocos, celebra el cumpleaños de su Rey. Cinco días de festejos, con regalos, homenajes y sorpresas, en el que han participado de diferentes formas todas las instituciones oficiales y privadas del Reino, incluida la Iglesia luterana, que comenzaron el miércoles y culminarán hoy con un paseo en trineo por las heladas aguas del Krokskogen y un almuerzo en el Real Pavellón de Caza Toresplassen. El pasado viernes, con la llegada al aeropuerto de Gardemoen de Constantino y Ana María de Grecia, comenzó el largo desfile de miembros de las Casas Reales. Nunca hubo mayor concentración de realeza en esta nación. Cinco Monarcas, entre los que se encontraban Don Juan Carlos y Doña Sofía; los Grandes Duques de Luxemburgo, 58 príncipes y princesas de las Casas reinantes, dos presidentes de Gobierno y un largo etcétera de personalidades fueron aterrizando en ese aeropuerto, dotado de extraordinarias medidas de seguridad. Llamó la atención como siempre la llegada de la Reina Silvia de Suecia- -que se cubría del frío con un abrigo de zorro polar- acompañada de su hija Magdalena, reina de todas las fiestas y objetivo de fotógra- Desfile de Casas Reales El Rey Harald saludada a su llegada ayer al Museo de Cultura e Historia, en presencia de Ana María y Constantino de Grecia fos y periodistas. Quien tampoco quiso faltar a los festejos reales fue Bore el Rey del Invierno de la mitología nórdica, que hizo acto de presencia con una impresionante tormenta de nieve que aventuró durante unas horas el cierre de los aeropuertos y cubrió la geografía de una espesa y gélida capa blanca. En esta ocasión, no se concedieron entrevistas y los augustos invitados, que saludaron con la mano y la mejor de sus sonrisas a pesar de la nieve y del helado viento, se dirigieron casi inmediatamente a sus respectivas residencias para vestirse de gala y participar en un espectáculo musical en el Radhuset, o Ayuntamiento, fiesta que las provincias ofrecieron a su Soberano. Más tarde, todos los invitados acudieron a Skaugum, residencia en el campo de Haakon y Mette- Marit, donde los anfitriones ofrecieron una cena estrictamente privada a la que asisitieron Don Juan Carlos y Doña Sofía, que fueron los últimos en llegar a Oslo- -y los primeros en marcharse, puesto que regresaron a Madrid ayer por la mañana- Margarita de Dinamarca, recién operada de una rodilla; los Reyes de Bélgica, Alberto y Paola- -que sufren una fuerte gripe- Los grandes ausentes fueron los Príncipes de Asturias. AFP El príncipe Alberto de Mónaco AP Estos días de celebraciones han estado llenos de sorpresas agradables para el Monarca noruego, que se ha mostrado en todo momento de excelente humor y muy emocionado. Pero el día de ayer fue el mas señalado. La jornada, tras un Paseo por la Historia en el Folk Museet, o Museo del Pueblo de Bygdöy, culminó por la noche con una cena y baile de gala en el Slottet o Palacio Real, seguidos de un ambicioso programa en el parque de Palacio, que estuvo amenizado por lo más granado del mundo del espectáculo, y en el que participó el pueblo noruego, que fue testigo de la entrega de un regalo muy especial y secreto a su Soberano.