Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 25- -2- -2007 Atlético- Real Madrid s Los protagonistas DEPORTES 95 Ultras rojiblancos destrozan unidades móviles y vehículos de periodistas ABC MADRID. No fue un derbi especialmente conflictivo gracias a la eficaz labor de las fuerzas de seguridad y al dispositivo elaborado para frenar posibles hechos violentos. Aún así, se registraron algunos incidentes dentro y fuera del Calderón. Antes de que el colegiado diese comienzo al partido, un grupo de radicales del Atlético la emprendieron contra varias unidades móviles y coches de periodistas que estaban aparcados en la zona reservada para la prensa. Los altercados obligaron a la intervención de la Policía, que realizó varias cargas en el mismo momento en el que el equipo rojiblanco llegaba en autobús al estadio. El balance de los incidentes fue de 17 personas heridas de carácter leve o muy leve. Ya dentro del Vicente Calderón, varios seguidores rojiblancos acabaron cayendo de bruces sobre el campo. El suceso tuvo su origen en la celebración del gol atlético y concluyó con una valla del fondo sur por los suelos sin que afortunadamente se registrasen heridos de consideración. Todo ocurrió en el minuto 12, cuando Fernando Torres hizo estallar la locura en las gradas del Calderón. El delantero rojiblanco celebró con lógica euforia su primer gol al Real Madrid en un derbi. Todo un acontecimiento que acabó con una valla del fondo sur por los suelos y varios seguidores cayendo desde dos metros de altura. Afortunadamente todo quedó en un susto y miembros de la Cruz Roja se desplazaron al lugar para comprobar que no había ningún herido de gravedad. Una de las vallas del fondo sur cedió tras la presión de los aficionados rojiblancos que celebraban el gol de Fernando Torres IGNACIO GIL Higualín que Ronaldo El argentino marcó su primer gol oficial con el Madrid. Cassano, indultado, fue el artífice del pase. Raúl acabó el partido con problemas físicos. Guti vio la quinta amarilla y no juega ante el Getafe JULIÁN ÁVILA MADRID. Cuando Ronaldo hizo las maletas para cambiar el Real Madrid por el Milán en el mercado de invierno el vestuario blanco se adueñó de un comentario propio de barra de bar. Higualín que Ronaldo La reflexión- comentario- queja no era un dardo contra el delantero argentino, sino una protesta contra la dirección deportiva por haber prescindido de un jugador contrastado mundialmente que lleva el gol en las venas por un complemento de futuro. Motivos tienen los blancos para lamentarse profundamente por el cambio auspiciado por Fabio Capello. El equipo blanco es pobre en goles esta temporada. Hasta este partido sólo había marcado treinta, el mismo registro que el Osasuna, pero peor que el que ofrecen el Recreativo (33) o el Zaragoza (35) En la Liga el único que ha mantenido el tipo ha sido Van Nistelrooy, pero ayer no estaba en la convocatoria. El holandés se resintió de un problema muscular en el entrenamiento del viernes y ayer no pasó la prueba previa. Sin su máximo artillero (11 dianas) Fabio Capello se encomendó al sempiterno Raúl (3) y a Higuaín; y dejó al indultado Cassano en el banquillo. La prueba salió bien. Higuaín comenzaba a acumular considerables dosis de ansiedad. Es normal. En los siete partidos anteriores apenas si ha gozado de ocasiones para lucirse y era una nueva víctima del corsé que ha puesto el técnico italiano a su equipo. Ayer ocupó la vacante de Van Nistelrooy y fue un islote en mitad de los centrales y de los medios centro del Atlético. Pese a todo se vio en una ocasión cara a cara con Leo Franco, pero llegó al área con pocas fuerzas y algo escorado. En la segunda parte acabó con el maleficio. Cuando peor lo estaba pasando su equipo Higuaín aprovechó un servicio del indultado Cassano para igualar el encuentro. ¡Y cómo lo celebró el argentino! Era un triunfo personal. Cerraba el debate de su sequía y hacía las veces del brasileño, la bestia negra de los rojiblancos. En esta ocasión se invirtió el significado del Higualín que Ronaldo. EL BANQUILLO BLANCO CAPELLO El empate es justo y sólo lo pasamos mal los 20 minutos iniciales J. ÁVILA MADRID. El entrenador del Real Madrid vio, una vez más, un partido muy diferente al resto de seguidores y compañeros que acudieron al Vicente Calderón. El empate a uno no hizo justicia a los méritos de unos y otros, pero según Capello eso es fútbol. En la primera parte tuvimos tres ocasiones de gol y nos fuimos al descanso con el marcador a cero. Es cierto que en la segunda tuvimos que defender mucho y que en una jugada marcamos el tanto del empate. El resultado es justo Fabio escondió las miserias de su equipo en el calendario. Nos pasó factura el partido de la Liga de Campeones. He visto que todos los equipos han tenido problemas para sacar adelante sus encuentros. En resumen, estoy muy contento con el esfuerzo de los jugadores. El Atlético tuvo una buena conducción física en general y sufrimos mucho en los primeros veinte minutos del encuentro. Luego equilibramos el esfuerzo y controlamos el partido Un punto que sabe a mucho según lo visto sobre el campo, pero que puede ser insuficiente si los rivales directos en la lucha por el título sacan hoy sus partidos adelante. Pero Capello sólo tiene ojos para mirar su futuro: Este es un campo difícil. El empate es bueno. ¿Mi futuro? El tema está cerrado. Estoy contento y sólo pienso en los dos días de descanso También defendió con ahínco a Cassano. El indultado fabricó un buen pase en el gol de Higuaín y trabajó a destajo cuando su equipo se quedó con diez: Ha hecho un pase de gol y necesita rodarse un poco. ¿Su peso? Está en su peso Por último, en esta ocasión no cargó contra la actuación arbitral como hizo a raíz del empate de la última jornada ante el Betis. Es más, dejó al descubierto que tiene muy mala memoria: Hace dos años que no hablo de los colegiados. Unas veces aciertan y otras se equivocan. Nada más. ¡Buenas noches, gracias! Y se levantó de la silla como un muelle en desaire con algunas preguntas de la rueda de prensa sobre su finiquito, la dimisión... Derribo de una valla Prueba superada El técnico dice ahora que no habla de árbitros cuando hace siete días cargó contra ellos