Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍAyNEGOCIOS Unión Europea DOMINGO 25 s 2 s 2007 ABC Enrique Serbeto ESOS AMORES QUE MATAN a presidencia alemana está encontrando más problemas de los que habría cabido prever a la hora de buscar una fórmula con la que celebrar el mes que viene los cincuenta años de la idea europea. Natural: si a los franceses se les ha permitido hacer el indio y echar por tierra un proyecto pactado por todos los países (y ratificado por muchos otros) ahora todo el mundo se apunta a la actitud reivindicativa. ¿Por qué va a valer menos la actitud obstruccionista de los polacos que la de los franceses? En todas partes aparecen ahora partidarios de reabrir por completo lo que costó más de dos años de negociaciones, para añadir las peculiaridades que se les van ocurriendo sobre la marcha y los llamamientos al sentido común advirtiendo que Europa no puede gober- L narse sin una reforma institucional caen invariablemente en saco roto. En cambio, se ha convertido en un problema una simple declaración solemne para decir la verdad: que estamos muy satisfechos de los beneficios que el proceso europeo nos ha aportado este último medio siglo y que deseamos seguir profundizando y mejorándolo para el futuro. Pues no. Ya lo dije durante la campaña de los referéndum de Francia y Holanda: los que se oponen a la Constitución no pueden hacerlo en nombre de Europa. Muchos entonces ¡qué responsabilidad tuvieron en esto los socialistas franceses que se apuntaron al No porque les parecía más chic usando por cierto los mismos argumentos que para designar como candidata a Segolene Royal! Decían que se oponían a la Constitución porque no les parecía suficientemente europea, pero en realidad son como los maridos maltratadores que afirman amar a sus esposas, pero les atizan unas somantas de palos de aquí te espero. Qué vean ahora en qué han convertido su querida Europa: en un gallinero en el que hasta un espíritu fuerte y clarividente como Angela Merkel tiene problemas para imponer una simple declaración solemne. El presidente del BCE pide moderación salarial ABC BERLÍN. El presidente del Banco Central Europeo (BCE) Jean- Claude Trichet, pide moderación salarial en toda Europa, y defiende la política del banco emisor de salvaguardar la estabilidad de precios. En una entrevista en el semanario alemán Focus Trichet subraya que la moderación salarial es y seguirá siendo importante y no sólo en Alemania, sino en toda Europa, informa Efe. En su opinión, el aumento moderado de los costes del trabajo en los últimos años es uno de los factores principales que han posibilitado crear empleo y reducir el desempleo. Por otro lado, Trichet defiende la política del banco contra las críticas, sobre todo, procedentes de su país, Francia, que exigen que se preste una mayor atención a otros factores y no únicamente a la evolución de la inflación. Nuestro cometido está definido claramente. Nuestro objetivo primordial debe ser la estabilidad de precios y eso es algo que quieren nuestros conciudadanos explica Trichet. Los retrasos de vuelos en Europa sumaron 300.000 horas perdidas el año pasado EP MAASTRICTH. Los retrasos de los vuelos en Europa sumaron 300.000 horas en 2006, debido a la ineficiencia en las operaciones y a la pérdida de tiempo de los aviones tanto en la pista como en el aire en los momentos de despegue y aterrizaje, según datos del presidente de la IATA, Giovanni Bisignani. Las 300.000 horas suponen 12.500 días (34 años) La IATA compara este dato con mantener 35 aviones inoperativos durante todo un año, lo que equivaldría a prácticamente la mitad de los aviones de Spanair o al 23 de la flota de Iberia. Las aerolíneas transportan al año 2.200 millones de pasajeros y la IATA prevé una mejora en los retrasos para este año. La organización pone de relieve la importancia de la eficiencia en este sector sobre todo en lo relativo a los costes, que por la ineficacia suponen una suma adicional de 2.512 millones de euros y cuestan al medioambiente 12 millones de toneladas de CO 2 anualmente. Jean- Claude Trichet EPA Además, el presidente del banco emisor añade que el Tratado de Maastricht exige una total independencia del banco central europeo. Según el tratado, los gobiernos ni siquiera deben intentar ejercer influencia sobre el BCE recuerda. Esta independencia- -afirma- -es fundamental si se quiere mantener la confianza en la estabilidad de precios. Por último, asegura que desde la introducción del euro tenemos controlada la inflación