Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA La asignatura de Educación Sexual en el colegio DOMINGO 25 s 2 s 2007 ABC La sexualidad, al amparo de las aulas ¿Cómo sé si estoy enamorada? es una pregunta habitual en las clases de Educación Sexual, una asignatura polémica que camina entre la inhibición de los padres y una escuela que llega casi siempre tarde. POR MILAGROS ASENJO MADRID ¿Es verdad que se sienten mariposas en el estómago? ¿Es lo mismo encapricharse que enamorarse? ¿Se puede enrollar una persona sin amor? Son algunas de las preguntas que Judith, de 2 de Educación Secundaria Obligatoria (13- 14 años) formuló a la monitora que imparte uno de los talleres de educación afectivo social que se han llevado a cabo en su centro, un instituto público de una ciudad dormitorio. Tras las sesiones, Judith asegura que le ha ayudado a comprender la sexualidad A Laura, de la misma edad, la iniciativa le ha servido para no confundirme y no saltarme etapas en la sexualidad La opinión de Arturo, 4 de la ESO (15- 16 años) en un centro concertado, difiere. Creo que debe ser algo más que informarte sobre las relaciones sexuales, porque también debería hablar sobre el sexo a nivel personal, las inquietudes, el amor... Basa su opinión en que asistió a uno de esos talleres y me pareció que sólo informaban, era interesante, pero escaso, y me quedé con muchas dudas Felipe y Lucas, estudiantes del mismo nivel en un colegio también concertado se muestran más contundentes. En el taller en el que estuve- -sostiene Felipe- -no se decían más que chorradas. No me sirvió para nada Lucas refuerza las palabras de su compañero y resalta que la clase fue muy aburrida. Un psicólogo nos habló sobre relaciones sexuales, la seguridad, los preservativos. Luego, lo mezcló con las drogas Carolina, de 4 de la ESO, se mostró muy participativa. A juzgar por sus intervenciones y pese a afirmar que lo sabía todo, preguntó, opinó y pidió aclaraciones. Se erigió en la protagonista de la clase ante el silencio de sus compañeras y la indiferencia de los chicos. Sucede que, en general, ellas son más locuaces, tienen menos pudor para hablar de cuestiones de sexualidad en pú- Imagen de un aula en la que se imparte Educación Sexual a los alumnos de la ESO blico e incluso utilizan estas características para hacerse valer ante los muchachos Luis, otro de los alumnos, justifica la actitud de los varones en que las chicas maduran antes y los chicos son más tímidos También hay alumnos que consideran abusivo el protagonismo de la sexualidad. Tanto hablar de esto y se nos está muriendo el planeta afirma en tono de queja, Lidia. más preocupada por la ecología. De las palabras de los escolares se deduce la inseguridad de sus planteamientos y su deficiente formación. Pero los datos son más tozudos y elocuentes y en la sociedad existe un amplio acuerdo en que la actividad sexual en la adolescencia es preocupante y los datos así lo atestiguan. En los últimos años- -junto al aumento de la utilización de preservativos- -asistimos también al aumento de la transmisión del sida y otras enfermedades de transmisión sexual, especialmente entre los jóvenes. En España, la cifra de embarazos en menores de 18 años duplica a la de hace una década. Así, desde hace años, son abundantes las acciones sanitarias y educativas encaminadas a promocionar estilos de vida más saludables entre los jóvenes. Estos datos sugieren la pregunta de dónde y cómo reciben los niños y los adolescentes la educación sexual. Arturo, Felipe y Lucas dicen que son los padres los que pueden enseñar, porque la educación sexual está en todos los ámbitos La familia debe adoptar una actitud comprensiva, cercana y dialogante con disposición a informar y formar afirma Valentín Martínez Otero, catedrático de la Facultad de Educación de la Complutense. No se ha de reducir la sexualidad a la mera genitalidad. La sexualidad vas más allá de lo estrictamente biológico Sin embargo, muchos padres se inhiben y el colegio llega tarde o no lo hace de manera adecuada. En cualquier caso, no existe una materia específica dentro del currículum, sino que la educación sexual se considera como una materia transversal. Con independencia del hecho de que en gran parte de los centros no se ofrece ese tipo de educación ¿Reciben los escolares españoles una formación específica, además de la transversal, en alguna materias aunque no se denomine así? La respuesta es afirmativa. En Primaria, se tratan estas cuestiones en Conocimiento del Medio Natural. Pero es en la ESO donde se aborda con más detenimiento. En Biología y Geología, que se imparte en 3 el temario trata cuestiones sobre la procreación, los diferentes métodos anticonceptivos, las enfermedades de transmisión sexual o la reproducción asistida. Además, existe un buen número de programas de educación sexual disponibles para realizarse en centros educativos. A las iniciativas de los propios colegios se suman las de las administraciones locales (ayuntamientos) y autonómicas y las de instituciones dedicadas a este tipo de formación. Entre las críticas que se vierten contra algunos de estos programas- -fundamentalmente los de algunos ayuntamientos- -destaca la de que sólo prestan atención a los aspectos fisiológicos y a la prevención, reduciendo las sexuali- ABC El papel de la familia Sólo se decían chorradas dad a las relaciones. Educadores, psicólogos y psiquiatras afirman que una educación sexual adecuada debe incidir en la formación íntegra de la persona, fomentar actitudes positivas frente a la sexualidad, integrándola en las otras facetas del desarrollo personal y descubriendo las posibilidades de placer, ternura, respeto, comunicación, afecto y libertad que ofrece la sexualidad vinculada a la afectividad. La educación sexual consiste en la consecución de un conocimiento adecuado de lo que es la sexualidad, que va desde su desarrollo hasta la culminación del encuentro físico entre un hombre y una mujer, que apunta hacia la madurez psicológica y la plenitud de la persona en el marco de lo que debe ser la dignidad humana apunta el catedrático de Psiquiatría Enrique Rojas. Miles de alumnos de la ESO asisten a los talleres de Educación afectivo sexual que organizan diferentes instituciones o los propios colegios e institutos. La Fundación Solidaridad Humana los imparte en numerosos centros y la Comunidad de Madrid le ha concedido los programas por concurso público. Hacemos ver a los alumnos que la sexualidad es comu- Un conocimiento adecuado Las preguntas más frecuentes son sobre los preservativos y los embarazos no deseados Esta materia se aborda en talleres especiales y en asignaturas como Biología y Geología