Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 25- -2- -2007 La negociación ETA- Gobierno ESPAÑA 21 Ni sonda ni más pruebas El etarra De Juana no recibe alimentación por ninguna vía desde el viernes al mediodía, cuando se arrancó la sonda nasogástrica. Tiene menos intención que nunca de abandonar la huelga de hambre C. MORCILLO MADRID. No quiero que me hagan ninguna prueba, ni que me den nada. Que me dejen en paz y que no digan más mentiras No son textuales, pero esas fueron más o menos las palabras del pistolero José Ignacio de Juana Chaos a última hora de la mañana del viernes, justo antes de arrancarse furioso la sonda nasogástrica por la que recibe alimentación forzosa desde hace un mes. Poco antes lo había visitado su abogado y, como siempre, lo puso al tanto de las novedades Desde el viernes no ha tomado nada, o como asegura Prisiones en un comunicado a día de hoy no recibe alimentación por ninguna vía Las razones de que el etarra se arrancara los tubos en el hospital Doce de Octubre donde permanece ingresado no están claras, pero no son signo de que abandone la huelga de hambre que mantiene desde hace 110 días. Al parecer, De Juana mostró su disgusto por las informaciones que algunos medios, radios básicamente, están difundiendo en los últimos días en las que se asegura que ha dejado la huelga. Está más ofuscado que nunca en su postura y en ningún momento ha dicho que va a abandonar. Dice que está harto de mentiras señalan fuentes penitenciarias. La decisión la tienen que tomar ahora los médicos del centro. Hasta el viernes, De Juana permanecía siempre con la sonda colocada, pero sólo se le inmovilizaba de pies y manos en el momento de administrarle la dosis de alimento prescrita. El resto del tiempo estaba desatado. Ahora los facultativos tendrán que amarrarlo a la fuerza para volver a colocarle los tubos cuando crean que el preso puede sufrir daños o que su vida peligra tal y como les obligan los dos autos dictados por la Audiencia Nacional (el último el pasado 24 de enero) y probablemente deberán dejarlo atado las 24 horas si el etarra persiste en su intención de rechazar la sonda que lo mantiene vivo. Las especulaciones sobre el abandono por parte del pistolero de la huelga de hambre, que empezó por iniciativa propia en noviembre, no han cesado desde el pasado día 12. Fue la fecha en la que el Tribunal Supremo rebajó de doce a tres años la condena a De Juana por dos artículos publicados en Gara y abrió con ello la puerta a una próxima excarcelación, dado que en abril ya habrá cumplido tres cuartas partes de la nueva pena. Los asistentes a la concentración pidieron el cumplimiento íntegro de las penas DANIEL G. LÓPEZ DOLOR POR LOS AUSENTES La protesta se convirtió en un homenaje emocionado a las víctimas del terrorismo s Miles de asistentes dijeron a sus familiares que no están solos A. M. -F. MADRID. Muchas, la mayoría de las víctimas del terrorismo, no pudieron contener la emoción ayer ante el recuerdo del asesinato de sus seres queridos. El tiempo transcurrido apenas ha atenuado el inmenso dolor y la actual situación política no ayuda. De hecho, muchos familiares de víctimas de ETA han empezado a necesitar ayuda psicológica últimamente, cuando ya habían logrado prescindir de ella o, incluso, cuando nunca la habían necesitado. Tenemos la sensación de que el Gobierno nos pone a la misma altura a víctimas y verdugos. Que nuestras muertes no han servido para nada dicen. Y ayer, los testimonios de las víctimas, la música triste de Pau Casals, el himno militar de La muerte no es el final y el homenaje emocionado de decenas de miles de personas, desbordaron los sentimientos. No estáis solos coreaban los asistentes. Hortensia no pudo contener las lágrimas. El canalla de De Juana Chaos asesinó a su hijo en 1986, entre las calles Príncipe de Vergara y Juan Bravo, y al año y medio su marido se murió de pena A ella se le rompe el corazón cuando piensa que el etarra podría estar pronto en la calle. Pero incluso, en medio de su dolor, asegura que respeta a los jueces, aunque no comparte la reducción de pena. Cuando mataron a su hijo, tuvo que irse de Madrid porque no puede soportar el dolor que le producen las calles de esta ciudad. También Pedro Samuel Martín García, guardia civil herido en marzo de 1991 en un atentado en San Sebastián- -en el que murió un compañero- -dice que vuelve a tener la misma sensación de abandono que tuvo entonces por parte del Gobierno. Si en aquel momento nos sentimos solos. Ahora, más solos todavía DE LA SOLEDAD Y EL El pistolero adujo al quitarse los tubos que está harto de mentiras sobre el final de su huelga de hambre