Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA www. abc. es sitio en la dirección para incorporar a estas nuevas caras, cuyo concurso abriría un frente político más amplio, heterogéneo y novedoso en torno a Rajoy a cinco meses de las elecciones generales, según explican varios dirigentes del partido. Este sector del PP arguye que si Mariano Rajoy se decide a ejecutar una remodelación suficiente dicen, el nuevo equipo estaría asociado intrínsecamente con una renovación de mensajes y de formas Y ello, continúan explicando, sería muy valioso para armar el objetivo de hacerse con la bolsa de votantes sin adscripción política que siempre fluctúa entre los dos grandes partidos nacionales. Ese espacio que se llama centro y que, en resumidas cuentas, es el equivalente a la buena gestión, la sensatez política y la marginación de aspavientos e improvisaciones explican estos dirigentes de Génova. En cualquier caso, abierto el debate, todos los consultados reconocen que no saben por dónde van las cosas. Ni el propio Mariano lo sabe aún. Es demasiado pronto Los resultados de las elecciones municipales y autonómicas se antoja vital, ya que Rajoy puede salir de ellas definitivamente reforzado o bien pueden suponer un contratiempo si los resultados no cumplen las expectativas. En Génova aseguran que el éxito o el fracaso en mayo está muy cerca en esta ocasión Nunca unas municipales condicionarán tanto la vida interna del PP. DOMINGO 25- -2- -2007 ABC El PP celebra su congreso en octubre para reforzar a Rajoy Génova opta por lanzar al presidente del partido a las generales con el liderazgo blindado y con posibles cambios en su equipo J. L. JARABA MADRID. El Partido Popular celebrará su XVI congreso el fin de semana del 19, 20 y 21 de octubre, cumpliendo a priori el mandato estatutario, que fija cónclave nacional cada tres años, aunque con mucha flexibilidad. El PP tiene ya reservado un pabellón en el recinto ferial de Madrid para la tercera semana de octubre, lo que viene a confirmar los deseos de algunos sectores, mayoritarios, de la dirección del partido de celebrar la cita antes de las generales de marzo de 2008. Quedaría así solventada la principal cita de un partido que, más allá de las vitales municipales y autonómicas de mayo, tenía que optar entre la continuidad de los equipos o cierta actualización de caras y mensajes, como dicen en sectores del PP, para afrontar las elecciones generales, el cara a cara Zapatero- Rajoy. No obstante, el PP tiene también una pre reserva en la feria madrileña para el mes de julio por si los resultados de las municipales y autonómicas de mayo precipitan los acontecimientos en un sentido u otro. Y es que la cita del 27 de mayo se antoja más trascendente que nunca, porque marcará, según explican en Génova y Ferraz, el inicio de una tendencia que desembocará en las generales. Otros sectores del PP, menos numerosos, son partidarios de trasladar la cita congresual más allá de las generales de marzo. Esgrimen que, una vez conocidos los resultados de las generales, habrá que acomodar el partido a la nueva situación, y no antes: la victoria ante Zapatero o la derrota, que sí obligaría a tomar decisiones asegura un dirigente del PP. Pero una vez tomada la decisión de celebrar el XVI congreso en 2007 (octubre o julio, menos probable) Rajoy deberá amoldar el partido a sus necesidades electorales, ya que sólo cinco meses separan el cónclave popular de la cita electoral con Zapatero. El congreso en 2007, en cualquier caso, es bien recibido por quienes abogan por aprovecharlo para lanzar la candidatura, para reforzar el liderazgo de Rajoy y para poner en fila el PP detrás de él y para cerrar todo tipo de debate que pueda desvirtuar los objetivos asegura un colaborador del líder de la oposición. Amplios sectores del partido abogan por que Mariano Rajoy haga cambios en su equipo, pero el presidente del PP es poco inclinado a volantazos. El presidente de los populares aún no sabe qué tipo de diseño ejecutará en una dirección que algunos en Génova prevén básicamente continuista por la prudencia que ha caracterizado al líder del PP, que siempre ha mantenido que hay sitio para todos Manda el 27- M Nuevas caras Nuevas caras Las municipales condicionarán de forma decisiva la vida interna del partido Varios dirigentes aconsejan a Rajoy que incorpore nuevas caras a su equipo Sin embargo, la evolución de determinados acontecimientos a lo largo de la legislatura ha animado a destacados líderes del PP a abrir una suerte de debate interno en el que se aboga por la actualización de mensajes y de algunas caras en el equipo de Rajoy. Algunos de ellos ya se lo han hecho saber al presidente del partido, que opta por la discreción más absoluta. La renovación que proponen vendría, según las fuentes consultadas, por dar más protagonismo a representantes del poder local y autonómico del PP, el verdadero andamiaje político de un partido desalojado de la Moncloa hace tres años. Si finalmente Rajoy decide no mover demasiado a su actual equipo, fuentes consultadas reconocen que no habría Rajoy y Alonso coincidieron en Friol, en el funeral de la soldado Alerta en CiU por el mensaje moderado y pragmático de Génova MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. La estrategia del PP en Cataluña ha puesto en alerta a CiU, ante la posibilidad de que un mensaje moderado y pragmático pueda cuajar en sectores como el empresarial. La visita de Rajoy a Tarragona exige poner el acelerador a todo gas. Y si PSOE y PP enfocan la cita electoral como unas primarias, CiU también se juega mucho y sabe que en las grandes ciudades influirán los resultados de las autonómicas, adversos a la federación. Y fue en esos comicios donde CiU, debido a una estridente campaña orquestada por David Madí, hombre de confianza de Artur Mas, perdió el voto de un electorado próximo al PP que en otras autonómicas sí les apoyó. CiU empieza a entender que hay que centrar el discurso en una cuestión menos identitaria y más ideológica, sobre todo tras el rechazo que han despertado las reformas estatutarias. El desembarco del PP complica el éxito de este giro liberal. Tras dos años de tormentosas relaciones, CiU recela de ese rostro amable de los populares que, por otro lado, facilita el terreno de posibles pactos a los que no tendrá más remedio que recurrir si quiere sobrevivir al tripartito.