Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LA ENTREVISTA www. abc. es la entrevista DOMINGO 25- -2- -2007 ABC Zapatero ha abierto el melón del Estado sin saber a dónde vamos Joaquín LeguinasPresidente de la Comisión de Defensa del Congreso Los políticos se han convertido en una casta, debería ser obligatorio que antes hubieran cotizado a la Seguridad Social, por cuenta ajena o propia. La clave del distanciamiento de los ciudadanos es la falta de experiencia fuera de los partidos POR ÁNGEL COLLADO FOTO IGNACIO GIL Joaquín Leguina (Villaescusa Cantabria, 1941) doctor en Económicas por la Complutense, en Demografía por la Sorbona, estadístico del Estado, ex concejal del Ayuntamiento de Madrid, doce años presidente de la Comunidad de Madrid, es, por formación y experiencia política, todo lo contrario de lo que hoy se lleva en el PSOE. Desde su destino actual en la presidencia de la Comisión de Defensa del Congreso dice lo que muchos en su partido sólo defienden en voz baja: que Zapatero ha abierto el melón de la estructura del Estado sin saber a dónde nos lleva y sin conseguir aplacar a los nacionalistas. go que ha sido por una cuestión de pura táctica. cionalistas consideran que criticar cualquier cosa de lo que ocurre en Cataluña es ser anticatalán. -Visto el silencio, ¿cabe pensar que una gran mayoría en su partido asume las doctrinas nacionalistas? ¿Usted cree que Zapatero tiene un diseño de ese nuevo modelo de Estado que puede surgir con los nuevos Estatutos? -Yo creo que no, pero es que no le dan mucha importancia. Y es posible que no sea grave ahora mismo, pero sí a largo plazo. ¿Va a hacer realidad su partido el programa máximo de los nacionalistas? -Yo lo que me pregunto es por qué no se les ha exigido a los nacionalistas que sean leales con la Constitución, que les da muchas ventajas, y que si no son leales, por qué no cambiamos la ley electoral y vamos a otro escenario. Yo lo que achaco al presidente del Gobierno es que ha abierto un melón que no lleva a buen puerto, que afecta a la estructura del Estado. -No lo sé. Desde luego, este mecanismo difícilmente conduce a un Estado federal donde se niegan las desigualdades, los hechos diferenciales. Tampoco a una confederación, porque se parte de un Estado unitario. Sería realmente original, aunque aquí algunos políticos no quieren entrar en la historia, sino en el libro Guiness El diseño constitucional, sin estar cerrado, permitía federar era flexible para hacer cambios, como ha ocurrido en el sistema de financiación, para ajustar mejor las cosas. Pero una cosa es la modulación progresiva y otra abrir este melón, además sin contrapartida, porque los nacionalistas no se han comprometido a nada a cambio de esos nuevos estatutos. Siguen sin dar seguridad alguna- -salvo la de sostener un Gobierno- -de ser leales con la nueva estructura e insisten en el agravio comparativo. Y hemos llegado al extremo de que hasta los que dicen no ser na- -En países tan serios como Alemania están rectificando ahora, después de muchos años de rodaje federalista. Como diría Machado, que no era nacionalista, no está el mañana en el ayer escrito ¿Cree que cabe esperar alguna rectificación en el PSOE a esa comunión aunque sea táctica, con el nacionalismo? ¿Por qué tienen tan poca influencia en el presidente del Gobierno ese tipo de advertencias sobre la entrega a los nacionalistas que hacen Bono, Ibarra, Guerra, González o usted mismo? -Y que yo, desde luego, echo de menos. Pero sería injusto culpar a un sólo partido de que no exista ese entendimiento. Volvemos a la táctica y la estrategia. El PSOE quiere aislar al PP y el PP quiere destacar que el Gobierno está rodeado de políticos, por decirlo suavemente no fiables los nacionalistas. Desde los medios próximos a los socialistas se insiste en que el Partido Popular se queda solo y la oposición responde con la lógica del mejor solo que mal acompañado De ahí no salimos. -Pero en Alemania hay un acuerdo básico entre los dos partidos nacionales sobre los asuntos de Estado que aquí no se da. -Porque el Gobierno, mejor dicho el grupo de Rodríguez Zapatero, como dicen en baloncesto, ha tomado la posición. Si ahora hiciéramos un manifiesto o cualquier movimiento interno, ¿que diría la opinión pública más próxima al PSOE? Pues que esto es la vuelta al pasado, que estamos resentidos... se nos descalificaría con juicios de intenciones para dejarnos fuera del juego político. Es mejor decir lo que se piensa, desde luego yo lo hago, pero sin pretensiones de subvertir ningún orden establecido. en el estatuto catalán pese a que no les guste? -Yo he estado defendiendo la disciplina de voto y ahora, cuando me toca a mí sufrir las consecuencias, no me puedo volver atrás. Tampoco creo que sea positivo para el sistema, mire lo que pasa en Italia. Hay que aguantar y decir lo que cada uno piensa. ¿Es decir, que van a mantener la misma disciplina de voto que ¿Sus actuales jefes les llaman gente antigua El atentado de Barajas ha roto todo ¿Le sorprende el empeño de Zapatero en negociar con ETA? -No. Todos los jefes de Gobierno en España lo han intentado. Después de los dos muertos en Barajas, él ha mantenido cierta ambigüedad, pero ahora la vicepresidenta del Gobierno y el ministro del Interior han dejado claro que verdes las han segado -Pues no, pero el ministro y la vicepresidenta no creo que hablen a humo de pajas. Yo personalmente me pensaría mucho volver a sentarse en una mesa. Cuando cayeron las Torres Gemelas, alguna piedra también le dio a ETA y estar en la listas de organizaciones terroristas a nivel internacional no les hace nada fácil la vida a estos individuos. La batalla está ganada, aunque los resultados finales no estén a la vista. Eso es lo que quiere pensar. -No es que no haya habido debate, es que no se ha oído nada. Las únicas críticas han venido de muchos pensadores, de derechas y de izquierdas, que no están de acuerdo con esto. Yo no tengo una explicación, supon- ¿Cómo es posible que el PSOE haya aprobado el nuevo estatuto catalán sin debate interno? -Pero no Zapatero. -Hay dos formas de encarar el problema, la del PP: ahí se pudra usted y cuando quiera entregar las armas, avise. La otra es pensar que está tan cerca la entrega que conviene hacer un movimiento de aproximación para acelerar el proceso. Lo que ha ocurrido es que el Gobierno pensó que ETA quería una pista de aterrizaje para dejar las armas y la banda dedujo que Zapatero quería pactar con ellos una salida política. Y en esas condiciones no se puede seguir. Barajas ha roto todo. ¿Y si está ganada, no era mejor continuar con la labor que puso a los terroristas contra las cuerdas en vez de tenderles la mano? ¿Puede ser la clave de ese cuestionamiento de los valores de la Transición y el consenso la falta de preparación y experiencia de los nuevos gobernantes? -Esa es la clave de la distancia evidente y creciente de la clase política y el conjunto de la ciudadanía. Cada vez hay más personas que se dedican exclusivamente a la política desde que salen de la facultad o entran en el partido. Es un mal en sí mismo que se extiende a todas las formaciones y amenaza con crear no una elite política, sino una -Esa es una forma fácil de eliminar al adversario, pero hay que admitirlo: somos más viejos. Es inexorable. Vamos a ver qué es lo que queda de ellos cuando alcancen nuestra edad, sobre todo en el currículum vitae