Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 S 6 LOS SÁBADOS DE DIENTES SANOS Tratamiento de la disminución de saliva a disminución del flujo salivar se debe a una hipofunción de las glándula salivares. Esta disminución de la cantidad de saliva puede ser reversible debido a un estado de ansiedad, una infección aguda, también por deshidratación o por los efectos de medicamentos. Pero en ocasiones, pueden existir causas que originen una xerostomía, que es como se llama a la sequedad de boca permanente: así ocurre en algunas anomalías congénitas, el síndrome de Sjögren, como resultado de irradiaciones, o en el sida. Generalmente, hay más de 400 medicamentos que inducen a la hipofunción de la glándula salivar, incluidos los antidepresivos tricíclicos, los antihistamínicos, ciertos antihipertensivos. El tratamiento de la xerostomía implica el uso de sustitutos salivares, saliva artificial y estimulantes salivares. La saliva artificial para que se corresponda con su composición natural, debe tener un pH neutro y contener electrolitos (sodio, cloro, potasio, magnesio, fósforo) incluido fluor. Dentro de los estimulantes salivares, están los caramelos sin azúcar con contenido cítrico y ácido málico. Pero hay que tener cuidado con que el contenido acídico no disuelva el esmalte de los dientes. El consumo de bebidas que contienes azúcares y ácidos como es el caso de los refrescos, bebidas colas, disuelven el esmalte dental y si el pH de la saliva se mantiene ácido y además hay una disminución de la producción de saliva aunque la persona afectada no lo note hace que los iones del calcio y de fósforo contenidos en la saliva, no puedan iniciar la remineralización del esmalte dañado y en consecuencia puedan aparecer caries, así que ojo a los refrescos de cola, naranja o limón. Masticar chicle sin azúcar, en los casos de xerostomía puede ser un tratamiento preferente. Es necesario beber mucha agua: de dos a tres litros diarios. Y no se olvide de las infusiones y de los zumos naturales. L Por Luis Cabeza Ferrer Un autista también puede ser una persona de comportamiento competente, muy inteligente, con gran desarrollo en áreas limitadas, aunque tenga algunas carencias en el funcionamiento social tornos del Espectro Autista (TAE) Los Trastornos del Espectro Autista afectan al desarrollo neurológico y tienen una base gética, siendo más frecuentes en niños que en niñas. Se caracterizan por tres tipos de déficits que aparecen antes de los tres años: alteraciones de la interacción social recíproca, alteraciones de la comunicación y formas restrictivas, repetitivas y estereotipadas de comportamiento. El autismo nuclear o de Kanner y el síndrome de Aspeger, son las dos patologías más comunes dentro del TAE, señala el doctor Josep Artigas, especialista en neurología y pediatría del Hospital Parc Tauli, de Sabadell, que también forma parte del Grupo de Trabajo sobre TAE de Instituto Carlos III. En su opinión se trataría de dos polos de un continuo, que abarcaría desde los problemas más graves que presentan los niños con autismo nuclear- -que pueden presentar retraso mental severo y aislamiento casi completo del entorno, con estereo- AP Signos de alarma Aunque no todos los niños presentan los mismos síntomas y ninguno de ellos es decisivo, se ha observado que conductas comunicativas muy tempranas, como señalar para mostrar algo a un adulto, están ausentes en el desarrollo de los niños con autismo y constituyen un indicador precoz de este trastorno. Algunos de los signos de alarma a los que se debe prestar especial atención son los siguientes: -Ausencia de balbuceo a los doce meses- -Ausencia de gestos tales como señalar y mostrar cosas a los 12 meses- -Ausencia de palabras a los 16 meses- -Ausencia de frases significativas de dos o más palabras (que no sean imitativas) a los 24 meses de edad. -Pérdida de las habilidades previas adquiridas (lenguaje, balbuceo o habilidades sociales) en algún momento posterior. tipias, obsesiones y reacciones emocionales desproporcionadas- -a los que presentan los niños con síndrome de Asperger- -que tiene buena inteligencia y buen lenguaje- Aunque, no obstante, advierte que en ambos casos hay dificultades importantes para ubicarse socialmente, porque la gran dificultad para percibir el entorno social de forma adecuada ya que no pueden captar las intenciones de los demás. Esto rompe la estereotipia social de que el autista es la persona que está completamente aislada: Un autista también puede ser una persona de un alto nivel funcional, muy inteligente, con gran desarrollo en áreas limitadas, pero con grandes déficits en el funcionamiento social señala el doctor Artigas. Desde la Confederación de Austimo de España, su presidenta, María del Carmen López Revuelta, señala que los criterios que se han seguido para redactar la ley de Dependencia dejan fuera a las personas con autismo, que presentan necesidades especiales.