Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ECONOMÍA Crisis de Delphi y Airbus SÁBADO 24 s 2 s 2007 ABC La Junta de Andalucía ofrece su mediación para intentar el diálogo pero exige que el cierre cumpla la Ley española Desde el año 1993, la multinacional ha recibido al menos 25,33 millones del gobierno andaluz (Viene de la página anterior) hasta el próximo año 2010. La multinacional de componentes del automóvil ha recibido al menos 15,33 millones de euros en subvenciones de la Junta de Andalucía para apoyar distintas inversiones y a esta cantidad habría que sumar otros 10 millones de euros que el IFA pagó en 2003 por unos terrenos a Delphi y que algunos partidos políticos andaluces consideran una subvención encubierta. De la suma de ambas cifras se obtiene que Delphi ha recibido de las arcas públicas andaluzas al menos 25,33 millones de euros desde el año 1993 con el objetivo de garantizar su continuidad en una zona industrialmente deprimida como es la Bahía de Cádiz. Según ha podido saber ABC, la Junta de Andalucía estudia las posibles fórmulas para hacer valer estas subvenciones y el compromiso de la multinacional como un derecho sobre las instalaciones y evitar de esta forma que puedan ser vendidas. En este sentido irían las manifestaciones del consejero andaluz de Empleo, Antonio Fernández, quien ofreció la mediación de la Junta para buscar el diálogo, intentar un acuerdo y salvar la actividad industrial y el empleo de la factoría La situación de la multinacional, que se encuentra inmersa en un proceso de quiebra, hace que, en principio, el destino de la factoría, ya sea activa o simplemente sus terrenos e instalaciones, sea la venta y, de esta forma, hacer caja con la que pagar a los acreedores. En cualquier caso, la tensión respecto a Delphi no parece que vaya a rebajarse en las próximas fechas, dada la actitud de la multinacional de echar el cierre de un día para otro, ante lo que los trabajadores han respondido acudiendo a sus puestos de trabajo. Zarrías también se refirió a este extremo, asegurando que la Junta obligará a Delphi a cumplir escrupulosamente todos los pasos que legalmente tiene que cubrir para cerrar su fábrica, por muy internacional y por muy norteamericana que sea Merkel recibió ayer al presidente francés, Jacques Chjrac, en el aeropuerto de Meseberg, al norte de Berlín EPA Merkel y Chirac deciden repartirse el coste de la reestructuración de Airbus La prensa alemana asegura que de los 10.000 despidos mencionados por Villepin, 1.000 corresponderían a España RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. Los gobiernos francés y alemán se comprometieron ayer a un equilibrio entre ambos países en los costes y posibilidades en la reestructuración de la empresa aeronáutica Airbus, lo que incluiría miles de despidos para competir con Boeing. Esperamos que quede asegurada una equiparación entre ambos países en términos de puestos de trabajo, tecnología y competencias dijeron ayer sus líderes. En su cita bilateral en Meseberg, Angela Merkel y Jacques Chirac intentaron ofrecer una apariencia de posición común, tras de cierta confusión y contradicciones horas antes entre París y Berlín por sendas interpretaciones de posibles despidos anunciados inopinadamente por el premier De Villepin. Ayer no hubo un solo comentario sobre la opinión de éste pero Chirac dejó entrever que en los planes está previsto que el recorte de empleo sea algo mayor en Francia que en Alemania. El comunicado conjunto hecho público dice que la canciller Merkel y el presidente Chirac apoyan plenamente a Airbus en sus decisiones, en los próximos días, con el fin de incrementar su competitividad El mensaje que quisieron lanzar sería político y no empresarial, subrayó Merkel: Hemos alcanzado una posición común, y es que queremos que Alemania y Francia sigan siendo los pilares fundamentales de este proyecto Pero la canciller señaló que la reestructuración social y tecnológica debe producirse de forma equitativa. La prensa alemana adelantaba ayer que de los 10.000 despidos mencionados por Villepin, 3.700 podrían producirse en Alemania, 4.300 en Francia, 1.000 en España y otros 1.000 en el Reino Unido. El reparto tecnológico en el desarrollo del futuro A 350 es tanto o más cuestionado que los sacrificios laborales, sobre todo por Alemania. El plan Power 8 contemplaba reducir drásticamente la aportación tecnológica alemana, algo a lo que la empresa ha reaccionado de manera muy sensible. Alemania se resiste a que Francia se lleve el grueso de los nuevos proyectos por temor a quedarse atrás, según los sindicatos, en los trabajos tecnológicamente más avanzados y sofisticados para la nueva generación de aparatos. En el regateo parecen quedar soslayadas las aspiraciones españolas de un mayor porcentaje en desarrollo tecnológico, como los materiales ultralijeros que está en disposición de ofertar. Según medios económicos, el presidente de Airbus, el francés Louis Gallois, estaría reconfigurando el plan al objeto de cumplir con las demandas de los accionistas alemanes. Los dos líderes manifestaron que finalmente serían la compañía y sus accionistas los que debieran decidir el detalle de la reestructuración y Merkel sugirió que, todo este tira y afloja, formaría parte normal de cualquier negociación y que lo importante sería la competitividad frente al rival Boeing. La canciller alemana y el presidente francés quisieron demostrar que el motor político franco- alemán está intacto pese a las diferencias surgidas en cuestiones tan empresariales como la reestructuración del consorcio europeo, que entró el año pasado en pérdidas por retrasos en la planta de Toulouse que fabrica el superavión A 380. En su reunión en la nueva residencia para invitados del gobierno, el Palacio de Meseberg, al norte de Berlín, Chirac recordó que cada vez que Francia y Alemania han divergido en sus posiciones en el pasado, Europa se ha parado Relaciones intactas ¿10.000 puestos volantes? Airbus tiene preparado un plan de reconfiguración de su competitividad y reducción de costes, llamado Power 8 que los accionistas alemanes no han aceptado por el momento; se supone que incluye reducción de plantilla de hasta 10.000 trabajadores. El plan será hecho público el próximo día 9 de marzo, coincidiendo con la presentación de resultados del grupo. Las diferencias rondan también al nuevo avión mediano A 350, cuyo lugar de fabricación es objeto de tira y afloja entre franceses y alemanes, ambos respectivamente con un 22,5 decisivo en el consejo de administración de la compañía, en el que la española CASA ronda el 5 En once fábricas situadas en Francia y Alemania trabajan 40.000 de los 55.000 empleados de Airbus. Chirac se resiste a decolorar sus últimos meses en el Elíseo con noticias de despidos. En este saneamiento, dijo, EADS deberá asumir que no haya despidos forzosos ni cierre de plantas sin compensaciones