Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA SÁBADO 24 s 2 s 2007 ABC El tripartito ha dedicado 11,3 millones de euros a fomentar los Països Catalans Desde 2003, el Gobierno catalán ha concedido grandes ayudas a entidades culturales de la Comunidad Valenciana o Baleares MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Desde 2003, el Gobierno tripartito catalán ha concedido subvenciones a entidades culturales emplazadas fuera de esta comunidad autónoma por un valor de 11,3 millones de euros. Las más beneficiadas son aquéllas vinculadas con el pancatalanismo valenciano, pero también han recibido ayudas asociaciones de Aragón y Baleares, a pesar de que los gobiernos de ambas comunidades están enfrentados con la Generalitat catalana por el Archivo de la Corona de Aragón y el Institut Ramon Llull, respectivamente. La incentivación del catalanismo traspasa también la frontera francesa en forma de subvenciones a entidades de la Catalunya nord zona que ERC, principal impulsora de esas ayudas, incluye en su mapa de Països Catalans Gracias a estas ayudas, los republicanos pueden afianzar su discurso nacionalista en comunidades como la valenciana o la balear, donde en las próximas elecciones municipales presentarán más de cien listas. La mayoría de las subvenciones han sido otorgadas por consejerias de la Generalitat dirigidas por ERC, tanto en la anterior legislatura como en la actual, como es el caso de Presidencia, Universidades- -hoy desaparecida- Educación o Gobernación. sociació de Premsa Forana de Mallorca (70.000 euros) Joves de Mallorca per la llengua (70.000 euros) o Sa Xerxa de Teatre Infantil i Juvenil de les Illes (10.000 euros) entre otras. Las ayudas a Aragón se concentran principalmente en la zona de la Franja- -donde precisamente existe un litigio con Cataluña relacionado con el patrimonio de la Iglesia- Institució Cultural de la Franja de Ponent (65.000 euros) o Casal Jaume I de les Terres de Ponent (65.000 euros) son algunas de las afortunadas. En cuanto a la Catalunya Nord la Generalitat destinó subvenciones a Federació de Cors de Clavé Catalunya Nord (6.550 euros) Òmnium Cultural de la Catalunya Nord (127.666 euros) Roussillon Uno de los mejores de ejemplos de ese catalanismo interterritorial es una subvención de 12.200 euros concedida en 2004 por el entonces consejero jefe de la Generalitat, Josep Lluís Carod- Rovira (ERC) a Acció Cultural del País Valencià (ACPV) Esta entidad, presidida por Eliseu Climent, destinó ese dinero a los gastos del casal Jaume I de Fraga (Huesca) para promocionar la lengua y la cultura catalanas en la Franja de Ponent. La gran pirueta d hier er d aujourd hui (5.000 euros) o Catalunya Nord Punt Com (3.000 euros) El diputado del PP en el Parlamento catalán Rafael López criticó ayer estas millonarias subvenciones a comunidades con las que la el Gobierno catalán está enfrentado y acusó al tripartito de utilizar la lengua como arma política López destacó estas generosas ayudas al pancatalanismo, frente al descenso en inversión cultural del Gobierno de José Montilla, que ahora sólo alcanza el 0.93 del presupuesto de la Generalitat. JORDI BEDMAR Interconexión La comunidad más beneficiada durante estos cuatro años ha sido la valenciana y, más concretamente, las asociaciones vinculadas al editor Eliseu Climent, ideólogo pancatalismo y firme defensor de la unidad de la lengua, como por ejemplo Acció Cultural de País Valencià (ACPV) (2,6 millones de euros) Fundació Francesc Eiximenis (300.950 euros) Eliseu Climent editor (34.829 euros) o Fundació Ausiàs March (12.000 euros) ACPV participa anualmente en manifestaciones en favor de la independencia. Pero hay más entidades valencianas favorecidas por el Gobierno catalán, como Edicions del País Valencià, S. A. (2,3 millones) o la Institució Cívica i de Pensament Joan Fuster (1,2 millones) En la Comunidad Balear, las ayudas oficiales han ido destinadas a la As- Carod pedirá al COI la internacionalización del deporte catalán El vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod- Rovira, se entrevistará con el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Jacques Rogge, para negociar fórmulas de reconocimiento internacional del deporte catalán. Así lo anunció ayer el líder independentista durante un viaje por India, país donde se entrevisto con el padre Vicente Ferrer (en la foto) el anciano fundador de la organización que lleva su nombre. El Supremo obliga a la Generalitat catalana a indemnizar a las víctimas de dos presos fugados J. G. BARCELONA. El Tribunal Supremo confirmó ayer las condenas, en total de 138 años y medio de cárcel, impuestas a Manuel Brito y Francisco J. Picatoste por los delitos cometidos durante su fuga de la prisión de Ponent (Lérida) en 2001. Además, declaró como responsable civil subsidiaria a la Generalitat al estimar que la fuga fue planeada gracias a la laxitud en el cumplimiento de las normas de prevención y custodia En su escapada, los condenados asesinaron a un joven, violaron a su novia y dispararon a un mosso d esquadra en prácticas, que quedó paralítico. El Supremo establece que la Generalitat debe abonar a los perjudicados 2,7 millones de euros como responsable civil subsidiaria, y modifica así la sentencia que en su día dictó la Audiencia de Barcelona, que absolvió al Gobierno catalán. La fuga de Brito y Picatoste se inició el 14 de octubre de 2001, cuando el segundo, que no había regresado de un permiso, disparó contra los mossos que custodiaban a Brito durante su traslado a un hospital de Lérida, donde ingresó tras autolesionarse en un codo. Con las armas de los agentes, ambos fugados se marcharon en un coche robado e iniciaron una huida que duró 32 días. El 13 de noviembre, asaltaron a una pareja que estaba en su coche, mataron a balazos al chico y Brito violó a la chica. Según explica la sentencia, que cuenta con un voto particular discrepante, se concedió un permiso a Picatoste once días antes de ese suceso y, al no regresar, no consta que se pusiesen los hechos en conocimiento de las autoridades algo a lo que se suman las numerosas llamadas telefónicas realizadas por Brito en el que se pone en ejecución el plan de fuga. Hubo negligencia previa y en la reacción posterior al permiso concluye el TS.