Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es SÁBADO 24- -2- -2007 ABC El relevo del contingente español llega a un Afganistán en guerra y fuera de control La ofensiva talibán se extiende ya a la zona oeste, donde se encuentran unas tropas casi aisladas MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL HERAT. El nuevo relevo del contingente español en Afganistán se va a encontrar con la situación más difícil desde que España decidió en 2002 estar presente en este país asiático para ayudar a su reconstrucción. En los últimos meses, la violencia alcanza ya la zona oeste, donde se encuentran los militares españoles, concretamente en Herat y Qala- i- Naw, y la inseguridad obliga a los 690 militares desplazados a adoptar medidas de seguridad más propias de una misión de guerra que de paz, como se empeña en hacer ver el Gobierno. Hay varios elementos que reflejan esta dura situación. Por un lado, los distritos de Farah y Shindand, cercanos a Herat, donde se ubican los soldados españoles, se encuentran en estado de alerta como consecuencia del alto número de incidentes provocados por la presencia talibán y los grupos que se rebelan ante la dura campaña de erradicación del opio lanzada por el Gobierno de Kabul. Otro dato significativo es que la ciudad de Bakwa- -a escasos cien kilómetros al sur de Herat- -estuvo tomada la pasada semana durante veinticuatro horas por la insurgencia, que acudió en apoyo de los cultivadores de adormidera a los que las fuerzas de seguridad afganas habían destruido sus cosechas. El Ejército afgano tuvo que enviar a todos sus efectivos disponibles en la zona para sofocar la revuelta. Shindand- -lugar donde sufrió el último ataque el convoy español- -era hasta octubre el verdadero freno para los talibán gracias a la labor del señor de la guerra local, Amanullah Khan. Sin embargo, tras su asesinato en un atentado, el distrito ha quedado descabezado y ya no hay fuerza que frene la progresiva llegada de talibanes desde el sur. Otro factor que explica la inestabilidad en estos distritos de la provincia de Herat es su proximidad a Irán. El régimen de los ayatolás no ve con buenos ojos la presencia de tropas extranjeras en sus fronte- Sofocar revueltas Soldados españoles patrullaban el jueves en un todoterreno Humvee por la zona de Herat EFE Los españoles están solos en Badghis, ya que el gobernador decidió retirar al ejército afgano Los militares reparten escoltados la ayuda humanitaria y tienen restringidas su salidas al núcleo urbano Tras el asesinato del señor de la guerra de Shindand, no hay fuerza que frene la ofensiva talibán ras, ni siquiera del Ejército afgano, y por ello es acusado desde Kabul de alentar la inestabilidad. En Badghis- -donde España es responsable del puesto de reconstrucción provincial (PRT en sus siglas en inglés) y mantiene una inversión de diez millones de euros anuales en proyectos de desarrollo- los efectivos españoles se encuentran solos. El anterior gobernador decidió suprimir la presencia del Ejército afgano y los únicos efectivos militares son los españoles, que ya han te- nido que realizar numerosas operaciones de barrido en la zona norte para evitar la operatividad de células talibanes afines al régimen anterior. La policía local es el único apoyo en una provincia que dobla en extensión a Navarra. Este clima de tensión en Badghis ha provocado la salida de la ONG británica Ockendem Internacional. En estos momentos, sólo dos organizaciones no gubernamentales prestan su ayuda en el área. Las fuerzas españolas nunca han bajado la guardia y siempre han tomado las máximas medidas de seguridad. Cualquier salida de las bases se realiza con fuertes escoltas y en vehículos blindados. El simple transporte de ayuda humanitaria por tierra tras las inundaciones del pasado mes de noviembre, por ejemplo, movilizó a una columna de una decena de blindados y BMR para proteger a dos camiones cargados con mantas y tiendas de campaña. Los soldados tienen restringidas sus visitas a los núcleos urbanos- -a diferencia de otras misiones de paz- -y la mayoría se pasa la misión sin haber establecido contacto directo con la población local. Los cooperantes que mantiene desplazados la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) también viven bajo la permanente protección de las tropas que les dan cobertura en los diferentes proyectos que están llevando a cabo en Bagdhis. La situación empeorará en las próximas semanas, ya que la OTAN planea una contraofensiva conjunta con el Ejército afgano a la que ha bautizado Operación Newroz (año nuevo en persa) que intentará dar respuesta al esperado y temido resurgir talibán. Los focos de violencia y el mayor número de incidentes se siguen registrando en las provincias del sur- -Kandahar y Helmand, especialmente- -pero el oeste se ha convertido du-