Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL El desafío nuclear iraní s El control del OIEA VIERNES 23 s 2 s 2007 ABC Rafael L. Bardají Irán desoye a la ONU y acelera su plan nuclear, según el último informe En las conclusiones del OIEA se señala que los técnicos de la planta de Natanz han introducido hasta 66 kilos de gas de uranio en las centrifugadoras que lo convierten en uranio enriquecido ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Irán no ha suspendido sus actividades relacionadas con el enriquecimiento (de uranio) Con esas palabras, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) resumía ayer el desplante de Teherán ante la exigencia que el Consejo de Seguridad le formuló el pasado día 23 de diciembre para que paralizara sus experimentos con uranio en un plazo de 60 días. En un informe realizado en Viena por su director general, Mohamed el Baradei, el OIEA confirma que el régimen iraní no sólo ha desoído el mandato de la ONU sino que incluso ha acelerado sus actividades nucleares. El informe, de distribución reservada y al que tuvo acceso ABC, señala que los técnicos iraníes de la planta de Natanz, al sur de Teherán, han introducido hasta 66 kilos de gas de uranio en las centrifugadoras que lo convierten en uranio enriquecido. Los inspectores del OIEA han constatado un grado AFGANISTÁN GOTA A GOTA fecha de ayer y desde el inicio de las operaciones en Afganistán, allá por octubre de 2001, las tropas aliadas han sufrido 458 bajas mortales, de las cuales 276 por acciones en combate, el resto en accidentes de diverso tipo. España, como se enorgullece el actual gobierno, es el noveno contribuyente de fuerzas de la coalición internacional liderada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) Con la muerte de la soldado Idoia Rodríguez Buján, España ocupa el cuarto puesto en lo que se refiere al número de bajas. Y eso sin contar el accidente del Yak, pues entonces seríamos los segundos tras los Estados Unidos. España aporta apenas el 2 por ciento de las tropas aliadas, pero ya lleva encajado casi el 3 por ciento de sus bajas. Y esta cifra hay que entenderla en el contexto de lo que dicen nuestras autoridades, que el contingente español se encuentra en una zona relativamente tranquila. Si Canadá y el reino Unido nos superan en pérdidas humanas se explica porque sus militares han realizado misiones ofensivas en zonas de fuerte presencia talibán. Esto es, la desproporción de las bajas españolas es aún más llamativa. Mientras que los mandos de la OTAN alertaban ya en marzo pasado de la creciente conflictividad en todo Afganistán, con especial virulencia en el sur, nuestro gobierno prefirió escudarse en la naturaleza humanitaria de la misión y no atender así ni a las peticiones militares de reforzar el contingente ni a las de la Alianza de aumentar la contribución. El problema es que Afganistán no va sino a empeorar a corto plazo. Como en los 80, jihadistas del golfo e Irak vuelven a las montañas afganas para combatir a los infieles. Y el ingenio explosivo que segó la vida de nuestra soldado huele a diseño iraní como el que se emplea contra los americanos en Irak. Ser militar entraña riesgos. Por eso no valen medias tintas. Y el gobierno debe respaldarles y eso empieza por su propia seguridad. A Estudiantes iraníes participan en un acto de protesta ante la Embajada francesa en Teherán de enriquecimiento máximo del 4,2 por ciento, aún muy por debajo del 90 por ciento preciso para ser empleado en un arma nuclear. En la actualidad, Irán cuenta con dos series de 164 centrifugadoras cada una y ultima la instalación de otras dos, aunque la mayoría de las máquinas sigue en fase de pruebas. Sin embargo, el OIEA informa que Irán ya anunció que pretende llegar hasta las 3.000 centrifugadoras en mayo y pasar así de la fase de investigación a la producción a gran escala de uranio enriquecido. Si Irán lo- EPA Los incumplimientos Irán ha ignorado el mandato de la ONU para detener el enriquecimiento de uranio. El Gobierno de Teherán quiere producir uranio enriquecido a escala industrial a partir del mes de mayo. Irán ha procesado combustible atómico con una pureza del 4,2 por ciento, lejos del 90 por ciento que requiere una bomba. Si no aumenta la colaboración, el OIEA no puede garantizar el carácter pacífico del programa nuclear iraní. Producción a gran escala Blair dice que no hay plan de ataque, pero tampoco lo descarta E. J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. El primer ministro británico, Tony Blair, aseguró que no tiene conocimiento de que exista ningún plan para atacar Irán, aunque no descartó completamente que un ataque pueda producirse según se desarrollen las circunstancias. En una entrevista con la BBC, Blair salió al paso de una información en la que ésta desvelaba que EE. UU. ya ha fijado los objetivos que serían bombardeados en un ataque, e indicó que la vía diplomática es la más viable y razonable. Preguntado insistentemente, Blair no negó que el ataque sea inconcebible No puedes predecir todas las circunstancias que pueden producirse, pero sentado aquí y ahora puedo decirle que Irán no es Irak respondió al entrevistador. No hay ningún plan en marcha, hasta donde yo sé, para atacar Irán, y se está buscando una solución diplomática y política, que es la única solución que cualquiera puede pensar como viable y razonable manifestó. Blair hizo estas declaraciones antes de que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) indicara en su informe que Irán no ha cumplido con el ultimátum que se le había impuesto para clausurar su proceso de enriquecimiento de uranio. Tras el pronunciamiento del OIEA, EE. UU. señaló que Irán ha perdido una nueva oportunidad. Con la conclusión del informe queda claro que Irán no ha cumplido sus obligaciones afirmó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Gordon Johndroe, que consideró decepcionante la actitud del régimen de Teherán. Analizaremos el informe con nuestros aliados añadió. gra montar esa infraestructura y que la maquinaria funcione a pleno rendimiento, algo que aún está lejos de lograr, los científicos iraníes podrían obtener material fisible para una bomba en el plazo de un año. De momento, las instalaciones de Natanz siguen bajo supervisión de los inspectores internacionales, aunque el OIEA pide más facilidades para monitorear sus actividades. Las seis páginas del informe del OIEA insisten en que durante las dos décadas en las que Irán ocultó su programa nuclear se acumularon dudas que impiden establecer aún la auténtica naturaleza, militar o civil, del programa atómico iraní. Además, la república islámica ha fallado en facilitar las medidas de transparencia requeridas por el OIEA y que, según el informe, son esenciales para aclarar determinados aspectos del alcance y la naturaleza de su programa nuclear Una cooperación sin la cual, el OIEA no podrá dar garantías acerca del carácter exclusivamente pacífico del programa nuclear iraní. El documento del OIEA ha sido ya remitido a los miembros del Consejo de Seguridad que habrán de decidir si castigan el desafío iraní con la aplicación de sanciones económicas. ABC. es Todo sobre el desafío nuclear de Irán en abc. es internacional