Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Hacia un nuevo proceso s La presión de los presos VIERNES 23 s 2 s 2007 ABC Un ex jefe etarra sigue los pasos de De Juana para no ser entregado a España Jesús María Zabala, Esmeril fue el experto en la confección de mandos para activar bombas a distancia y coincidió con Otegi en el paso de ETA- pm a ETA- m J. PAGOLA MADRID. El etarra Jesús María Zabala Mugira, Esmeril preso en Francia desde el año 2000, ha decidido seguir el ejemplo de José Ignacio de Juana Chaos y desde el pasado 16 de febrero mantiene una huelga de hambre en protesta por su próxima extradición a España. Esmeril permanece en la cárcel de Saint Martin de Re, a la espera de que el próximo 8 de marzo acabe de cumplir la pena que le impuso la Justicia francesa por asociación de malhechores. Según informó ayer el colectivo de apoyo a los presos etarras Askatasuna, Zabala Mugira decidió emprender la huelga de hambre porque se encuentra en peligro de ser entregado a España, negándosele el derecho a vivir libremente en Euskal Herria Con esta actitud, Esmeril sigue los pasos del pistolero del comando Madrid José Ignacio de Juana Chaos, que de forma unilateral- -sin consultarlo antes a la dirección de la banda- -y de espaldas a sus compañeros- -el objetivo es solucionar su situación personal- inició su huelga de hambre que, sólo una vez avanzada, fue utilizada por ETA como medida de presión al Gobierno. La cúpula etarra teme que cunda el ejemplo y los presos emprendan una dinámica de iniciativas personales, lo que pondría en peligro la férrea disciplina que siempre ha querido imponer en el frente de makos El caso es que a lo largo de su ayuno, que supera ya los cien días, el asesino en serie De Juana ha visto cómo su condena de 12 años ha sido reducida a tres, por lo que su situación está ahora en manos del Gobierno que, a través de Instituciones Penitenciarias, podría decidir su paso al tercer grado. A Zabala la democracia española le dio dos oportunidades para abandonar el terrorismo y defender sus ideas por la vía política, y las dos rechazó. Una fue la Ley de Amnistía en 1977, que vació las cárceles de etarras y dejó en papel mojado las órdenes de busca. Después, cuando ETA- pm, a la que pertenecía entonces, decidió autodisolverse a cambio de medidas de gracia, Esmeril junto a los más duros entre los duros, conocidos como milikis optó por incorporarse a ETA- m, la actual. Le acompañó en ese trayecto, entre otros, el actual portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, que entonces llevaba el alias de El Gordo En 1982, Zabala Mugira formó parte del comando Nafarroa y participó, entre otras Tres ultras imitan al etarra Tres presos relacionados con grupos ultraderechistas recluidos en la cárcel de Segovia también han tomado el mismo camino que el etarra José Ignacio de Juana Chaos y mantienen desde el 16 de febrero una huelga de hambre. El motivo es, precisamente, protestar por la decisión del Tribunal Supremo de rebajar de doce a tres años la pena al ex miembro del comando Madrid que le deja con un pie en la calle. El subdelegado de Gobierno en Segovia, Juan Luis Gordo, comentó que se ha puesto en marcha el protocolo de seguimiento y revisión clínica sobre estos tres presos cada tres días. Han perdido algo de peso explicó, pero están bien, atendidos y monitorizados El grupo de los milikis ABC. es Más información sobre ETA- Batasuna y la política antiterrorista en abc. es acciones, en un atentado contra la Universidad de Navarra. Un año después huyó a Francia. Allí, tras ser detenido, se le prohibió residir en departamentos fronterizos con España. Al no respetar la orden, fue obligado a abandonar el país. Sin embargo, optó por pasar a la clandestinidad. En 1986 fue arrestado de nuevo y, por segunda vez, se le instó a salir de Francia. El terrorista vio favorecida su tozudez por la permisividad de las autoridades de París y se incorporó a los taldes de reserva En 1991 fue procesado en rebeldía por la justicia gala, al estar probada su pertenencia al aparato logístico En efecto, Esmeril fue uno de los expertos que tuvo ETA a finales de los ochenta y toda la década de los noventa en la confección de artilugios, como mandos a distancia, para activar los artefactos y los coches bomba. Jesús Mari Zabala Mugira, nacido en 1952 en la localidad vizcaína de Lequeitio, fue detenido en septiembre de 2000 en la localidad vascofrancesa de Bayona, en una amplia operación contra el aparato logístico de ETA, en la que también cayó el entonces máximo cabecilla de la banda, Ignacio Gracia Arregi, Iñaki de Rentería