Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 22 s 2 s 2007 Salud CIENCIAyFUTURO 87 Trasplantan en Italia órganos de una mujer infectada con VIH Tres pacientes reciben el hígado y los dos riñones s Sanidad asegura que el análisis no falló, pero, por error, en el informe se escribió negativo en el virus del sida J. VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. Dos hombres jóvenes y una mujer, felices por el buen resultado de los trasplantes de hígado y riñón, pasan momentos de angustia al descubrir que la donante, una mujer de 41 años, víctima de un accidente doméstico, era seropositiva. La cuarta persona desesperada es la bióloga, que vio la palabra reactive al VIH en el análisis de sangre pero se confundió y escribió negativo dando luz verde a los trasplantes. La ministra de Sanidad, Livia Turco, elogió al hospital clínico Careggi de Florencia por afrontar con toda rapidez y transparencia la situación. Nuestro país se ha convertido en el segundo de Europa en donaciones, precedido por España, y la calidad de las intervenciones es alta El único precedente en Italia es de 1986, cuando los análisis no eran tan fiables ni tan sistemáticos. Los dos muchachos que recibieron riñones de un seropositivo han fallecido. El hospital anunció ayer la suspensión de empleo de la bióloga, una mujer de 52 años, que nunca había cometido un error de esta envergadura y se siente desesperada. Al mismo tiempo, anunció que un equipo especial, formado por tres especialistas americanos y uno español- -el doctor Joan Miró, director del programa de HIV- -se ocuparán de seguir a los tres receptores de órganos infectados, que han comenzado ya un tratamiento con antiretrovirales. Transcurrirá un año hasta saber si se han contagiado, pero la probabilidad es muy alta. La donante, una mujer de 41 años y madre de una niña, disfrutaba de buena salud hasta que, la semana pasada, sufrió un traumatismo craneal por una caída en la cocina. Ni ella ni su familia sospechaban que fuese seropositiva, por lo que la familia autorizó el uso de sus órganos. El hígado fue trasplantado a un hombre con un tumor hepático, los riñones fueron a otro hombre y una mujer sometidos, desde hace tiempo, a diálisis por insuficiencia renal. El hospital descubrió el error cuando otra bióloga, encargada de analizar piel y tejidos óseos antes de enviarlos a los bancos de tejidos, descubrió que eran positivos al HIV y alertó urgentemente a la Organización Toscana de Trasplantes. En cuanto el hospital Careggi descubrió el error, el director sanitario acudió personalmente a explicárselo a cada uno de los tres pacientes y a pedirles disculpas. Uno de ellos, que había esperado el trasplante durante largo tiempo, estaba mucho más preocupado por el funcionamiento del nuevo órgano que por el contagio del virus y peguntó: ¿Me lo tendrán que quitar o puedo mantenerlo? El director sanitario pidió a los tres pacientes permiso para informar del problema a sus familiares, que deberán tomar medidas para evitar el contagio. Dos lo dieron inmediatamente, mientras que el tercero ha preferido esperar un poco de tiempo y decírselo personalmente a su familia. El hospital tomará entretanto, las medidas de prudencia para evitar riesgos durante las visitas. El director del hospital (izquierda) y el responsable de trasplantes de Italia anunciaron ayer el suceso AP Matesanz: Nadie puede impedir que se produzca un error humano N. R. C. MADRID. El test funcionó, la donante no tenía ningún factor de riesgo visible, pero hubo un error al transcribir los resultados. Fue un error humano que nadie puede impedir que se produzca decía ayer Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) al conocer el terrible caso italiano. En España aún no se ha producido ningún caso similar, pero sería frívolo afirmar que no podría ocurrir nada parecido Matesanz recuerda que se trata de un suceso excepcional De los 40.000 trasplantes realizados por el sistema italiano, éste es el primero, y en España, tampoco ha ocurrido nada parecido en los 62.000 realizados Los análisis son cada vez más exhaustivos. Durante el último año se ha incorporado un protocolo estricto para detectar posibles enfermedades tropicales como la malaria o el virus del Nilo ante el aumento de donantes de inmigrantes. El problema del virus del sida es el periodo ventana una etapa en la que los análisis no detectan la infección en el organismo. A las familias se les pregunta si el donante incurría en prácticas de riesgo, pero no es una información fiable. Si se trasplanta el órgano de un seropositivo ya no hay marcha atrás. Quitar el órgano no reduce el riesgo ¿Me puedo quedar el órgano? Riesgo muy elevado Los tres trasplantes se realizaron hace una semana. La donante era una madre de familia que no tenía conductas visibles de riesgo de VIH. El hospital descubrió el error al analizar posteriormente algunos de los tejidos conservados de la donante. El riesgo de transmisión en los receptores de los órganos es muy elevado, pero no seguro según el hospital. Los pacientes reciben ya tratamiento anti VIH. Los tres receptores son vigilados por un equipo especial de seguimiento y reciben antirretrovirales Más información: http: www. ao- careggi. toscana. it