Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 22 s 2 s 2007 ECONOMÍAsMOTOR Ángel Carchenilla 45 Las motocicletas superan en 2006 el récord histórico de matriculaciones La autorización a los conductores de coches para pilotar motocicletas de hasta 125 c. c. ha impulsado notablemente el volumen de ventas hasta los 260.000 vehículos FRANCISCO DEL BRÍO MADRID. La industria de la motocicleta en España atraviesa por un momento dulce, según se desprende de los resultados del sector, que fueron presentados recientemente por el presidente de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) Jorge Lasheras. Han sido casi 260.000 motocicletas matriculadas (258.355) y 130.642 ciclomotores durante 2006, que representa un crecimiento del 25,6 y 13,1 respectivamente en relación a 2005 y que, en el caso de las motocicletas, supone además batir por tercer año consecutivo los mejores registros de la historia en el sector. Para llegar a esta situación fue necesario que legalmente se autorizara a los poseedores de carné de conducir automóviles a pilotar también motos de 125 c. c. En este sentido Jorge Lasheras afirmó: Los ciudadanos que se han decidido a aprovechar la facilidad de conducir las motocicletas ligeras, limitadas a 125 c. c. y 15 caballos de potencia, con su carné de coche, han encontrado en estos pequeños vehículos de dos ruedas la herramienta ideal para huir de los atascos y encontrar aparcamiento Esta situación y el auge de las motos de gran cilindrada ha sido el detonante del éxito del sector. Sin embargo, no todo son buenas noticias, porque el Ministerio de Interior, siguiendo algunas recomendaciones de la Unión Europea, proyecta retrasar hasta los 16 años la edad mínima para obtener el permiso para conducir un ciclomotor, que ahora se alcanza a los 14 años. Si se lleva a cabo esta medida, las repercusiones para el mercado del ciclomotor, según Anesdor, supondrían una caída de las ventas entre el 30 y el 40 lo que afectaría especialmente a la industria nacional, que precisamente en este segmento de los ciclomotores viene acumulando constantes pérdidas en la producción. En 2006 se fabricaron 82.930 unidades frente a las 126.717 unidades de 2005, lo que supone un descenso del 19,4 En este contexto, Lasheras afirmó que una caída tan drás- PASITO A PASITO uenas noticias. Las expectativas sobre la economía española en general y sobre el mercado del automóvil en particular siguen gozando, hoy por hoy, de un razonable dinamismo. A esta conclusión llegamos un grupo de informadores del sector, después de una animada sobremesa con José Manuel Machado, presidente de Ford España. El baño o, mejor dicho, pequeño chapuzón de optimismo, o como quieran llamarlo, comenzó con un repaso a una Bolsa que no sólo no pierde fuerza sino que se ha colocado a la cabeza de los mercados europeos por rentabilidad. Además, de la mano de la contención del precio del petróleo, la inflación está situada en el 2,4 el nivel más bajo desde marzo de 2004 y el índice de empleo nos coloca en uno de los mejores momentos de la historia. También están los datos de crecimiento del PIB del pasado año, que confirman el buen comportamiento de nuestra economía. Por último, y según un estudio realizado por el Banco de Crédito al Consumo Cetelem, a un 15 de la población española le gustaría adquirir un automóvil nuevo este año. Esto, unido al potencial de compra que representan los inmigrantes, hace pensar a Machado que el ejercicio de 2007 no sólo será bueno sino que superará de forma significativa el de 2006. Visto así, y teniendo en cuenta el importante crecimiento de la demanda interna de los últimos años, es evidente que un número importante de usuarios estaría dispuesto a cambiar su viejo automóvil sin pensarlo (y es que el 30 de los vehículos que circulan en nuestro país tiene una antigüedad superior a los diez años) si no fuera por las subidas de los tipos de interés y el encarecimiento de las hipotecas. Con todo, y según el estudio conjunto realizado por Faconauto y la financiera Financar, uno de cada cuatro hogares planea adquirir un coche antes de que finalice 2009, aunque para ello tengan que estar una media de seis años para pagar el vehículo nuevo y casi cinco años y medio en el caso de que sea uno de ocasión. La realidad es que el consumo final de las familias sigue creciendo y aumenta de forma notable. B El pasado año se vendieron en España 258.355 motocicletas y 130.642 ciclomotores tica de este segmento por la subida de la edad de conducción tendrá un efecto multiplicador de consecuencias negativas que afectaría al tejido productivo español, por tratarse de un vehículo con fuerte implantación de producción en España, además de incidir en la industria auxiliar. Las razones para pasar de los 14 a los 16 años la edad mínima para conducir un ciclomotor se han cimentado en el incremento de víctimas en accidentes con este tipo de vehículos, pero según Lasheras, para luchar contra esta situación no es preciso aumentar la edad de conducción. El presidente de la patronal de las motos culpó de la alta accidentalidad y el exceso real de víctimas a que se permita el pasajero en los ciclomotores. Si quitáramos el pasajero, reduciríamos la accidentalidad más del doble que si cambiáramos la edad afirmó Lasheras. En cualquier caso, el factor determinante para la industria nacional del sector ha sido el incremento de matriculaciones de motocicletas para uso DE SAN BERNARDO urbano y las cifras apoyan esta realidad. Entre un 48 y un 49 de las 260.000 unidades vendidas el pasado año pueden considerarse motocicletas urbanas y son especialmente las de 125 c. c. las que han aportado más unidades. Pero en este segmento se han levantado críticas relacionadas con la seguridad vial, que fueron contestadas por el presidente de Anesdor. Rechazo el hecho de que el incremento de accidentes en 125 c. c. se deba a que los conductores con carné de turismos no tengan experiencia en la moto. La tipología de estos conductores de moto- -argumentó Lasheras- -es radicalmente distinta a la de otras personas que conducen este vehículo: tienen más edad, conocen los problemas del tráfico, son más prudentes y causan menos accidentes Respecto al futuro inmediato de la industria de las dos ruedas, Lasheras manifestó que el reposicionamiento español se articula en la política de la globalización de compras para reducir costes y añadió que el peligro para la industria motociclista española procede de Extremo Oriente y China, porque sus bajos costes son el competidor a batir. Sin embargo, con Europa del Este no hay competencia añadió.